Análisis | Football Manager 2020 avanza tranquilo, sin competencia
Análisis

Análisis | Football Manager 2020 avanza tranquilo, sin competencia

La más reciente versión del FIFA de oficinista mantiene la vara alta, mientras abre el juego para incluir aún más jugadores.

Avatar del

Por: Tomás García

A esta altura queda claro que el FIFA o PES son para todos y cualquiera, pero los verdaderos enfermos del fútbol, cuando quieren tomarse vacaciones, se internan directo en el Football Manager. Para todos esos inadaptados les tenemos muy buenas noticias, la versión 2020 es la mejor hasta la fecha. Porque mientras que los juegos antes mencionados, que hacen gala de preciosos gráficos sobre motores pesadísimo —el PES usa el mismo que MGSV—, tienen solo cambios de chapa y pintura por año, el FM de Sports Interactive, es un juego mucho más clínico. Busca los cambios finos e imperceptibles que cada año acercan la experiencia más y más a la simulación perfecta.

FM 2020 incluye dos novedades que apuntan integrar a los nuevos jugadores, y darle más herramientas a los de siempre.

Este año muchas de las mejoras de Football Manager no son para los inadaptados, sino para todos aquellos que no se animan a dar el salto a la perdición. Porque Sports Interactive quiere convertirlos a todos. En el pasado, era normal tener que lanzarse a las fauces de los tiburones sin escalas, pero hoy es diferente. La versión 2020 está repleta de tutoriales que discuten en detalle, y en muchos casos, línea por línea, la información en pantalla. Sobre lo que hace cada menú y cómo afecta al juego en general. Si toda esta información estuviera en un mismo lugar sería del tamaño de una biblia. Pero como está diseñado ahora, permite ir aprendiendo paso a paso, detallando cada una de las características y cómo usarlas al ingresar a cada menú. Esto a duras penas permite evitar una saturación de información, porque lo más probable es que el principiante deba revisitar la bibliografía un par de veces más antes de que quede claro.

También ayudan a los recién llegados un nuevo aspecto que este año cambia la ecuación. Visión de Club, nos permite tener una relación a más profunda y clara con la comisión directiva, para ver y analizar los objetivos a corto y largo plazo. Ni bien arrancamos una campaña ya estamos en plena reunión hablando de objetivos y qué tipo de juego se va a buscar desarrollar. Y como es Football Manager, las temáticas pueden ser minuciosas, como si ser un club semillero y fortalecer las inferiores o buscar comprar talento joven para potenciarlo y luego venderlo. Esta nueva interfaz —porque así de completa es la featurepermite tener un ojo en el futuro, dándole mayor énfasis a la planificación del equipo en los próximos años, lo que además de facilitar nuestra visión hacia las próximas temporadas, suma muchísimo en realismo. Pero principalmente, les permite a los nuevos jugadores, tener una idea más clara de cómo llegar al late game con un mismo club y dejar su sello.

La Visión del Club nos permite tener una idea de los objetivos del club, intentar cambiarlos y planificar a futuro.

Las redes sociales vuelven este año para inyectar un poco de debate, con los hinchas opinando sobre cada una de tus decisiones y especulando sobre las que no tomaste. Sin dudas es un aspecto real del trabajo, pero uno de los menos relevantes —también, muy real—, porque no tiene un efecto directo en lo que hacemos. Aún así, agregaron una buena variedad a las reacciones y es una divertida distracción entre fin de semana y fin de semana.

Nuestro rol dentro del equipo también es mucho más fácil de determinar, pudiendo elegir de forma muy minuciosa y on the fly de qué actividades queremos ser responsables, y cuáles pasar a los asistentes. Lo bueno de esto, es que de la forma que fue implementado esta vez, podemos en cualquier momento y forma orgánica, tomar control de una situación que habíamos dejado en manos de otro. Es decir que podemos empezar haciendo solo la formación, y a medida que ganamos confianza, ir sumando más tareas. Eso sí, no basta con mandar un memo y que alguien lo agarre. Siempre es más que recomendado elegir al asistente adecuado para cada labor.

Este año, cada esquina de la pantalla tiene información clave fácil de leer y entender.

En el pasado, una técnica infalible era tomar una táctica que dé resultados, y apegarse a ella a rajatabla, como el más pragmático técnico fundamentalista. Pero esta vez es diferente. Hay tanta información en cada esquina de la pantalla que es muy difícil ser especulativo. Si nos ponemos a elegir una nueva táctica, nos puede marcar los esquemas que mejor se adapta a los jugadores que tiene el equipo. Detalles como estos permiten tomar decisiones informadas en todo momento y no sentirse como que estamos haciendo un 'De tin marín de don pingüé' entre las opciones disponibles.

Pero no todas son mejoras para hacer Football Manager una experiencia un poco más amigable. Aquellos que juegan hasta que haya autos voladores y estadios voladores que cambian de ubicación, también tienen sus mejoras de calidad de vida. Por ejemplo, el Centro de Desarrollo. Es sabido que los jugadores de FM tienen una predilección por los jóvenes. ¡Mientras más chicos mejor!, se les puede escuchar decir durante una partida. Y es que, siempre estamos al borde descubrir al próximo Messi tailandés o un arquero que promete ser el próximo Gianluigi Buffon. Lo que hace el Centro de Desarrollo es mostrarnos en detalle le progreso de estos jugadores, y nos ayuda a revelar por qué una joven promesa no está rindiendo como se espera.

Las mejoras gráficas este año es más que nada una nueva mano de pintura. El juego tiene un nuevo tema por defecto sumamente colorido y llamativo, inspirado en la paleta de colores de la transmisión de la Premier. Hubiera sido un lindo detalle que además de robar esta estética muy bonita, también agreuguen combinaciones originales, ya que tener una pantalla tan llamativa hace una buena diferencia después de mirar números y letras por siete horas. Y el motor gráfico de los partidos, lo mismo, solo algunos ajustes. Los modelos de los jugadores son un poco más detallados, y hay un puñado de animaciones nuevas y efectos climáticos, pero el resto es igual al año pasado. De todas formas, este motor continúa haciendo un excelente trabajo de transmitir la acción momento a momento.

FM19 reescribió muchos de los históricos sistemas de la serie, 2020 los hizo accesibles para todos.

Muchos suelen decir que el motor no está al altura de un FIFA o un PES, pero no se supone que esté. Y en muchísimos aspectos, y por más duro que se vea a veces, el fútbol en pantalla es mucho más genuino que cualquier partido en cualquiera de estos juegos. La IA dentro del partido sigue brillando mostrando cada uno de los aspectos del juego, y también adaptándose a cada una de las complejas tácticas a disposición, cada una con su pequeña variante de qué jugador esté representando qué puesto. Aún así, eso no quiere decir que no requiera ajustes. Todavía ocurre que jugadores medio pelo hacen golazos que haría James Rodriguez, Messi o Cristiano Ronaldo.

Cualquier fan de Football Manager te va a decir que para ellos no es un juego, sino una experiencia. Esta gente sufre las derrotas como si se tratara del club de sus amores, y disfruta las victorias de la misma manera, porque sabe que el resultado salió de su propia mano. Y aún si ocurren los milagros futbolísticos y ganan sin merecerlo, es tan solo otra magnífica expresión del deporte que está representando. Football Manager no tiene nada de fantasía es fútbol real y verdadero, y a lo sumo, será especulativo en cuanto al futuro de clubes y jugadores. Pero esta dividido en una cantidad innumerables de aristas que hacen al deporte que amamos, y por eso, una vez que lo ejecutamos, es sumamente difícil dejarlo.

Aunque no parezca la gran cosa, el motor de partidos de FM, es una de las representaciones de fútbol más auténticos y gratificantes.

FM 2020 no es la revolución que fue su predecesor. Esta vez es sobre evolución, sobre tomar las riendas de un equipo y dejar tu marca a lo largo de los años. Nunca un Football Manager se sintió tan profundo y completo, y al mismo tiempo tan accesible. Esto se debe a que hicieron las mejoras correspondientes al año, pero también se encargaron de generar los medios para que cada una de estas actividades esté bien explicado, y en caso de no querer, no tener que lidiar con ese aspecto. Siempre estamos en control de lo que queremos administrar y las cosas con las que no queremos lidiar.

FOOTBALL MANAGER 2020

18/11/2019 (PC, STADIA, MACOS, SWITCH, ANDROID Y IOS)
9.0
 

Pasé la marca de 30 horas jugando FM, y no tengo memoria de haberla pasado tan bien con la serie en años. Obviamente hubo frustraciones, pero esta vez tenía una solución al alcance de la mano. No sé cómo voy a jugar el próximo partido, tampoco sé si voy a seguir siendo entrenador del club donde estoy ahora la temporada que viene. Lo que sí estoy seguro que esa cifra de horas jugadas los próximos días va a seguir creciendo, y este año, no se si se va a detener, porque hicieron los cambios justos para sentirme a gusto, y en control de mi experiencia en todo momento, aún cuando la situación se me va de las manos.

Comentarios