Análisis

ANÁLISIS: MINÚSCULOS: EL VALLE DE LAS HORMIGAS (2013)

Llega una nueva película animada sobre insectos. Tal vez su historia no sea muy original, pero sí los es desde su concepción y su estética.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

<p>Tal vez cre&iacute;an que estaba todo dicho (y visto) en materia de pel&iacute;culas animadas sobre insectos y sus h&aacute;bitats naturales. En 1998 Pixar y DreamWorks compitieron cabeza a cabeza con &ldquo;Bichos: Una Aventura en Miniatura&rdquo; (A Bug\'s Life) y &ldquo;Antz&rdquo; respectivamente, a los que se les puede agregar ejemplos m&aacute;s recientes como &ldquo;Las Aventuras de Lucas&rdquo; (The Ant Bully, 2006) o &ldquo;Bee Movie, la Historia de una Abeja&rdquo; (Bee Movie, 2007).</p> <p>Desde Francia y B&eacute;lgica, ahora nos llega una nueva aventura para toda la familia, con el agregado del 3D y algunos detallecitos interesantes, de la mano de Thomas Szabo y H&eacute;l&egrave;ne Giraud, s&iacute;, la hija de Jean &ldquo;Moebius&rdquo; Giraud, a quien est&aacute; dedicada est&aacute; pel&iacute;cula.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_6362/normal/maxresdefault.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>En el a&ntilde;o 2006 Giraud y Szabo crearon una serie de cortometrajes sobre la vida cotidiana de un grupo de bichitos que combina todo el carisma y la simpat&iacute;a de sus protagonistas generados digitalmente con unos bell&iacute;simos paisajes naturales. &ldquo;Minuscule&rdquo; salt&oacute; a la TV y, gracias al productor Philippe Delarue (Futurikon), en 2013 se convirti&oacute; en un largometraje para ver con anteojitos, filmado en Cinemascope en locaciones de Provenza, Niza, el sur franc&eacute;s y los Parques Nacionales de Mercantour y Ecrins.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_6362/normal/197152.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>&ldquo;Min&uacute;sculos &ndash; El Valle de las Hormigas&rdquo; (Minuscule - La vall&eacute;e des fourmis perdues, 2013) narra la historia de una intr&eacute;pida vaquita de San Antonio que, tras quedar apartada de la seguridad de su familia e ir a parar a los restos de un picnic en la mitad del bosque, har&aacute; buenas migas con una valiente hormiga negra que deber&aacute; proteger su preciado bot&iacute;n (una caja de terrones de az&uacute;car) de un poderoso ej&eacute;rcitos de hormigas rojas.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_6362/normal/495379.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>El contingente de hormigas negras tendr&aacute; que atravesar los peligros del bosque para llegar al resguardo de su hormiguero, pero los bichitos rivales no les van a dar respiro y les declararan la guerra a toda costa. En medio de la contienda nuestra mariquita protagonista sacar&aacute; a relucir toda su astucia y valent&iacute;a, cualidades que cre&iacute;a no tener hasta ese momento.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_6362/normal/minuscule-la-vallee-des-fourmis-perdues-3d-16_bc05408cce1332a9794957c1a0830b54.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Si todo esto les suena muy infantil y con moraleja, es porque est&aacute;n en lo cierto. Sus creadores (directores, guionistas, editores y animadores) plantean una historia sencilla y bastante conocida para que pueda ser disfrutada y entendida hasta por el m&aacute;s menudo de la familia, reemplazando los di&aacute;logos por simp&aacute;ticos efectos de sonido y la m&uacute;sica original de Herv&eacute; Lavandier.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_6362/normal/000769.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>La mezcla entre animaci&oacute;n por computadora y los lind&iacute;simos amaneceres y ocasos franceses es sublime, m&aacute;s all&aacute; de que los personajes no pretenden ser realistas y resultan m&aacute;s bien caricaturescos y minimalistas. Hay mucha ternura y humor que hace recordar a &ldquo;Gerald McBoing-Boing&rdquo; (1950) -ese cortito ganador del Oscar protagonizado por un peque&ntilde;&iacute;n que s&oacute;lo emite sonidos-, pero carece de la originalidad y &ldquo;adultez&rdquo; de sus antecesoras, indispensable para atraer a un p&uacute;blico m&aacute;s crecidito a las salas.</p> <p>&ldquo;Min&uacute;sculos&rdquo; es, b&aacute;sicamente, una experiencia para disfrutar con los sentidos, volver a apreciar las peque&ntilde;as maravillas de la naturaleza (que a veces pasamos por alto) y una gran pel&iacute;cula para introducir a los m&aacute;s chicos en esto del s&eacute;ptimo arte.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_6362/normal/minuscule-la-vallee-des-fourmis-perdues_492589_6477.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>No hay un gran mensaje ecol&oacute;gico, pero s&iacute; unos cuantos sobre la amistad, el compa&ntilde;erismo y las diferencias, que los adultos tambi&eacute;n deber&iacute;an tener presentes. Si disfrutan de lo visual y no les molesta una historia sencilla y bastante trillada, busquen de excusa a alg&uacute;n sobrino o ahijado y vayan a ver esta obra chiquita pero tenaz como sus patudos protagonistas.</p> <h1>PUNTAJE: 7.5</h1> <p>&nbsp;</p>