Análisis

ANÁLISIS: The Strain (\"Night Zero\")

Guillermo del Toro invade la TV con su peculiar visión, estética y extrañas criaturas nocturnas, y mezcla el terror con el drama y la ciencia ficción, para regalarnos una gran historia de vampiros modernos.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Y un dia Guillermo del Toro y Chuck Hogan se juntaron para escribir una trilogia vampirica. “Nocturna” (The Strain, 2009) es la primera novela de la saga y sobre la cual se basa esta nueva serie de FX (al menos la primera temporada) que tiene a ambos autores como guionistas, productores ejecutivos y amos y señores de esta historia llena de drama, ciencia ficcion y extrañas criaturas, como solo el mexicano puede ofrecernos.

“The Strain” (la cepa) mezcla el terror clasico -en constante homenaje a Bram Stoker- con los policiales y dramas forenses modernos, que se alimentan de esa extraña jerga cientifica para anclar la historia en cierto realismo al que ya nos acostumbraron “CSI” y todos sus derivados. Claro que tambien tiene esa marca indeleble del director, donde se vislumbra toda su fascinacion por los cuentos de hadas y, por sobre todo, sus queridos monstruos.

Del Toro se hizo cargo de la direccion de este primer episodio (“Night Zero”) y, a pesar del cambio de formato y el presupuesto, no dejo de impregnar la trama y las imagenes con su particular estetica, sus ambientaciones agobiantes y oscuras, y ese deseo constante de cargar de belleza y simbolismo hasta las situaciones mas fantasticas y violentas. Si a esto le sumamos su eterno gusto por la biologia, nos da como resultado los mismos extraños “paisajes” y criaturas que suelen engalanar la mayoria de sus peliculas.

Un avion procedente de Berlin aterriza en el aeropuerto JFK de la ciudad de Nueva York con las luces apagadas, las puertas cerradas y sin señales de vida de sus 210 ocupantes. En seguida se movilizan todos los servicios de seguridad para tratar de descubrir cual es el problema y, tras descartar un ataque terrorista, la investigacion recae sobre la gente del C.D.C. (Centro de Control y Prevencion de Enfermedades), mas especificamente del doctor Ephraim Goodweather (Corey Stoll), la doctora Nora Martinez (Mia Maestro) y su equipo de expertos.

Desde el vamos, esta “epidemia viral” deja un saldo de 206 muertos y cuatro sobrevivientes que no recuerdan nada de lo ocurrido. Insolitas laceraciones en los cuerpos de las victimas, la falta de algunos liquidos organicos y una caja misteriosa aparecida en la bodega, generan mas confusion que respuestas, a lo que hay que sumarle las extrañas teorias de Abraham Setrakian (David Bradley), un sobreviviente del Holocausto y dueño de una casa de empeños, que llega al lugar reclamando que se destruyan todos los cuerpos infectados.

Alguien o algo ha arribado al pais y detras de su llegada hay una gran conspiracion perpetrada por Eldritch Palmer (Jonathan Hyde), empresario billonario de fragil salud, y toda una red de secuaces a sus ordenes.

La serie arranca con todo y no escatima informacion para sentar las bases de la historia y los personajes, claro que todavia falta mucho por averiguar, pero del Toro quiere que nos enganchemos lo antes posible, cosa que logra en los primeros quince minutos.

Mas alla de la trama principal, cada protagonista tiene su propia historia y muertitos en el placard: Goodweather esta en la mitad de una separacion causada, en parte, por dejar de lado a su familia y concentrarse demasiado en su trabajo, Setrakian tiene mas de un secreto macabro que esconder y las influencias de Palmer (o sea, extorciones) no discriminan a nadie, lo que pone en peligro a la investigacion y, por supuesto, a los involucrados.

 “The Strain” no pierde el ritmo ni el suspenso en un poco mas de 60 minutos, se apoya en un gran elenco entre los que se destacan Corey Stoll (“House of Cards”), el gran David Bradley –el odioso Walder Frey de “Game of Thrones”- que reemplazo a John Hurt, el ex hobbit Sean Astin y Mia Maestro, y en el aspecto visual, demasiado genial para una serie de TV, lo que tal vez espante un poco al espectador comun y medio desprevenido.

Sin dudas este nuevo show sobre chupasangres no guarda ninguna relacion con las romanticas versiones que, hoy por hoy, se encuentran en la grilla, y pretende ser mucho mas violento, oscuro y reflotar la mitica y clasica figura del vampiro, medio vapuleada en las ultimas decadas. Gracias del Toro por tanto y bienvenido sea.

PUNTAJE: 9