Análisis

Análisis | Blacksad: Under The Skin es una buena aventura a lo Telltale

Un ícono de la novela gráfica europea se luce en su primer juego de Aventura Gráfica, aunque quizá este gato tropiece un poco al caer

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Análisis | Blacksad: Under The Skin es una buena aventura a lo Telltale

Análisis | Blacksad: Under The Skin es una buena aventura a lo Telltale

No es la primera vez que el universo de una historieta es adaptado al formato de Aventura Gráfica. De hecho, Blacksad: Under the Skin tiene varios elementos que rememoran a la esencia del The Walking Dead de TellTale, aunque la obra de Pendulo Studios apela a otro género narrativo con sus propias reglas. ¿Es eso suficiente para lucirse? No tanto como se esperaría, lamentablemente… Pero no porque no lo intente.

La historia sigue a John Blacksad, detective privado de los años ’50, veterano de la Segunda Guerra Mundial, llamado a investigar el suicidio de Joe Dunn, dueño de un gimnasio de boxeo, y de la desaparición de su mejor pupilo, Bobby Yale, ocurrida el mismo día de la muerte del propietario. Por supuesto, no es una historia noir si esto fuera todo, ya que a medida que la trama avanza iremos descubriendo una madeja de cabos sueltos que van presentando nuevas situaciones y problemas. Tal vez Joe no se suicidó. Tal vez Bobby tuvo algo que ver. Quizá la hija de Joe, Sonia, oculta algo detrás de su rostro carente de emoción… O quizá nada de lo anterior sea cierto.

La típica oficina de detective privado

Poco a poco vamos obteniendo pistas al explorar cada escenario y hablar con las personas involucradas, a veces apelando a los sentidos felinos de nuestro protagonista: instancias en las que el tiempo se ralentiza para que Blacksad pueda enfocar su vista, oído y olfato en puntos específicos de los alrededores para añadir datos a sus notas. Estas pistas pasan a la mente de Blacksad, donde eventualmente podrán ser combinadas para formar un puente lógico que resultará en un nuevo dato que hará avanzar la investigación; pequeños momentos de “¡Ajá!” que se sienten muy bien.

Típico de este tipo de juegos, nuestros diálogos nos presentarán con opciones a la hora de responder o cuestionar a otros personajes. Es interesante que Blacksad: Under the Skin utiliza la toma de decisiones para modificar algunos puntos de la trama que pueden llegar a afectar el destino de varios personajes principales, pero nunca lo hace sólo de forma inmediata. Muchas de nuestras decisiones tendrán consecuencias a largo plazo, resurgiendo en instancias más avanzadas de la historia, a veces presentando caminos y soluciones que podrían no haber estado ahí para empezar.

Blacksad utiliza sus sentidos

Todo nuestro avance queda plasmado en un hermoso compilado de páginas de comic, claramente haciendo alusión a los orígenes de la serie como novela gráfica, y es un gran detalle para leer y releer de vez en cuando. También veremos una sección titulada “Tu Blacksad”, que nos informa cómo se está formando el perfil psicológico de nuestro protagonista en base a nuestras decisiones. Un detalle menor, quizá, pero simpático; al igual que la presencia de cromos coleccionables que podemos hallar a nuestro paso; que no afecta a la trama pero sirve como excusa para extender un poquito más el tiempo de juego y darle un pequeño dolor de cabeza a los jugadores más adeptos a completar todo al 100%.

Y hasta aquí llegan los halagos, porque a pesar de tener una historia interesante—en momentos bastante atrapanteBlacksad: Under the Skin sufre muchísimo a causa de una considerable cantidad de pequeños desperfectos técnicos y decisiones de diseño.

Uno de los principales problemas es la cuestionable estabilidad de sus Quick Time Events, que aparecen en momentos de acción para hacernos presionar un botón o movernos en una dirección específica para salvar la vida. Ya de por sí están diseñados para darnos menos tiempo del que esperábamos para reaccionar, pero aunque fallar y morir se resuelve reiniciando la escena casi de inmediato, hay que tener en cuenta la lentitud de algunas de esas escenas y diálogos.

La investigación avanza a los golpes

Ocurre que no hay forma de saltar textos o escenas, lo que vuelve estos regresos de la muerte en instancias que pasan a ser aburridas y tediosas con demasiada rapidez; más aún si esos caprichosos Quick Time Events nos hacen repetir la cinemática varias veces; y hay suficientes momentos así en el juego como para hacerlo notar.

Luego están los problemas a nivel técnico. A veces la agradable música de fondo queda totalmente en silencio. Incluso en un par de instancias todo el audio se corta—en especial los diálogos de los personajes. A veces la gente habla una encima de la otra en las charlas, y hasta en un momento una de las decisiones de diálogo no se activó a pesar de que presioné el botón correspondiente repetidas veces. Todo esto, sumado a algunos incordios de performance y de control de nuestro protagonista—que a veces se mueve por los escenarios con exactamente lo opuesto a esa gracia felina que debería demostrar. Esto empeora cuando la posibilidad de interactuar con algún objeto en particular requiere que Blacksad se posicione en el punto preciso del escenario. Esto último ya es una crítica menor, pero todo suma (y resta) al final.

Investigando el departamento de un sospechoso

Y es una verdadera pena, porque la narrativa está bastante bien llevada pese a las circunstancias. Una narrativa de buena duración, además; algo cada vez más raro en el género de la Aventura Gráfica. Blacksad: Under the Skin se mantiene fiel a sus raíces de novela negra y nos presenta con un mundo adulto, sucio, oscuro, a veces depresivo, casi siempre corrupto; pero también con esos momentos de esperanza que rompen con la oscuridad, al menos por un instante. Y hay bastante oscuridad en esta historia, muchas veces dándonos a nosotros la oportunidad de iluminar la situación… o dejar que se hunda en las tinieblas.

Al final del día Blacksad: Under the Skin es un producto de Pendulo Studios, y aunque es horrible encasillar así a un estudio desarrollador que se esfuerza por aportar calidad en sus proyectos, siempre está esa sensación de que no llega a explotar todo su potencial. Si no les incomodan los problemas ya mencionados (muchos de ellos posibles de solucionar con futuros parches), denle a Blacksad una oportunidad.

BLACKSAD: UNDER THE SKIN

05/11/2019 (PC, PLAYSTATION 4, XBOX ONE)
6.5

Llegué a uno de los posibles finales de Blacksad: Under the Skin tras 10 horas de juego. Si bien disfruté de la narrativa general, debí bajar el puntaje a causa de los múltiples inconvenientes técnicos y de diseño que opacaban el flujo de dicha narrativa. Si se solucionan en futuros parches, súbanle un puntito al puntaje final.

En esta nota
  • blacksad

Comentarios