Análisis

ANÁLISIS| Titans S01E08: Donna Troy (Spoilers)

Wonder Girl se suma a la aventura de los futuros jóvenes titanes con un poquito de sabiduría, inteligencia y encanto. Claro que también tiene poderes. 

Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Lo mejor que le pudo pasar a “Titans” a esta altura, es la incorporación de Donna Troy (Conor Leslie), aunque sea de personaje invitado por un par de episodios. La “retirada” discípula de Wonder Woman es una de las grandes amigas de Dick Grayson, una confidente desde su más tierna infancia cuando empezó a transitar el camino justiciero junto a Batman, y la voz de su consciencia, muchas veces trastocada.

 “Donna Troy” nos lleva por un ratito al pasado para atestiguar esta amistad de hierro, un tierno intercambio entre los dos protagonistas que tendrá su repercusión en este presente cargado de incertidumbre y dudas para el ex Robin, que más de una vez quiso renunciar ante la violencia desmedida, por ejemplo, las acciones del Joker.

Tras acabar con todos en el asilo Agnews, y pensando que ya no hay peligro a la vista, Rachel tiene la oportunidad de seguir adelante con una vida normal junto a su mamá, y mudarse a su casa de Ohio. Gar se suma a esta iniciativa, pero tanto Kory como Dick tienen otros planes para su futuro inmediato. Anders todavía tiene que recuperar la memoria y averiguar quién es, y Grayson debe descubrir quién quiere ser ahora que abandonó su antiguo alter ego vigilante. Robin ya no le funcionaba, pero no calzarse el traje, tampoco es una alternativa. Como diría Oliver Queen (y en este caso, también Donna): tiene que ser algo más, alguien más, y él mismo debe encontrar la respuesta.

 

Amigos son los amigos

 

El grupo parte por caminos separados y Kory decide acompañar a los chicos hasta que estén sanos y salvos con mamá Angela. Su paso por el manicomio dejó algunas secuelas psicológicas y parece haber removido algunos recuerdos, aunque estos están un tanto desparramados. Mientras el tren parte hacia Ohio, Dick vuelve a los consejos de Troy, siempre dispuesta a prestarle el sofá y tener la razón.

Así nos enteramos que Wonder Girl colgó la capa y decidió que puede hacer el bien desde su posición de fotógrafa, destapando escándalos y negocios turbios. Claro que impartir justicia desde su condición de civil no es una opción para Dick (ya la probó siendo policía de Detroit) que, en este punto, tampoco puede controlar la violencia de sus actos.

Los momentos entre Troy y Grayson son cotidianos y maravillosos, indispensables para humanizar a los personajes y contrastar la acción superheroica y la fantasía del resto de los episodios. Cada una de las frases que tira la chica son un gol de media cancha, sobre todo cuando se trata de describir las acciones y motivaciones de un personaje como el Caballero Oscuro en oposición a la princesa de Temiscira: “La Mujer Maravilla nació para defender a los inocentes. Batman fue creado para castigar a los culpables”, y nadie puede contradecirla.

 

Quien necesita poderes pra combatir injusticias

 

Donna se crió entre las amazonas y su tradición de empoderamiento y autodescubrimiento. Para ella, el dolor de la pérdida de sus seres queridos mutó en amor y una nueva familia, muy diferente al pasado de Dick, que sólo pudo llenar su vacío con lo único que Bruce conocía: ira y violencia. No podemos culparlo pero, así, su Robin se convirtió en una extensión de su propio dolor y no en una alternativa para el huerfanito. De ahí que a Grayson le cueste tanto encontrar su verdadero propósito y lugar en el mundo, pero sabemos que la respuesta va a llegar tarde o temprano.

Lejos de Chicago, en el tren rumbo al Medio Oeste, la paranoia de Kory  resulta no ser tal porque la chica del pelo magenta termina llamando la atención de las autoridades que todavía la buscan por los incidentes de los días pasados. El FBI decide detener la formación, y el instinto de supervivencia de Anders enseguida se pone a prueba. Todos logran escapar y rumbear hasta la casa de Angela donde Rachel se ofrece a “curar” la averiada memoria de su amiga. Las intenciones de Roth son más que buenas, pero no sabe que la misión que trajo a Kory hasta este planeta podría ponerla en peligro inminente.

Después de tanta introspección y ahondar en la psique de los protagonistas, “Donna Troy” deja la pelota picando con un ataque sorpresivo. De a poquito vamos descubriendo cuál es la conexión entre Rachel y Kory, los seguidores del papá de Roth (supuestamente fallecido), y esa profecía que anuncia la destrucción del mundo.   

En esta nota

Comentarios