Tetris 99
Análisis

Análisis | Tetris 99 (NS)

¿Y ahora qué? ¿Un Battle Royale con Tetris? Sí, y es buenísimo.

Avatar de Jeremias Curci

Por: Jeremias Curci

Si están visitando este sitio y leyendo estas líneas, es altamente probable que hayan tenido contacto en algún momento de sus vidas con Tetris. Desde los cacharritos plásticos de 9999 juegos en uno (todos partiendo de Tetris) a los más afortunados poseedores de la vieja Game Boy, pasando por las nuevas iteraciones del clásico para celulares o la mítica máquina del salón de arcades. Tetris siempre vuelve por más y se muestra inoxidable, porque sus mecánicas son tan perfectas que funcionan, sin importar las capas que pongas en el medio.

En la última Nintendo Direct pasó casi desapercibido: Tetris 99 es la nueva locura de Nintendo y Arika a la que se puede acceder totalmente gratis si tienen una Nintendo Switch, y que podrán jugar efectivamente si están suscriptos al servicio online, ya que como habrán de suponer, se trata de un Battle Royale en el que nos enfrentamos a otros 98 jugadores. No les miento al decirles que salí corriendo a bajarlo de inmediato, pues Tetris es uno de los juegos que signaron parte de mi infancia, y la idea de poder competir en tiempo real con otros jugadores era todo lo que siempre quise experimentar. Me encontré con algo mejor que eso.

Pero vayamos por partes. Tetris 99 sigue los preceptos del clásico: seguimos acomodando tetrominós a medida que van cayendo, tratando de mantener el tablero ya sea limpio u ordenado. Las mecánicas básicas de rotar las piezas, t-spins y demás trucos también forman parte del corolario tetromínico que debemos dominar y prestar atención más que nunca, porque ya no jugamos sólo para hacer un buen puntaje, sino que nuestra tarea es atacar al resto de los jugadores y naturalmente, defendernos.

No hace falta aclarar que PUBG y Tetris son juegos de géneros diametralmente opuestos, pero resulta increíble cómo en la práctica, Tetris 99 nos hace pensar casi como si estuviésemos en el campo de batalla. Porque cuando empezamos a jugar, lo hacemos junto con otras 98 pantallitas alrededor de la nuestra, donde vemos exactamente qué hace el resto de los jugadores y sobre quién dirigen sus ataques. Un sutil sistema de líneas empieza a unir nuestra pantalla con la de quienes nos atacan y viceversa, y nos hace adoptar medidas extremas que de otra manera ni se nos ocurriría implementar.

Tetris 99 emplea las reglas básicas del Tetris versus, en el sentido de que empieza a mandarle bloques a los rivales cuando limpiamos dos líneas o más. Mejor todavía si encajamos un tetris, combos o los difíciles t-spins. Con el stick izquierdo podemos elegir el objetivo al cual le irán todas las piezas que limpiamos y si logramos taparle el tablero, nos apuntaremos un knockout. Esto es en esencia lo que se conoce como una maniobra ofensiva en Tetris 99. Del otro lado, cuando recibimos piezas del resto, éstas se van acumulando a la izquierda de la pantalla. Tenemos un tiempo para empezar a limpiar líneas y frenar el ataque, para luego terminar de neutralizarlo por completo: he aquí la maniobra defensiva.

A primera vista, Tetris 99 puede ser demasiado.

Por fortuna, estas maniobras manuales pueden esperar a las instancias más apretadas de la partida, cuando empiezan a quedar menos de 50 jugadores, ya que el juego implementa un sistema inteligente que mediante el stick derecho nos deja adoptar distintas posturas de juego, enviando ataques a: quienes nos atacan, a los que más knockouts suman (sí, el Tetris 99 te manda al frente con esto), los que tienen medallas o alto nivel, o aleatorio. Este agregado es fundamental, ya que nos permite controlar el ritmo de las partidas en automático mientras observamos nuestro tablero y el del resto, viendo quiénes son los mejores jugadores y adoptando estrategias acorde.

Con todos estos sistemas en funcionamiento, Tetris 99 se siente como un Battle Royale genuino. Si jugamos clavando un tetris atrás de otro, rápidamente vamos a llamar la atención de los rivales: en más de una ocasión fui atacado por más jugadores de los que podía defenderme. De ahí que, al igual que en Fortnite o PUBG, por ahí conviene pasar desapercibido durante las primeras instancias. Si todo esto les parece mucho para asimilar de entrada, déjenme decirles que no se equivocan: Tetris 99 puede abrumar de entrada. Más allá de la familiaridad de jugar Tetris, el título de Arika no nos explica absolutamente ninguna de sus mecánicas nuevas en función del Battle Royale.

Esto me llevó, por ejemplo, a buscar en foros y threads de Reddit para entender cómo funcionan algunos de sus elementos fundamentales, y eso no está nada bien. Tetris 99 nos recibe con una pantalla de opciones, la posibilidad de empezar una partida y no mucho más. Pero cuando empezamos a tomar un poco más de confianza, se abre un mundo nuevo, que es el que transcurre en las fases finales de cada partida. No voy a mentirles: todavía no tuve mi “Victoria Royale” en Tetris 99. Para mi sorpresa, descubrí que hay auténticos prodigios por ahí dando vuelta que secretamente practicaban en sus teléfonos, esperando una oportunidad como esta.

Tetris 99 siempre nos avisa cuando se viene un ataque.

Pero el no haber ganado no me impide ver el potencial de todo esto: la música clásica de Tetris con toques electrónicos empieza a acelerar su marcha, mientras que el tiempo para repeler los ataques se acorta. Necesitamos pensar con mucha ligereza, mantener los reflejos intactos y sobre todo, frialdad. Si este fuese un “shooter”, diría que los “círculos finales” son de lo más espectacular y apasionante que vio el género hasta el momento. Una búsqueda rápida en Twitter ofrece un pantallazo esclarecedor: momentos increíbles a nivel competitivo, con gente que tiene una habilidad inusitada.

No sé si es el nacimiento de un nuevo esport, de hecho, ni siquiera sabemos de los planes que tienen Arika y Nintendo con este hit sorpresivo. Algunos data miners aseguran que se vienen por lo menos tres nuevos modos de juego, pero eso no contesta del todo la pregunta. Tetris a nivel competitivo nunca tuvo tanto sentido como ahora, y la apertura en una consola tan popular hizo que aparezcan nuevos jugadores en escena, con habilidades que pondrían en ridículo al mismísimo Ninja. ¿Vería un torneo de Tetris 99? Claro que sí. Por lo pronto, estamos ante un Tetris que logra reinventarse una vez más y que, misteriosa alquimia mediante, logra sintetizar en sus adentros el funcionamiento del género de moda. No vas a parar de jugarlo.

En esta nota
  • tetris 99