Análisis

Los Mejores Juegos de Celular (4 de 4)

La última entrega de nuestra recopilación de análisis de fichines para celulares incluye a Device 6, Blackbar, The Room, y el que no podía faltar, Plants vs. Zombies 2.
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

<p><em><strong>La secci&oacute;n de juegos para smartphone y tablet de Revista Loaded incluye varios juegos de primera l&iacute;nea que quiz&aacute;s te hayan pasado desapercibidos. Por eso preparamos este especial que recopila varios de nuestros favoritos.</strong></em></p> <p><strong>PARTE 1</strong>:&nbsp;<a href=\"../../notas/3246/los-mejores-juegos-de-celular-(1-de-4).html\" target=\"_blank\">Monument Valley, Dungelot, Star Wars: Tiny Death Star</a><br /><strong>PARTE 2</strong>:&nbsp;<a href=\"../../notas/3247/los-mejores-juegos-de-celular-(2-de-4).html\" target=\"_blank\">Threes!, Avengers Alliance, Strata</a><br /><strong>PARTE 3</strong>:&nbsp;<a href=\"../../notas/3248/los-mejores-juegos-de-celular-(3-de-4).html\" target=\"_blank\">Ridiculous Fishing, Republique, The Collectables</a><br /><strong>PARTE 4</strong>:&nbsp;<a href=\"../../notas/3249/los-mejores-juegos-de-celular-(4-de-4).html\" target=\"_blank\">Plants vs. Zombies 2, Blackbar, The Room, Device 6</a></p> <p><img src=\"../../images/notes/note_3249/normal/celulares%204%201.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <h1>Plants vs. Zombies 2: It\'s About Time (iOS / Android)</h1> <p>Tras un t&iacute;tulo original que tom&oacute; por asalto todas las plataformas de la mano de su adictiva jugabilidad y su magn&iacute;fico dise&ntilde;o de arte, Plants vs Zombies regresa con su esperad&iacute;sima secuela.</p> <p>A diferencia del juego original, Plants vs Zombies: It\'s About Time es un juego gratuito, lo que significa que en lugar de comprarlo, podemos desembolsar peque&ntilde;as cantidades en forma de micro-transacciones que nos permiten acelerar nuestro progreso en el juego, accediendo instant&aacute;neamente a una mayor variedad de plantas, monedas para activar power-ups, y la posibilidad de viajar de manera anticipada a todas las locaciones disponibles.</p> <p>El juego incorpora la misma jugabilidad de tower defense que el original, dividiendo la pantalla en diferentes l&iacute;neas a trav&eacute;s de las cuales los zombis invaden nuestro jard&iacute;n de derecha a izquierda, mientras que nosotros los mantenemos a raya plantando diferentes plantas dotadas de todo tipo de ataques. La tem&aacute;tica de esta secuela est&aacute; dada, como su nombre lo indica, por los viajes en el tiempo. El desquiciado Crazy Dave ha perdido su taco, y para recuperarlo, nos embarca en un viaje a trav&eacute;s de diferentes &eacute;pocas, llev&aacute;ndonos a visitar el Antiguo Egipto, los Mares Piratas, y el Viejo Oeste. Cada una de estas locaciones cuenta con una cantidad determinada de escenarios, incorporando variantes en la jugabilidad y zombis tem&aacute;ticos, como las momias-zombi del Antiguo Egipto, zombis-piratas que intentan abordar nuestro barco en los Mares Piratas, y zombis pistoleros y mineros del Viejo Oeste.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_3249/normal/celulares%204%202.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>El dise&ntilde;o de arte y el nivel de detalle han sido mejorados a&uacute;n m&aacute;s respecto del original, y la jugabilidad sigue siendo magn&iacute;fica, incorporando, adem&aacute;s de los nuevos zombis, nuevas plantas &ndash;como el Bonk-Choy, una lechuga boxeadora-, power-ups que nos permiten atacar a los zombis en forma directa, y nutrientes para las plantas, que les proporcionan un ataque especial durante un corto lapso. A su vez, se incorporan estrellas -que adquirimos cumpliendo cada escenario bajo condiciones m&aacute;s desafiantes-, y llaves coleccionables para acceder a las diferentes &eacute;pocas.</p> <p>Pese a todas estas bondades, el juego no es perfecto. El concepto detr&aacute;s del mismo, pese a seguir siendo efectivo, perdi&oacute; frescura, y la adici&oacute;n del modelo free-to-play molesta con su incesante ruego por nuestro dinero, siendo muy sencillo &ndash;de hecho, me sucedi&oacute; mil veces-, en el calor del combate, activar sin querer la omnipresente tienda en l&iacute;nea cuando se pretend&iacute;a recoger un \"solcito\" o una moneda.</p> <p>Aunque hay que reconocer que PvZ: It\'s About Time es un t&iacute;tulo enormemente divertido, tambi&eacute;n debe se&ntilde;alarse que en su conversi&oacute;n al modelo &ldquo;free-to-play&rdquo; ha perdido parte de su alma. Y aunque es probable que a la inmensa mayor&iacute;a de los jugadores casuales este detalle les pase inadvertido, un gamer de pura cepa como yo, en cambio, hubiera pagado gustoso su par de d&oacute;lares si eso significaba mantener a PvZ fuera de las garras de EA y de sus molestas microtransacciones.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_3249/normal/celulares%204%203.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <h1>BLACKBAR (iOS / Android)</h1> <p>El desaf&iacute;o actual pareciera ser c&oacute;mo conseguir que los juegos para dispositivos m&oacute;viles se parezcan cada vez m&aacute;s a los de las consolas port&aacute;tiles. Algunos fracasan estrepitosamente en el intento, otros logran algo bastante similar y luego compa&ntilde;&iacute;as como Rockstar directamente portean sus GTA para que puedan ser jugado en tel&eacute;fonos donde apenas si caben dos de nuestros dedos en la pantalla. Blackbar, sin embargo, es un desaf&iacute;o diferente que no busca ponerse a prueba a s&iacute; mismo si no a nosotros, constantemente.</p> <p>Poni&eacute;ndonos en las yemas de los dedos de una joven reci&eacute;n mudada a la gran ciudad en un pa&iacute;s estrictamente regido por un r&eacute;gimen totalitarista, nuestro deber es trabajar en el departamento de comunicaciones, debemos leer la correspondencia de todo el mundo, identificando l&eacute;xico o mensajes que no infrinjan las leyes impuestas. El argumento es as&iacute; de simple, pero como siempre la trama se complica.</p> <p>La mec&aacute;nica del juego no ser&aacute; censurar esas cartas, sino lograr superar la censura en las nuestras. Todas las peripecias de nuestro personaje y el contexto del mundo donde vivimos, lo aprenderemos a trav&eacute;s de la correspondencia que le enviamos a nuestra mejor amiga en nuestra ciudad natal. Lamentablemente, como somos j&oacute;venes e inexpertas, solemos infringir las mismas normas que debemos corregir, por lo que los censores aplican una barra negra de censura sobre ciertos t&eacute;rminos, que nosotros como jugadores, debemos reconocer y reproducir. No hay fotos, no hay audio, no hay cinem&aacute;ticas. Solo cl&aacute;sicas cartas en blanco y negro que cobran un poco de vida remarcando nuestro &eacute;xito con un amarillo &ldquo;resaltador&rdquo;, cuando resolvemos los acertijos textuales.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_3249/normal/celulares%204%205.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>La belleza de Blackbar pasa enteramente por las incre&iacute;bles cartas que debemos desentra&ntilde;ar. C&oacute;mo con textos de tan pocos caracteres nos vemos envueltos y totalmente sumergidos en un universo que parece ser una fracci&oacute;n de la novela 1984 de George Orwell, donde nuestro personaje comienza a revelarse contra el r&eacute;gimen impuesto y como los mismos golpistas hacen uso de un morboso placer a la hora de perseguirnos.</p> <p>Los puzzles son realmente desafiantes - sobre todo porque el juego est&aacute; &uacute;nicamente en ingl&eacute;s - pero todas las pistas pueden ser encontradas volviendo a cartas anteriores y no siempre hay una sola manera de completar las palabras censuradas, ya que el juego avala distintos t&eacute;rminos que ser&aacute;n asociados m&aacute;s a nuestra personalidad, lo que tambi&eacute;n nos dar&aacute; distintos finales. Uno de los mejores juegos que experiment&eacute; este a&ntilde;o y no s&oacute;lo en celulares.</p> <p><strong>PUNTAJE: 9</strong><br /><em>(Analizado por Mariano Rizza)</em></p> <p><em><img src=\"../../images/notes/note_3249/normal/celulares%204%2010.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></em></p> <h1>THE ROOM (iOS / Android)</h1> <p>Las premisas al momento de desarrollar un juego para dispositivos m&oacute;viles no son las mismas que alcanzan a las consolas port&aacute;tiles. Si bien un peque&ntilde;o n&uacute;mero de jugadores seguramente utilice su tel&eacute;fono o tableta para jugar de manera constante, la gran mayor&iacute;a de los usuarios destinan pocos minutos diarios acorde a las circunstancias en que se encuentren.</p> <p>Teniendo en cuenta este concepto, The Room es una opci&oacute;n doblemente recomendable. En primer lugar, su mec&aacute;nica es tan accesible como entretenida, y consiste en resolver acertijos de considerable dificultad con la finalidad de desenmara&ntilde;ar todos los secretos ocultos en cada uno de los objetos presentados. En segundo lugar, el desarrollo pausado y correlativo de los misterios resulta apto para partidas breves a cualquier hora y en cualquier lugar.</p> <p>Haciendo gala de un dise&ntilde;o minimalista y de un acompa&ntilde;amiento sonoro que se adapta a la perfecci&oacute;n, The Room nos envolver&aacute; en su halo de misterio y nos impedir&aacute; escapar (si es que alguna vez lo logramos) de su opresiva propuesta.</p> <p>Una de los aspectos m&aacute;s destacables del t&iacute;tulo es que tras salir de la aplicaci&oacute;n, nuestra mente seguir&aacute; intentando resolver los enigmas, generando un agradable sentimiento de complicidad entre juego y jugadores, logrando que a&uacute;n mientras no estemos jugando intentemos dar con las soluciones a los problemas.</p> <p>The Room es due&ntilde;o de una dificultad elevada; mientras que algunos puzzles pueden resolverse apelando simplemente a la observaci&oacute;n, otros requerir&aacute;n un minucioso trabajo de prueba y error y los m&aacute;s complejos apelar&aacute;n a toda nuestra pericia y atenci&oacute;n. Cada uno de los cuatro cap&iacute;tulos puede ser resuelto en cuesti&oacute;n de minutos pero &ndash;cr&eacute;anme- esto dif&iacute;cilmente vaya a suceder.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_3249/normal/celulares%204%209.jpeg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Quiz&aacute;s el &uacute;nico aspecto negativo de The Room radique en su control t&aacute;ctil, que por momentos se torna inc&oacute;modo, principalmente cuando debemos hacer zoom sobre determinados objetos. De todos modos, esto no afecta mayormente el disfrute de un fich&iacute;n que en ocasiones nos har&aacute; maldecir y por momentos nos har&aacute; creer que somos la reencarnaci&oacute;n de Sherlock Holmes.</p> <p>The Room es una alternativa interesant&iacute;sima para quienes deseen exprimir sus capacidades anal&iacute;ticas y que &ndash;costando poco m&aacute;s de 5 pesos- se convierte en casi una obligaci&oacute;n para los aficionados a los juegos m&oacute;viles.</p> <p><strong>PUNTAJE: 9</strong><br /><em>(Analizado por V&iacute;ctor Gueller)</em></p> <p><em><img src=\"../../images/notes/note_3249/normal/celulares%204%207.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></em></p> <h1>DEVICE 6 (iOS)</h1> <p>Los juegos en dispositivos m&oacute;viles &ndash;en este caso iPhone o iPad- lejos est&aacute;n de ser algo para tomar a la ligera. Existen exponentes que no s&oacute;lo indican que el acto de jugar en estos aparatos es posible, sino que tambi&eacute;n son el terreno apropiado para el surgimiento de nuevas ideas, que brillan por s&iacute; mismas tanto por su propuesta como tambi&eacute;n por entender como pocos las bondades y limitaciones de la plataforma en la que son concebidas; Device 6 es el ejemplo perfecto.</p> <p>Si tuvi&eacute;semos que ponernos quisquillosos con esto de las etiquetas, la primera impresi&oacute;n ser&iacute;a la de situar a este juego dentro del g&eacute;nero de la aventura; sin embargo, luego de haberlo jugado, se siente m&aacute;s como una novela corta en cap&iacute;tulos con un nivel de interacci&oacute;n tan sutil como el estilo art&iacute;stico que engalana cada uno de los seis episodios. El relato nos invita a tomar el papel de Anna: una mujer que despierta en una habitaci&oacute;n de hu&eacute;spedes, semi inconsciente, sin saber c&oacute;mo lleg&oacute; all&iacute; ni por qu&eacute;. Esta misteriosa edificaci&oacute;n es uno de los seis episodios que Anna debe atravesar con el fin de salir del misterioso lugar en el que se encuentra.</p> <p>El acierto m&aacute;s importante de Device 6 es su simpleza: como dec&iacute;a en el p&aacute;rrafo anterior, esta es una aventura que se siente como una novela principalmente porque carece de gr&aacute;ficos, al menos, en su manera ortodoxa: el relato est&aacute; basado &iacute;ntegramente en textos con distintos formatos, l&iacute;neas y esquemas que nos indican hacia qu&eacute; direcci&oacute;n debemos deslizar la pantalla como si en realidad estuvi&eacute;semos recorriendo las instalaciones de cada nivel. La narrativa se torna much&iacute;simo m&aacute;s clim&aacute;tica gracias a los acertados efectos sonoros y los distintos &ldquo;troqueles&rdquo; que nos dejan ver detr&aacute;s del fondo im&aacute;genes que acompa&ntilde;an una descripci&oacute;n o bien son puntos de interacci&oacute;n para resolver un puzzle determinado: porque Device 6 es una aventura con rompecabezas que nos har&aacute;n poner a trabajar la sesera. La elaboraci&oacute;n de los mismos es realmente excepcional.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_3249/normal/celulares%204%208.png\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>La tarea realizada en el t&aacute;ndem sonido &ndash; texto es tan brillante que estoy seguro de poder detallar con precisi&oacute;n cada uno de los ambientes y entornos al aire libre que visit&eacute; jug&aacute;ndolo. Pero no s&oacute;lo en cuanto a la descripci&oacute;n hablamos de pericia: la historia que cuenta atrapa y engancha al jugador. Eso s&iacute;: deben saber que de momento, s&oacute;lo est&aacute; disponible en ingl&eacute;s, lo cual para algunos puede ser un problema. Si no es el caso, Device 6 es una experiencia magn&iacute;fica que cualquier usuario iPhone o iPad no debe dejar pasar.</p> <p><strong>PUNTAJE: 9</strong><br /><em>(Analizado por Jerem&iacute;as Curci)</em></p>