Análisis
pes

ANÁLISIS | eFootball PES 2021 Season Update: nada nuevo bajo el sol

Konami se toma un año sabático para prepararse para la nueva generación y nos da una simple actualización para uno de los mejores juegos de fútbol del mercado

Ya pasaron 25 años de la primera edición de la saga de juegos de fútbol que conocimos como Winning Eleven en su momento pero que hoy por hoy se presenta bajo el ala de Pro Evolution Soccer (PES). Sin dudas fue una revolución en el género y se metió en el corazón de la patria futbolera como ningún otro título lo volvió a hacer, sobre todo en sudamérica. Quizás fue el primer juego que realmente entendió qué significa el fútbol para nosotros y cómo lo vivimos; hubo un amor a primera vista con el público latinoamericano y la saga de Konami que se forjó en juegos como International Superstar Soccer Deluxe pero que luego creció a niveles insospechados con Winning Eleven 4 en PS1 y Winning Eleven 10 en PS2 (el cual probablemente siga siendo el mejor juego de fútbol de todos los tiempos). Ese cariño por PES sufrió un golpe bastante grande a mediados de la generación de PS3 y 360 y el deterioro se acentuó a comienzos de la actual generación que comienza a despedirse. FIFA había copado el mercado con un soporte online muy robusto y con un modo como Ultimate Team que se convirtió en la gallina de los huevos de oro de EA. Pero en los últimos años, la historia comenzó a darse vuelta.

eFootball PES 2021 SEASON UPDATE - OFFICIAL LAUNCH TRAILER

A fuerza de mucho trabajo, de escuchar a la comunidad y de concentrarse en mejorar su jugabilidad y sacarle el mayor jugo posible al FOX Engine, Konami se propuso lograr la mejor experiencia posible dentro de la cancha; y definitivamente lo logró. eFootball PES 2020 representó el pico más alto de la saga desde su época en PS2 y, si bien sigue estando detrás de FIFA en materia de modos, presentación e infraestructura, la experiencia a la hora de tener el control en las manos se volvió superlativa. Animaciones geniales de todo tipo y siempre variadas al punto de ver una nueva horas después de haber comenzado a jugarlo, pases inteligentes, un ritmo de juego más pausado pero más auténtico, físicas que intentan simular lo impreciso del deporte mismo, arqueros más capaces y una experiencia general que resultaba accesible, divertida y realista a la vez.

El juego de Konami también había pegado un gran salto a nivel visual con un sistema de iluminación cada vez más espectacular, con campos de juego genialmente simulados, tribunas bastante coloridas (aunque este es un aspecto en el que tanto FIFA como PES siguen flaqueando), caras de jugadores fotorealistas y una calidad gráfica general sumamente destacable. Lamentablemente todo lo que tenía que ver con menúes, interfaz, banda sonora, comentarios, presentación televisiva, repeticiones, tiempos de carga y otros elementos por fuera del campo de juego, seguían dejando mucho que desear y en ese aspecto nunca pudieron dar vuelta la historia.

image.png

¿Pero por qué estoy hablando tanto del título del año anterior en la review de PES 2021? Bueno, porque es prácticamente el mismo juego. Por supuesto que hay una explicación lógica a todo esto y es que Konami decidió tomarse un año casi sabático para preparar la edición del año que viene en la que utilizarán por primera vez al Unreal Engine. Tener un juego de fútbol en el motor por excelencia de la industria es un motivo bastante importante como para ilusionarse. La última vez que cambiaron de motor, sin embargo, todo fue un desastre. Los primeros títulos con el FOX Engine fueron los peores en los 25 años de historia de esta saga y le costó mucho recuperar la confianza de los usuarios. Esperemos que Konami haya aprendido de sus errores y en 2021 tengamos un PES que aproveche todas las bondades del Unreal Engine y de la próxima generación.

Por lo tanto lo que tenemos este año es simplemente una “actualización de temporada”. ¿En qué consiste este nuevo formato para PES? En actualizar las plantillas, las camisetas y los jugadores que tienen licenciados (junto con su apariencia física) pero sin modificar sustancialmente la experiencia de juego. Este año no hay un nuevo sistema de colisiones, de disparo o mecánicas novedosas que hasta los más veteranos tengan que aprender. Al mismo tiempo no hay muchas mejoras a nivel visual; se sigue viendo tan bien como antes y siendo un juego bastante atractivo. Pero así como no arregla aquello que no estaba roto, lamentablemente todo aquello que no hacía bien PES 2020, tampoco lo corrige el juego de este año.

image.png

Quizás para el ojo más entrenado sí haya algunos pequeños retoques en materia de jugabilidad; la inteligencia artificial cuando jugamos contra la CPU parece ser un poco más astuta y los partidos se vuelven más exigentes, también diría que defender se ha vuelto un poco más difícil y dejar espacios abiertos puede ser fatal, hasta se podría decir que los pases tuvieron algún que otro ajuste. Pero si no lo analizamos con un microscopio, es prácticamente igual la experiencia de juego; algo que no está mal ya que PES 2020 había llegado a un nivel altísimo. Por suerte siento que sí mejoraron el netcode y la experiencia online al jugar con otras personas; me resultó más fácil que el año pasado encontrar partidas y la estabilidad de conexión fue bastante adecuada. Por lo general me emparejó con jugadores de mi misma región y cada partida fue jugado sin problemas… salvo el hecho de que me llenaron de goles en cada encuentro, pero eso tiene que ver con mi poca habilidad y no con una falla del juego.

Sin embargo, nada de esto es gratis. PES 2021 tiene un costo, reducido pero costo al fin, de 30 dólares. En los papeles es un precio accesible y si venís de unos años de no probar el juego de fútbol de Konami, es una opción ideal para aprovechar. Si sos de los más fieles de la saga, por el contrario, te vas a encontrar gastando bastante dinero por un cambio de plantillas que podrías hacer manualmente y por nuevas camisetas que podrías tener con un cambio del famoso “option file”. Incluso podés gastar bastante más si es que comprás alguna de las ediciones especiales de equipos que te traen jugadores icónicos para MyClub o hasta clubes enteros.

image.png

MyClub continúa siendo la apuesta fuerte de Konami pero sigue sin hacerle sombra a Ultimate Team. Por un lado nos da muy buenas recompensas ni bien empezamos a jugarlo, lo que nos permite tener un equipo bastante bueno de entrada. Eso puede ser una buena noticia para la gente que no quiere grindear para tener buenos jugadores, pero al mismo tiempo nos quita un poco de motivación para volver una y otra vez a este modo. Por otro lado, la decisión de vender una edición especial de ciertos equipos desbalancea bastante las acciones de una forma en la que más de uno acusará al juego de ser literalmente una especie de “pay to win”. Pero el peor aspecto de MyClub tiene que ver con que no tiene buenos objetivos para perseguir más allá de jugar contra otros seres humanos; no se le puede cambiar la dificultad a los partidos con la CPU, las copas creadas son todas iguales, no hay un sistema de progresión con recompensas, desafíos para armar equipos, entre otras ausencias… realmente es un modo que se siente bastante limitado y que se supone debería ser uno de los pilares de la experiencia PES.

El resto de los modos se mantiene igual que en la edición anterior, incluida una Master League que había tenido un gran lavado de cara con una experiencia más interactiva y con la participación este año de técnicos históricos como Pep Guardiola. Una buena noticia es la inclusión de todo el contenido de la Euro 2020 que se iba a jugar este año pero que finalmente no terminó sucediendo por la pandemia. En cuanto a licencias ha perdido algunas como la de Inter y Milan pero por suerte hace ya muchos años Konami permite tanto en PS4 como en PC (no así en Xbox One) cambiar el archivo de opciones (conocido como “option file”) de una manera muy sencilla y así tener todas las camisetas, ligas, nombres de equipos y logos licenciados. Ni hablar que la edición de PC puede ser modeada hasta el hartazgo creando una experiencia muy superior a la original con cambios en la presentación y en la interfaz.

image.png

El debate se abre con la decisión que tomó Konami este año. Por un lado, optaron por un modelo de negocio que venimos pidiendo hace bastante: actualizaciones anuales de plantilla y mejoras leves en lugar de un juego a precio completo con cambios mentirosos que no terminan de conformar a todo el mundo. Por el otro, una vez que nos topamos con el mismo juego del año pasado, nos damos cuenta que probablemente con eso no alcance y que habría que buscar un tercer modelo que sea todavía más apropiado. Quizás el cambio definitivo a un juego tipo plataforma y free to play que vaya evolucionando con el tiempo sea una avenida que Konami se anime a explorar.

El resultado del experimento de este año va a variar de acuerdo a tu historial con la saga; como ya dije si no venías jugándola, vas a aprovechar un tremendo juego de fútbol a un precio reducido, pero si ya tenías el del año anterior no sé cuán bien va a estar invertido tu dinero. Sea como sea, hay algo que no cambia: PES, dentro de la cancha, sigue siendo el mejor juego de fútbol de la actualidad. Esperemos que en la próxima generación nos de una experiencia aún mejor.

Embed

EFOOTBALL PES 2021

15/09/2020 (PC, PS4, XBOX ONE)
7.5

Dejá tu comentario