Análisis

Análisis | Oxygen not Included es un triunfo del Early Access

Klei nos manda al espacio con un puñado de tuercas y nos pide sobrevivir como podamos; ¡y es muy divertido! Descubrí las profundidades de Oxygen Not Included con nuestro análisis del juego

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Análisis | Oxygen not Included es un triunfo del Early Access

Análisis | Oxygen not Included es un triunfo del Early Access

Klei Entertainment puede darse el lujo de lanzar todos sus juegos en Early Access y mantenerlos así por mucho tiempo hasta que, finalmente, salen a la cancha en su versión final; y eso se debe a que Klei es uno de los pocos desarrolladores que muestra mucho contenido desde el minuto cero en cada una de sus producciones, manteniendo además un ritmo de actualizaciones estable y cuantioso que se ha ganado el respeto de sus seguidores. No sólo eso, también sus juegos gozan de ese pequeño giro de tuerca que los vuelve especiales, únicos en su estilo. Oxygen Not Included, su más reciente llegada a Versión Completa, puede dar cuenta de ello.

Lo que tenemos aquí es un juego de construcción de base y administración de recursos; muy en la vena de RimWorld y Dwarf Fortress, pero reemplazando la vista cenital clásica de aquellos títulos por una perspectiva de plataformero 2D. Nuestros Duplicants—clones humanos—son enviados a conquistar mundos lejanos; pero en lugar de aparecen en la superficie, terminan surgiendo en las entrañas del planetoide que intentaban habitar. De aquí en más es una carrera por la supervivencia mediante la obtención de recursos, la construcción de instalaciones, la administración de nuestros Duplicants y la investigación para nuevas tecnologías. No parece gran cosa a simple vista, considerando que hoy en día muchos juegos intentan abarcar los elementos ya mencionados, pero Oxigen Not Included alcanza un nivel de profundidad digno de los mejores títulos del género.

Y todo empieza con estos tres miserables (y adorables)

Primero, sin embargo, está el impacto audiovisual. Una vez más, Klei se luce con una estética bellísima, rememorando un poco el caricaturismo de Don’t Starve pero dejando de lado sus tintes Victorianos Góticos para entrar a un diseño más Flash Gordon. Nuestros Duplicants son adorables personitas que gozan de un gran abanico de expresiones y movimientos, bastando sólo una mirada para saber si se sienten bien o si algo los está perturbando. Logran generar una considerable cuota de empatía en el jugador, por lo que queremos mantenerlos felices tanto como podamos.

El resto del escenario alrededor de nuestra base inicial constará mayormente de capas de distintos materiales, desde simple tierra hasta metales preciosos. Excavar túneles nos permitirá expandir nuestro hogar y obtener materia prima para construir mobiliario que hará de la vida de nuestros protagonistas algo más agradable: camas para descansar, baños para hacer sus necesidades, generadores y baterías para generar y almacenar electricidad respectivamente, y toda una colección de cachivaches para asentarnos en estos terrenos tan peligrosos.

No hay privacidad en esta base, che... ¿Tenés papel?

Por supuesto que no será tan sencillo. Un par de elementos vendrá a complicarnos la vida, abriendo las puertas a las verdaderas profundidades del juego: obtener comida siempre será una necesidad, en especial cuando el número de Duplicants aumenta; pero los verdaderos enemigos serán invisibles a los ojos: el oxígeno, la temperatura y las bacterias.

Oxigen Not Included simula el desplazamiento de gases a lo largo y ancho de nuestra base. Un práctico filtro nos permitirá visualizar el total de aire respirable en nuestro espacio habitable, indicando además la presencia de otros gases menos amigables. Los Duplicants respiran oxígeno y emanan dióxido de carbono, el cual tiene su propio peso y se va a ir acumulando con el tiempo. En un primer momento podremos valernos de un mineral especial que genera oxígeno de forma constante, pero tendrá un uso limitado. Será necesario planificar y construir sistemas de renovación de oxígeno a largo plazo: primero con simples Oxigenadores y depósitos de Algas que absorben el dióxido de carbono; pero más adelante habrá que investigar y construir complejos sistemas de purificación para evitar que nuestros Duplicants se asfixien.

¡Aire! ¡Aireee!

Esto se logra mediante la utilización de sistemas de tubería para aire y para líquidos, porque el agua y otros fluidos especiales también tendrán que ser manipulados para mantener una reserva de substancias útiles. El nivel de simulación de estos elementos es notable, lo que nos incita a pensar con cuidado a la hora de colocar una letrina demasiado cerca de una fuente de agua pura, o descuidarnos y mandar a nuestros Duplicants a excavar en un túnel saturado de dióxido de carbono.

Las bacterias son otro problema. Otro de los prácticos filtros del juego mostrará la concentración de bacterias en todo el mapa. Una proliferación de las mismas terminará en enfermedades que afectarán a nuestros pobres mártires, comprometiendo la calidad y velocidad de sus labores o, directamente, de sus vidas. Una buena higienización de nuestra base es esencial, desde la colocación de lavamanos en la cercanía de los baños hasta órdenes directas para que nuestros Duplicants vayan a limpiar muebles, aparatos y pasillos.

Este juego no es apto para germofóbicos

Si acaso hacía falta otro problema, la temperatura llama a la puerta. Nuestros Duplicants pueden sufrir con fríos y calores extremos, por lo que es necesario tener en cuenta la temperatura de la base y qué la está causando; desde el calor de la maquinaria pesada hasta los fríos de algunos biomas específicos. Es posible fabricar y diseñar sistemas de calefacción y refrigeración, en especial mediante el movimiento de gases a través de tubos cuidadosamente trazados en las paredes.

Los Duplicants también pueden sufrir estrés, que en principio no parece gran cosa… hasta que un Duplicant enojado empieza a destruir la maquinaria a su paso. Existen varias formas de relajar a nuestros esforzados trabajadores, por ejemplo llevándolos a una mesa de masajes, haciéndoles apreciar obras de arte, decorando apropiadamente la base o sencillamente dándole algunas horas más de descanso.

Admirar arte o jugar jueguitos, ¡todo sirve!

Con el paso del tiempo y suficientes investigaciones, obtendremos la capacidad de alcanzar la superficie del planetoide y descubrir que hay mucho más por explorar en el vacío cósmico. ¡Es hora de construir cohetes! Toda esta etapa de juego avanzado requiere de una enorme cantidad de materiales, organización y diseño, pero la posibilidad de analizar asteroides distantes para luego enviar a uno de nuestros Duplicants en su propio cohete para extraer sus recursos genera satisfacción a otro nivel.

Habiendo dicho todo esto, comprenderán que uno de los pocos inconvenientes del juego es ser tan profundo en sus mecánicas. Oxigen Not Included resulta verdaderamente intimidante en un principio. El juego posee montones de ventanas con información y opciones de visualización que pueden resultar abrumadoras. En nuestras primeras partidas nos sentiremos muy temerosos de meter la pata y diseñar mal nuestra base. Es necesario perder ese miedo y comprender que vamos a equivocarnos muchísimo, pero que también eso es parte integral de la diversión del juego: es la idea de aprender con la experiencia y no cometer los mismos errores en la próxima partida, avanzando cada vez un poquito más. Y es muy difícil no caer cautivos del gran encanto de un producto que se ve bien y nos desafía de principio a fin, permitiendo además modificar muchas de sus opciones de dificultad para ajustarlas a nuestras necesidades; como Klei ya lo había hecho en Don’t Starve y sus escenarios personalizados.

Nada más vean ese esquema de tuberías. ¿Intimidante? Para nada...

Oxygen Not Included es una verdadera joya en el catálogo de Klei Entertainment, que una vez más se encargó de darle al término “Early Access” una buena capa de prestigio con un nuevo juego, que supo aprovechar ese período para mejorar, crecer y expandirse en todas las direcciones necesarias. Si buscaban un Dwarf Fortress al estilo Klei, no lo duden, que nuestros adorables Duplicants están listos para sufrir para nuestra diversión. En este espacio todos nos van a escuchar pasarla bien.

Jugué Oxygen Not Included durante aproximadamente 10 horas a lo largo de toda su campaña Early Access, regresando en cada actualización importante para verificar el nuevo contenido.

En esta nota
  • oxygen not included

Comentarios