Análisis

Análisis | Forza Horizon 4: LEGO Speed Champions (PC, XONE)

Una de las sorpresas de la E3 2019 arranca con mucho empuje pero se queda sin nafta al vislumbrar la meta en el horizonte.
 

Avatar de Jeremias Curci

Por: Jeremias Curci

Análisis | Forza Horizon 4: LEGO Speed Champions (PC, XONE)

Análisis | Forza Horizon 4: LEGO Speed Champions (PC, XONE)

Al menos en un primer momento, Forza Horizon 4: LEGO Speed Champions nos recibe de brazos abiertos con una cálido abrazo en forma de una trepidante introducción. Combinando secuencias y tomas espectaculares con momentos de jugabilidad donde probamos cada uno de los vehículos nuevos -construidos en ladrillos todos ellos- con los pases de comedia característicos de la serie, nos da la impresión de que estamos ante una completa reinvención.

El mapa se nos muestra construido íntegramente con bloques, mientras que las zonas de juego reemplazan casas, edificios y animales, por ejemplo, por sus contrapartidas hechas en ladrillitos. Diablos, si hasta la premisa principal es juntar bloques para poder armarnos nuestra propia casa. A esta altura -a la hora y pico de juego- ya estamos casi rendidos a sus pies y nos olvidamos por completo del estupendo DLC de Forza Horizon 3 inspirado en Hot Wheels. Pero dicen que escoba nueva barre bien.

Y hay algo de cierto en el dicho popular: nos encontramos con una buena cantidad de eventos nuevos cuyo principal objetivo es juntar los dichosos bloques para empezar a darle forma a nuestra vivienda como también coleccionar los 3 (SI, TRES) vehículos nuevos -Mini Cooper, Ferrari y McLaren Senna. Muy poco, comparado con los 10 vehículos exclusivos de Hot Wheels. Al menos, en esta oportunidad es muy sencillo llevar registro de cómo va nuestro progreso, puesto que uno de los menús nuevos consiste en un enorme Excel con onda y colores para ver cuánto nos falta para cada meta.

Pero la propuesta de juego sigue siendo básicamente la misma. No hay cambios ni subversión en las reglas de Forza Horizon 4 en este DLC. No hay ideas arriesgadas ni tampoco elementos que se comparen a esos rulos imposibles que nos daban vértigo en la otra digresión juguetera de la ya consagrada saga de conducción. Nos encontramos entonces con una suerte de skin con altos valores de producción que se queda corto en ambición, ya que rápidamente nos vamos a olvidar de los hermosos autos LEGO para utilizar los viejos y conocidos bólidos de siempre como para poder ganar. 

Se agradece sobremanera el nuevo contenido, porque Forza Horizon 4 siempre divierte, además de que luce y se juega como los dioses. Pero la experiencia no aporta ningún aliciente que justifique ponerle una moneda encima. Eso sí: si tienen Game Pass, podrán encontrar por acá una simpática oportunidad de volver a surcar las bellas rutas británicas de Playground Games con un par de horas extra para disfrutar. 

En esta nota
  • lego speed champions

Comentarios