Análisis

[Análisis] House of Cards: Segunda temporada

¿Te gustó la primera temporada de House of Cards? Enterate si la segunda está a la altura en este análisis de Leandro.
Avatar de Leandro Dias

Por: Leandro Dias

La gente a cargo de House of Cards, la serie estrella de Netflix, no la tenia facil. Tras una primera temporada sin fisuras debian mantener el ritmo trepidante y seguir sorprendiendo a los espectadores. Tarea nada sencilla si se tiene en cuenta que se trata de una serie politica con un ritmo propio de un policial o de un intenso drama. En otras palabras, intente bajar un poco las expectativas antes de comenzar la nueva travesia de Frank Underwood.

Claro que no pude mantener esa postura por mucho tiempo. Ya en el primer capitulo, y casi de la nada, se produce un suceso sorprendente. Una patada al tablero, un giro de 180 grados que nadie veia venir: la muerte de uno de los personajes principales, al mejor estilo Game of Thrones. Inesperado, violento, pero al mismo tiempo terriblemente excitante. Este suceso permitio una redistribucion argumental fantastica, cuyas repercusiones solamente fueron exploradas de forma leve hasta el momento, y que prometen explotar de forma definitiva en la tercera tanda de capitulos.

Pero entonces aparecia otro problema: mantener la calidad del impactante primer capitulo durante toda una temporada. Es cierto que habian varias posibilidades. Sin ir mas lejos, debia explorarse por completo el nuevo rol de Frank como vicepresidente. Y, salvo en un par de episodios de transicion, lo lograron con creces. Este es quiza el mayor acierto de la temporada, y que consiste en mantener a los espectadores prendidos frente al televisor –o al dispositivo que utilicen para ver Netflix– como si estuviesen hipnotizados.

En lo que se refiere a la historia principal, los guionistas decidieron desarrollar  a fondo la relacion entre Frank y el presidente de los Estados Unidos. Relacion bastante complicada, teniendo en cuenta que de por medio estaba ni mas ni menos que Raymond Tusk, un magnate capaz de jugar el mismo juego que Underwood, y que al mismo tiempo contaba con la confianza del presidente. A esto se le agrego la turbulenta situacion en Asia entre Japon y China, con todos los inconvenientes que a nivel diplomatico y economico genera en los Estados Unidos. Afortunadamente estas cuestiones fueron tratadas en detalle, y con un grado de realismo que no deja de sorprender.

Un parrafo aparte merecen los personajes secundarios, y que dieron lugar a algunos de los mejores momentos de la temporada. En el caso de Claire, se produce una revelacion personal fortisima, y que hace las veces de puntapie para el desarrollo de ramificaciones politicas. Resulto mas bienvenido este acercamiento a la esposa del protagonista, que por momentos terminaba siendo un tanto distante en las historias previas.

En el caso de Doug, se decidio insistir en su vinculo con Rachel, la jovencita involucrada en la muerte de Peter Russo durante la primera temporada. Esto podria parecer un tanto redundante, pero los escritores se las arreglaron para ofrecer un tratamiento paciente y dar un golpe de efecto sobre el final. Algo similar sucedio con la sucesora de Frank en el Congreso, y su relacion cada vez mas intima con Remy Danton.

Antes de pasar a las conclusiones, debemos resaltar el desarrollo de las cuestiones de ciberterrorismo. Si bien no fue demasiado profundo el abordaje, pudo mostrarse una faceta bastante sensible en Estados Unidos, y que se combino con algunas cuestiones sobre delitos informaticos mas que interesantes. A su vez, y a partir de algunos indicios del ultimo episodio, es probable que el proximo año vuelvan a presentarse situaciones de este estilo.

En definitiva, la segunda temporada de House of Cards es una pequeña maravilla. Con valores de produccion altisimos, actuaciones soberbias y un guion a prueba de balas, ya estamos en presencia de un verdadero peso pesado de la television. Habra que ver como sigue la cosa tras el tremendo desenlace, y si logran atarse algunos cabos sueltos que quedaron rondando por ahi. Lo bueno de todo esto es que se encendieron varias mechas capaces de hacer explotar grandes conflictos, por lo que es probable que el proximo año sigamos igual de enganchados.

Puntaje de la segunda temporada: 9.5

Comentarios