Análisis

ANÁLISIS: Matador (\"Quid Go Pro\")

Si te quedaste con ganas de fútbol después del mundial, Robert Rodriguez te trae una nueva serie de acción sobre agentes secretos infiltrados en el mundo del deporte que apasiona a las masas.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

“Matador” se sube a la fiebre mundialista y mezcla toda la accion de una serie de agentes secretos con la pasion del jogo bonito… Al menos eso intenta.

El show es uno de los primeros contenidos originales de la reciente lanzada cadena “El Rey”, producto de Robert Rodriguez destinado a las audiencias latinas en los Estados Unidos.

Creada por Roberto Orci, Andrew Orci, Dan Dworkin y Jay Beattie, la serie se aleja bastante de lo que suele ofrecernos la dupla Roberto Orci/Alex Kurtzman, productores y guionistas de “Alias” (2001–2006), “Fringe” (208-2013) y de franquicias cinematograficas como “Transformers” y “Star Trek”, que aca repiten la tarea en una de sus ultimas colaboraciones.

Tambien esta a años luz de lo mejor de Robert Rodiguez, responsable de la direccion de este primer capitulo (“Quid Go Pro”) que, desde el vamos, no hace un gran aporte desde lo estetico o narrativo, mas alla de la novedad futbolistica.

Antonio Bravo (Gabriel Luna) es un agente de la D.E.A. que suele trabajar encubierto, tanto asi, que ni su familia sabe muy bien a que se dedica. Pero sus habilidades llaman la atencion de una rama especial de la C.I.A. que lo recluta para formar parte de una mision ultra secreta.

Tony debera sacar a relucir todas sus destrezas deportivas, hacerse pasar por un jugador de futbol y tratar de entrar a uno de los mejores equipos del mundo, los L.A. Riots, para poder investigar los negocios turbios de su dueño Andres Galan (Alfred Molina), que van mas alla de lo meramente futbolistico.

El pibe logra impresionar a los entrenadores que deciden darle una oportunidad y un lugarcito en el equipo, asegurandose asi una mision a largo plazo, ademas de la calida bienvenida de los fanaticos que inmediatamente lo apodan el “Matador” debido a un desafortunado incidente en la cancha. Pongamoslo asi, el tipo no es un gran amante del “fair play”.

Este el es punto de partida para “Matador”, una serie plagada de estereotipos, bastantes inverosimilitudes (Tony se entrena durante un par de dias y se convierte en un crack del balon pie y ni hablar de que esta un poco madurito para la tarea, ¿no?) y lugares comunes, que carece totalmente del estilo del director texano, sobre todo del sentido del humor que muy bien le vendria, aunque tampoco hace un gran despliegue a la hora de las escenas de accion.

Para un primer capitulo no tiene gran cosa para ofrecer, ni desde la historia, ni desde los personajes, totalmente faltos del carisma necesario para enganchar a la audiencia.

Tony forma parte de una tipica familia latina y trabajadora de Los Ángeles y tiene un hermano en prision Ricky (Jonny Cruz) que trata de conseguir la libertad condicional, cosa que sus nuevos contactos podrian acelerar los tramites.

Tambien tenemos a la agente sexy de la C.I.A. (Nicky Whelan) y su compañero violento y mala onda (Neil Hopkins); Galan es el clasico billonario misterioso con varios matones a sus cargo y una hija malcriada e insoportable, que no puede evitar meterse en problemas.

Habra que ver que camino deciden tomar los creadores y cuanto peso tendra la trama futbolistica en comparacion a la clasica historia del agente encubierto que debe balancear su vida y ocultar su identidad tanto en su trabajo como a sus seres queridos.

Los muchachos se tienen tanta fe que antes de su estreno ya la renovaron para una segunda temporada de 13 episodios, pero antes estaria copado que se decidieran si esto va para el lado del drama o de la comedia, ya que la falta de coherencia no ayuda a engancharse del todo.

PUNTAJE: 6