Análisis

ANALISIS: True Detective (primera temporada)

Con apenas ocho episodios, True Detective se convirtió en uno de los hitos televisivos del año. Se trata de un sorprendente policial que nadie, absolutamente nadie, se debería perder.
Avatar de Damián Silberstein

Por: Damián Silberstein

En las ultimas semanas, HBO nos volvio a entregar una magnifica serie se la mire por donde se la mire que apenas duro ocho episodios. Su nombre es “True Detective”, un policial protagonizado por el reciente ganador del Oscar a Mejor Actor, Matthew McConaughey, y Woody Halrreson.

Su principal atractivo quiza sea la aparente simpleza de su trama que se va complejizando a medida que vamos conociendo mas sobre los mundos internos y las miserias de los protagonistas. “True Detective” nos presenta a dos detectives del estado de Louisiana, Rustin “Rust” Cohle (McConaughey) y Marty Heart (Halrreson) encargados de encontrar a un asesino serial quien mata a sus victimas de una forma muy particular, como si fuesen parte de un macabro ritual.

Pero aqui viene lo interesante. La serie va y viene entre distintos espacios temporales que ocupan el tramo de 1995, cuando Cohle y Hart comenzaron su investigacion y 2012. En ese año, ambos son entrevistados por la policia sobre este caso. Ellos lo resolvieron tiempo atras pero hay varias partes que no convencen a nadie.

La serie se apoya de forma genial en este recurso de ir para adelante y para atras en el tiempo. De esa manera logran asentarse muy bien los dos principales pilares argumentales. Por un lado tenemos la resolucion del caso, que se va desarrollando de excelente manera episodio a episodio. Pero al mismo tiempo, el programa va ahondando en los universos internos de los dos detectives.

Por un lado tenemos a Heart, un aparente soñador del “american way of life”, con dos hijas y una mujer que ama. Y aunque el añora con tener ese tipo de vida hasta que se muera al mismo tiempo convive con su adiccion al alcohol y tener romances con mujeres varios años menores que el.

Podriamos calificar a Heart como el “normalito” de este duo. Porque Cohle es todo lo contrario. Se trata de un hombre muy reflexivo, a quien una tragedia familiar, le hizo perder la fe en casi todo. Este detective reparte su tiempo entre abocarse casi de lleno a la investigacion policial pero en el medio nos entrega hermosos monologos filosoficos cargados de contenido.

¿Como se pueden llevar dos personas asi? Muy mal. La serie hace un trabajo excelente retratando la relacion entre Heart y Cohle. Los detectives se odian profundamente, se desprecian pero en este lio que conlleva la investigacion de este asesino serial estan los dos hasta el cuello y ninguno va a poder salir sin la ayuda del otro.

El autor de la serie, Nic Pizzolato, quien escribio sus ocho episodios, logra que ambas tramas, investigacion policial y dramas internos de los personajes, se entremezclan a la perfeccion. Es realmente brillante la manera en que los dos argumento se van atravesando entre si con la perfecta sutileza generada gracias a excelentes guiones, que nos van contando a un excelente ritmo la historia decadente de este duo de policias a lo largo de 17 años para coronarlo con un final sencillamente deslumbrante.

Aunque sin lugar a dudas, estos geniales guiones son el cerebro y el motor de la serie, las actuaciones de sus protagonistas son su alma y su corazon.

Woody Halrreson hace un muy buen trabajo interpretando a Heart. Sus ambiciones y deseos entremezclados se palpan perfectamente desde el primer capitulo. Pero el que se roba todas las miradas y los aplausos es Matthew McConaughey.

¿Quien hubiese pensado un par de años atras que el que fuera un musculoso y carilindo galan de comedias romanticas interpretaria a un oscuro y reflexivo policia de homicidios? Me atreveria a decir que nadie.

No solo su transformacion fisica es increible, ve que perdio muchos kilos para este rol, sino que las miradas, los tonos de voz y todas las acciones que hace en camara al interpretar a Cohle son tan buenas que hipnotizan. Si este año no le dan el Emmy por este papel va a ser una gran injusticia.

Si bien la principal atencion de la serie se la llevan los protagonistas tambien hay que destacar la actuacion de Michelle Monaghan quien interpreta a Maggie Heart, la sufrida esposa de Marty. Monaghan logra confeccionar de forma convincente a un ama de casa quien va perdiendo fe y confianza en su esposo, al mismo tiempo que emergen sus ambiciones personales a flor de piel.

A nivel realizacion tampoco puedo dejar de mencionar la labor del director Cary Joji Fukunaga, quien tuvo a su cargo los ocho episodios de la serie. Fukunaga logro plasmar de manera increible este mundo oscuro y desolador donde transcurre el programa. Para conseguir eso se valio de todo tipo de planos que cambian constantemente el ritmo de cada episodio. Quiza una de las secuencias que mas recordemos del programa son esas tomas largas, con pantanos, pastizales largos y descuidados, lugares que Cohle y Heart recorren constantemente en busca del asesino.

A pesar de que estemos promediando el mes de marzo y que tengamos todo un año por delante puedo decirles que “True Detective” sera una de las series del año, sino es la mejor. Le sobran argumentos para llevarse ese titulo y sin lugar a dudas ocupara un lugar en el olimpo celestial donde se encuentran otros recordados programas de HBO que ya finalizaron, como “The Sorpanos”, “The Wire”, “Deadwood”,  “Six Feet Under”.

“True Detective” tendra una segunda temporada pero sera otra historia completamente diferente. Esto es sin dudas una decision inteligente. La historia cierra de manera perfecta, evite contar muchos detalles para los que no la vieron aun, y seria un error estirar la historia de este duo en una nueva tanda de episodios, como erroneamente hizo “The Killing”, una interesante serie policial que se quedo sin ideas en su tercera temporada.

Asi que ya lo saben, si no vieron “True Detective” y les gustan las series policiales no se la pierdan. Y si ya la vieron seguramente la deben estar extrañando como yo.

Puntaje de la primera temporada: 10