Análisis | Contra Anniversary Collection: Un justo homenaje
Análisis

Análisis | Contra Anniversary Collection: Un justo homenaje

Konami nos trae un nuevo paquete repleto de acción, tiros, altísima dificultad y muchísima nostalgia.

Avatar de Jeremias Curci

Por: Jeremias Curci

Hay géneros de antaño que hoy gozan de un segundo aire. Prueba de ello son los de corte “metroidvania”: no sólo tenemos un gran exponente de la mano de uno de sus responsables directos con Bloodstained, sino que a lo largo de estos años ha habido una serie de títulos que incluso se animan a jugar con su propia interpretación de lo que el género en sí representa. Pero otros géneros no han recibido el mismo nivel de reverencia como el que nos ocupa: los run and gun”.

Se trata de un estilo propio de una época muy específica en donde el desafío insano convertía a estos juegos en huesos durísimos de roer, en principio, para sacarnos un par de monedas extra en cada visita a los arcades. En su mayoría se trataban de títulos de acción y plataformas frenéticos en donde un par de héroes tenían que poner fin a una amenaza que atenta contra la existencia toda de la humanidad. En resumen: disparar a todo lo que se mueva. Y en ese código, había pocos juegos como la serie Contra. 

Contra Anniversary Collection se trata de un compendio que incluye un total de diez títulos de la serie, comprendidos entre los primeros aparecidos en arcade, como también aquellos en consolas de 8 y 16 bits, incluyendo la vieja y querida Game Boy. Los más puristas dirán que en realidad son 5 juegos, con sus respectivas variantes entre arcades, consolas y versiones japonesas. Por ejemplo el primer Contra aparece en su versión tragamonedas, la de NES y la de Famicom. O Contra III: The Alien Wars de SNES tiene su contrapartida europea censurada, Super Probotector: Alien Rebels.

Entre todas las opciones de visualziación, la de formato original con fondo es de las más agradables a la vista.

Primero vamos a hablar de lo positivo de esta compilación, que entre otras cosas, tiene que ver con lo bien que aguantan el paso del tiempo cada una de estas entregas. Repasar los títulos uno a uno es un viaje nostálgico en sí mismo, sin dudas, pero también nos ayuda a entender por qué es que el aporte de Konami al género ha sido tan trascendental. Los controles aunque no pueden mapearse a  nuestro antojo -seguramente por impedimentos referidos al emulador que lo controla todo- responden a la perfección, y una vez que la memoria muscular vuelve a nuestras manos, nos encontraremos surcando cada uno de los cuasi imposibles niveles que se nos plantean.

En términos de emulación, el trabajo realizado por M2 es excepcional. No sólo contamos con una enorme cantidad de filtros disponibles y distintas formas de presentación (pantalla full screen, scanlines, “pixel perfect” entre otras), sino que incluso se replica el ralentí característico de las viejas plataformas, o distintos errores sonoros que, aquellos que los hayan jugando en su momento, extrañarán casi tanto como una mecánica de juego. También se incluye la posibilidad de salvar y cargar partidas a nuestro antojo, lo cual para algunos podría ser visto como algo que atenta contra el desafío que Contra representa. En lo personal, no podría estar más agradecido: ciertos juegos del paquete se me antojaron cerca de lo imposible.

Contra: Hard Corps sigue siendo un juegazo de aquellos.

Considerando que estamos ante la tercera entrega que cierra esta especie de “Trilogía Aniversario” planteada por Konami, es reconfortante saber que gran parte de los problemas que tuvo la primera de estas digresiones retro - la Arcade Classics Anniversary Collection-  ha sido subsanada, particularmente desde lo técnico. En cuanto a la selección del software, definitivamente hubiera preferido resignar la sensación de duplicado que genera contar con estas versiones alternativas de poca rareza por juegos un tanto más actuales como para terminar de redondear lo que Contra representa. Tampoco ayuda demasiado que la presentación del juego y la idea del libro digital se sienta hecha por compromiso: es exactamente igual que la de Castlevania Anniversary Collection. Da la impresión de que una serie como Contra, merecía un poco más.

Así es que nos queda una bonita recopilación que hará las delicias especialmente a los nostálgicos y por qué no, a aquellos que quieran ahondar un poco más en la historia del videojuego como medio. Aunque como edición aniversario se queda corta en pompa, Contra Anniversary Collection es una ventana hacia el pasado que funciona tan bien como las mecánicas de los títulos que nos ofrece, puesto que siguen siendo clásicos inoxidables que valen la pena ser jugados.

Contra Anniversary Collection está disponible en PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. La versión utilizada para este análisis fue la de Nintendo Switch con la que terminé Contra III: The Alien Wars y Contra: Hard Corps, mis dos juegos favoritos de la serie. Entre esos dos y el testeo del resto de los juegos y sus versiones alternativas sumé unas 12 horas de juego en total. 

En esta nota
  • contra anniversary collection