Análisis

ANÁLISIS | Mr. DRILLER DrillLand: los clásicos no mueren

Namco nos trae el remaster de Mr. DRILLER DrillLand, un juego que marcó una época y que encuentra un segundo aire en PC y Nintendo Switch.

Allá lejos y hace tiempo, Mr. Driller supo ser una serie ultra reconocida, portadora además de un montón de elementos propios de la cultura nipona que le sabían aportar un carisma y estilo realmente único. Si tenemos que definirlo de alguna manera, sería apropiado decir que la “época de oro” de Mr. Driller se ubica entre el primero y, justamente, Mr. DRILLER DrillLand, originalmente publicado en 2002 en GameCube que, por otra parte, ni siquiera fue localizado fuera de Japón.

Mr. DRILLER DrillLand – Launch Trailer

Pero esto cambia con el remaster de Mr. DRILLER DrillLand que llegó hace unos días tanto para Nintendo Switch como para PC: más allá de la lógica disponibilidad para un público más masivo y renovado, el título se encuentra íntegramente localizado en todo lo que son textos del menú y subtítulos, manteniendo por completo las voces en japonés. Además de esto, sus gráficos vectoriales no sólo fueron reescalados sino que también recibieron un tratamiento de belleza, dando lugar a una experiencia visualmente pegadiza y encantadora, evocando la sensación de estar jugando con caramelos masticables.

Mr. DRILLER DrillLand nos presenta al famoso excavador Susumu Hori -el hijo de Dig Dug- y además un repertorio de cinco personajes extra -entre ellos, Puchi, el perro inteligente es mi favorito- que presentan ligeras diferencias a la hora de jugar. La historia que nos cuenta es bien sencilla, pero arranca muy arriba gracias a la canción principal de Mr. Driller que oficia como introducción, que está a la altura de las mejores intros de los animé más populares. DrillLand es, básicamente, una suerte de parque temático construido bajo tierra, donde nunca queda bien en claro si es que los excavadores van a divertirse o… A trabajar gratis. Cada sector del parque explora diversos temas como la ciencia ficción, la fantasía y el terror, por ejemplo.

image.png
El estilo visual de Mr. DRILLER Drill Land es encantador.

El estilo visual de Mr. DRILLER Drill Land es encantador.

Así, nuestros héroes se enfrentan en la historia principal a una serie de niveles que partiendo desde sus temáticas presentan reglas específicas que alteran la mecánica básica y principal: excavar. Mr. DRILLER DrillLand se ubica en el género de puzzles, donde nuestro objetivo es excavar una cantidad de metros determinada según el nivel. El chiste es que el suelo está dividido en bloques de colores, y mientras excavamos y descendemos, provocamos el colapso de los bloques y formas que nos rodean. La idea es perforar y evitar ser aplastados por los bloques que caen, mientras buscamos la forma de hacer que los colores coincidan para hacer desaparecer partes enteras del mapa, mientras recuperamos oxígeno con los tanques para no morir en el intento.

A simple vista, lo que nos plantea es sencillo, pero cuanto más jugamos Mr. DRILLER DrillLand descubrimos que es muchísimo más profundo que lo que aparenta, en especial si consideramos las reglas principales de cada sector de este parque de diversiones que se presentan en forma de obstáculos y bloques especiales que no sólo contienen elementos como power ups, sino también otros que nos perjudican. Es una experiencia netamente cerebral pero que a su vez, por la cadencia que alcanzan las partidas, podría ser percibido incluso como un intenso juego de acción. Por otra parte, gracias a la estructura que tiene, resulta perfecto en la consola híbrida de Nintendo, porque es perfecto para jugar de a pequeños sorbos cuando estamos fuera de casa. De igual modo, Mr. DRILLER DrillLand es súper absorbente: entre la jugabilidad que engancha, la parte visual y la música estupenda que presenta, nos puede albergar durante horas incontables sin que nos demos cuenta.

image.png
Las distintas temáticas que abordan los niveles está muy bien planteada.

Las distintas temáticas que abordan los niveles está muy bien planteada.

Más allá del modo principal, Mr. DRILLER DrillLand se puede disfrutar además hasta por cuatro jugadores al unísono, en dos modos competitivos que plantean por un lado, una carrera de 500 metros de profundidad en un circuito dividido y por el otro, una competencia donde los participantes batallan en una misma pantalla por puntos y medallas. Cualquiera sea la modalidad elegida, siempre será offline: por lo visto hasta el momento, esta remake no utiliza las funciones online de la consola. De todas maneras, no las necesita. Aunque parezca que ofrece poco, hay mucho para disfrutar de Mr. DRILLER DrillLand. Se trata de una propuesta por demás entretenida, placentera y que demuestra que cuando un juego está bien diseñado, no importa el tiempo que pase: siempre funciona.

Embed

MR. DRILLER DRILLLAND

25/06/2020 (NINTENDO SWITCH, PC)
8.5

Jugué Mr. DRILLER DrillLand en Nintendo Switch durante 12 horas. Siempre en modo portátil. El código fue provisto por la distribuidora.

Dejá tu comentario