Análisis

ANÁLISIS: Mind Games

Christian Slater no tiene suerte con las series de TV, y lo mismo le pasa a Kyle Killen, creador de las excelentes Lone Star y Awake. Por eso no es raro que se junten en esta nueva serie ¿durará más de 13 capítulos?
Avatar de Damián Silberstein

Por: Damián Silberstein

Juego sin reglas claras

Deberiamos catalogar a Christian Slater en la lista de actores a los que no se sabe exactamente que les paso. En sus comienzos, el neoyorkino pintaba para convertirse en un gran protagonista de peliculas, pero su carrera se fue diluyendo y termino en television. Luego de la fallida “Breaking In”, que duro apenas dos temporadas, Slater vuelve a la carga con una serie completamente diferente llamada “Mind Games”.

Este ciclo se centra en la vida de los hermanos Edwards, Ross y Clark, interpretados Christian Slater y Steve Zahn, respectivamente. Ross es un tramposo estafador quien estuvo dos años preso por fraude y Clark es un prestigioso psicologo que padece trastorno bipolar. Juntos buscan llevar adelante un singular proyecto empresarial basado en resolver problemas de personas mediante la manipulacion psicologica. Algo asi como un “Inception” sin necesidad de meterse en los sueños de nadie.

El primer trabajo de los Edwards es tratar de convencer a un ejecutivo de una compañia medica que autorice los fondos para el tratamiento experimental de un chico que padece una rara enfermedad. La manera con la que se le implanta ese objetivo en la mente esta muy bien implementada. El director hace un por demas interesante juego de camaras, con muchos primeros planos, al mostrar la planificacion y la posterior ejecucion del plan de los Edwards. Esa secuencia de 15 minutos es por lejos lo mas atractivo del episodio piloto de “Mind Games”.

Donde la serie hace un poco de agua es quiza en el desarrollo de personajes. Clark Edwards es un desequilibrado hombre quien parece encontrar la solucion a un problema para luego contradecirse. Seria como una version de Sherlock de Benedict Cumberbatch sumergido en un oceano de inseguridades. Si bien Zahn hace un trabajo interesante al componer a Clark a veces abusa demasiado del exceso de energia, quiza para mostrar el trastorno bipolar que padece este personaje, lo que lo convierte en una caricatura de si mismo.

La actuacion de Slater es completamente opuesta al a de Zahn. Su interpretacion de Clark Edwards esta hecha completamente a media maquina. Lo hemos visto en cientos de peliculas haciendo papeles similares con actuaciones mucho mas convincentes. Este no es el caso, pareciera por momentos que filmara cada escena en cinco minutos, con cero ganas, para irse rapido a su casa.

Otro punto flojo es el resto del elenco. Los Edwards tienen un grupo de asistentes que no se lucen para nada, como asi tampoco la ex esposa de Ross quien tambien trabaja en la empresa. Seguramente estos personajes se iran desarrollando con el correr de los episodios pero en el piloto no dejaron nada como para que nos acordemos de ellos.

“Mind Games” es un verdadero enigma. Si bien su primer capitulo mostro algunas cosas interesantes, principalmente su trama y la manera en la que los Edwards ejecutan su particular trabajo, las actuaciones el tono por momentos comico y otros dramatico no me termino de convencer.

Seguramente con el correr de los episodios encontrara su camino y veremos cual es su verdadero potencial. Si su agenda de series no esta desbordada, como sucede en mi caso, quiza no sea mala idea darle una oportunidad para saber como les va Clark y Ross con su empresita familiar.

Puntaje: 6

Comentarios