Análisis

Análisis: Teenage Mutant Ninja Turtles

Desde el día de su anunció, la nueva película de las Tortugas Ninja causó una conmoción tan fuerte que alzó en armas a toda Internet. Pero, ahora bien, ¿de qué nos quejábamos?
Avatar de Mariano Rizza

Por: Mariano Rizza

La pelicula producida por Michael Bay (Transformes, Armageddon) y dirigida por Jonathan Liebesman (Wrath of the Titans, Battle Los Angeles) sufrio un sinfin de cambios hasta el dia de su lanzamiento, lo que por el lado positivo significa que se escucho a los fans todo el tiempo, ya que estos lograron cambiar hasta el nombre del film. Sin embargo, aun hay detalles que continuaban ofuscando a los niños de los noventa y la realidad es que eran todos completamente infundados, por lo cual antes de comenzar con el analisis de la pelicula, me gustaria ponernos en contexto para asi poder apreciar el escrutinio final de manera mas objetiva.
 

La pelicula de Liebesman/Bay nunca intento ser una remake o relanzamiento del dibujo animado de los años 80/90, la cual nos fanatizo a todos logrando que la marca explotara y haciendonos comprar videojuegos, figuras de accion, fibras Sylvapen y hasta muerde cordones. Sin embargo, y al margen de que la serie de dibujos animados poco tenia que ver con el comic original, las Tortugas estan reinsertadas en el mercado desde la decada pasada con una mas que exitosa serie de dibujos animados de Nickelodeon, quienes reimaginaron a los protagonistas sin tocar el origen de los mismos. La pelicula que se estrena en el pais este jueves 14/08 esta basada en esta ultima instancia de la serie, por lo que todo cambio que afecte al recuerdo de los fans crecidos, ya fue visto y aprobado por dos generaciones de consumidores antes de llegar a las salas mundiales.

Yendo al film en concreto, Teenage Mutant Ninja Turtles plantea seguir el rumbo de Transformers, instalandose como una saga moderna que busca nutrirse de la nostalgia solo en el primer movimiento y luego subsistir a base de fans nuevos. Por ende, al ser la primera de muchas, es claro que deba pasar por el tedioso momento de contar los origenes de los protagonistas, el cual aunque no lo crean esta mucho mas cerca al original de lo que podrian pensar. Las tortugas que todos amamos fueron un Frankenstein de sus multiples encarnaciones y este caso no es distinto, pero son apenas unos tornillos los que agregaron con respecto al comic.

 Lo que si difiere es el angulo narrativo. Este nuevo film bien podria llamarse “Las desventuras de April O’Neil” ya que es el personaje de Megan Fox quien dirige la batuta, anclando la cronologia de los anfibios artistas marciales, tanto en el pasado como en el presente. La aparicion de las Tortugas, el enfrentamiento contra The Foot Clan y la resolucion del conflicto, sucede alrededor de una trabajo de investigacion de la joven reportera, quien esta activamente involucrada en las motivaciones tanto de los heroes como de los antagonistas, transformandola en la principal protagonista y no tan solo en una herramienta de pivote narrativo.

El resto de los personajes se desarrollan alrededor de este personaje de mujer fuerte contradictoriamente caida en desgracia por el estigma de la damisela en peligro. El cast de reparto como Will Arnell o Whoopi Goldberg no cumplen otro rol que el de alivio comico, pero las propias tortugas si consiguen un brillo propio a pesar de no estar en primer plano. Siendo interpretadas por un grupo de actores, dotadas de voz por otros dos pares y dobladas de manera espantosa finalmente para la audiencia habla hispana, el peor miedo del fanatico aun asi no se cumple. Las cuatro Tortugas Ninjas son definitivamente nuestros Miguel Ángel, Leonardo, Donatello y Rafael, como siempre los quisimos y siempre los vamos a querer. La discusion de si el diseño de las mismas es bueno o no es completamente subjetiva, pero en esencia, su personalidad, su manera de expresarse, su rol dentro de la pelicula y del equipo estan representados al pie de la letra y es realmente un alivio notar esto. Lamentablemente todo se derrumba a su alrededor, literal y figurativamente.



El peor pecado del largometraje es ser espantosamente aburrida como pelicula en si. Por mas que los actores mencionados hasta el momento cumplan satisfactoriamente su trabajo, la falta de objetivo, villanos creibles o direccion alguna, hace que estemos todo el tiempo pisando sobre arena mojada. Por el lado de los chicos malos tenemos a destructor, el cual nunca muestra su rostro ni sus intenciones y es a su vez asistido por William Fichtner, solo por dinero, el mas obvio de todos los males. Juntos controlan el Foot Clan, quien tiene sumergido a la ciudad de Nueva York en una ola de panico, pero su objetivo final es el de… someter a Nueva York a una ola de panico. Inclusive antes de llegar a la develacion del plan malevolo, los malos ya iban ganando y aun asi se entregan, solo para que la pelicula tenga sentido. Este mal sucede en varias peliculas, como por ejemplo Indiana Jones y la paradoja del Arca, pero el problema aca es la forma patetica en que los enemigos se entregan. Todos los dispositivos maestros tienen un boton de cancelacion rotulado, ninguno utiliza la fuerza letal por mas que estan armados hasta los dientes, contando con una armadura hecha de cuchillas inclusive y, finalmente, se encargan de narrar uno a uno sus pasos, a medida que lo estan haciendo, creando un loop infinito de repeticion, quitandole no solo ritmo a las escenas, sino que tratando a la audiencia de estupida en el proceso.


Lo unico que puede salvar a esta altura a esta nave que cae en picada, es la sana accion sin sentido que todo el mundo espera de una pelicula de ciencia-ficcion/artes marciales y aca es donde las Tortugas cumplen de nuevo. La accion no solo esta bien filmada, sino que las coreografias de peleas estan milimetricamente calculadas para que el uso de la camara lenta no parezca un abuso, sino una manera de resaltar la belleza de los modelos y de la accion, la cual tambien nos bendice siendo clara y colorida y no como un bollo de papel metalico como en las anteriores produccion del señor Bay. 


Finalmente, este vaiven de encuentros y desencuentros, termina con un sabor desabrido por la corta duracion de la pelicula, la cual nos salva de no aburrirnos no por ser buena, sino por ser escasa. Sumado a esto, en varios momentos tenemos la sensacion de que el film es corto por una atrevido proceso de edicion, ya que es evidente la falta de escenas prometidas por los trailers y las imagenes promocionales, a menos que dichos momentos hayan sido dejados de lado para la proxima entrega ya anunciada.

En resumen, Teenage Mutan Ninja Turtles tiene todos los ingredientes para ser una buena pelicula, pero no tiene la menor idea como aprovechar ninguno. La felicidad de ver respetados a los personajes de nuestra infancia se disuelve rapidamente al ver que no estan haciendo nada entretenidos con ellos. Hay mas intencion de mostrar a los logos de los auspiciantes que a los anfibios en accion y esto hace que sus esporadicas apariciones no se sostengan o resulten inverosimiles al planteo de la historia. TMNT termina decepcionando como era previsto, pero no por lo que pensabamos que lo haria. Los elementos estan, solo falta animarse a usarlos. Mientras tanto, nos vemos en la innecesaria secuela.

PUNTAJE: 4