Análisis

ANÁLISIS: Maléfica (Maleficent, 2014)

Disney vuelve a la carga con una adaptación live action de los cuentos de hadas que tanto conocemos, sólo que esta vez se mete con los villanos y trata de justificar que, en el fondo, no son tan malos como creíamos.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Echemosle la culpa a Tim Burton y su lisergica version de “Alicia en el Pais de las Maravillas” (Alice in Wonderland, 2010). Si la adaptacion live-action de Disney no hubiera tenido tanto exito, tal vez, solo tal vez, hoy no estariamos inundados de reversiones de cuentos de hadas, con ese tonito mas oscuro y adulto.

Pensemos en lo que vino despues: “La Chica de la Capa Roja (Red Riding Hood, 2011), “Espejito Espejito” (Mirror Mirror, 2012), “Blancanieves y el Cazador” (Snow White and the Huntsman, 2012), “Oz: El Poderoso” (Oz the Great and Powerful, 2013), y no nos olvidemos de la pantalla chica que tambien probo suerte con series dramaticas como “Grimm” y “Once Upon a Time”.

No solo los superheroes invaden la pantalla, los relatos fantasticos basados en los clasicos infantiles, tambien. Disney sabe que funcionan e insiste una y otra vez. Asi nos llega “Malefica” (Maleficent, 2014), la historia de una de las mejores villanas de su repertorio animado.

La compañia del raton decidio, por un rato, dejar de lado a los principes y princesas, a los heroes y heroinas, y concentrarse en el “lado B” de las historias que tanto nos impresionaron de chicos, porque admitamoslo, no hay nada mas cruento que un cuento de hadas con moraleja.

Robert Stromberg hace su debut tras las camaras para contarnos la historia de Malefica (hay que ser turro para ponerle semejante nombre a tu hija, eh), un hada que vive contenta y feliz en su mundo, hasta que conoce a un humano, se enamora, este le rompe el corazon y la mina se vuelve una loca despechada y vengativa.

Basicamente la historia pasa por ahi. Los villanos no nacen, se hacen a fuerza de malas experiencias que los marcan para toda la vida, pero siempre hay lugar para la redencion. Si no, piensen en Darth Vader, che.

Supuestamente existen dos mundos: el de los codiciosos y envidiosos humanos con sus castillos, reyes y caballeros, y el Paramo, un lugar idilico, donde conviven las mas fantasticas criaturas, entre ellas, Malefica, el hada mas poderosa, que crece para convertirse en su feroz protectora. Pero la traicion transformara a esta dulce criatura en un ser oscuro, que empieza a transitar por la vida con el unico proposito de vengarse de aquel que la engaño y le lleno el corazon con agujeritos.

El tipo en cuestion es el ahora Rey Stefan (Sharlto Copley), un campesino cuyas aspiraciones importaron mucho mas que la amistad que mantuvo con la alada criatura desde la niñez, y ahora vive temeroso de que se desquite, porque segun las enseñanzas de Disney (tambien lo hizo con Theodora en Oz: El Poderoso), no hay nada mas peligroso que una mina despechada.

Malefica va a atacar en donde mas le duele, la recien nacida princesa Aurora, a la que va a maldecir hasta el fin de los tiempos o hasta que reciba un besito de verdadero amor, eso que a ella le falto toda su vida.

Olvidense de la version animada, porque, como nos anuncian al principio, esta es otra historia, una que nunca conocimos. Y es verdad, nos cuentan otra cosa, la otra cara de la moneda, para que podamos entender que esa “bruja malvada” que terminaba convirtiendose en un tremendo dragon, es en realidad una criatura incomprendida y resentida que solo quiere un poquito de cariño.

Agelina Jolie es la unica y exclusiva protagonista de esta fabula recargada de efectos especiales que solo pueden sorprender a un pequeñin. Todo gira alrededor de su personaje, mientras que los demas terminan siendo un accesorio para llevar adelante su historia. Angie se la banca, con cuernitos y filosos pomulos incluidos, pero solo alcanza para entretener a un publico menudo que se sigue fascinando con estos relatos asepticos entre buenos y malos. Y aca, justamente, hay que averiguar quienes son unos y quienes son los otros. 

PUNTAJE: 6.5