Análisis

ANÁLISIS: Heredero del Diablo (Devil\'s Due, 2014)

Una joven parejita, embarazos no deseados y el anticristo que viene a arruinarles la felicidad del matrimonio. Heredero del Diablo, una nueva peli de terror, que tratará de asustarnos con cámara en mano.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

<p>Salvo contadas excepciones, los films de terror de los &uacute;ltimos a&ntilde;os han repetido hasta el hartazgo dos o tres f&oacute;rmulas que resultan baratas y eficaces. En la mayor&iacute;a de los casos la inversi&oacute;n es m&iacute;nima, los actores desconocidos, pero logran el objetivo de entretener a la audiencia que se arrima para presenciar unos cuantos sustos a lo largo de la pel&iacute;cula.</p> <p>Los recursos suelen ser los mismos: posesiones, esp&iacute;ritus, casas embrujadas, juegos macabros, gore sin sentido y el temido y bastardeado &ldquo;found footage&rdquo;, acompa&ntilde;ado de una c&aacute;mara en mano hiperquin&eacute;tica y molesta.</p> <p>&ldquo;Heredero del Diablo&rdquo; (Devil\'s Due, 2014) intenta ser un homenaje moderno a &ldquo;El Beb&eacute; de Rosemary&rdquo; (Rosemary\'s Baby, 1968), enfocado mucho m&aacute;s en la relaci&oacute;n de la feliz pareja y como va cambiando el ser amado con el correr de las circunstancias.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_4142/normal/gehgki.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Por lo menos, esa es la excusa de sus directores Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, que ac&aacute; debutan tras las c&aacute;maras, despu&eacute;s de colaborar en el segmento &ldquo;10 / 31 / 98&rdquo; de &ldquo;Las Cr&oacute;nicas del Miedo&rdquo; (V/H/S, 2012).</p> <p>El problema principal con esta historia es, precisamente, que no la hay. Se preocuparon tanto del contexto, del c&oacute;mo, cu&aacute;ndo y d&oacute;nde, que se olvidaron de contarnos lo importante: el por qu&eacute;.</p> <p>No es que eso sea estrictamente necesario, desde el principio nos dicen que va a nacer el anticristo y con eso nos tenemos que conformar, pero resulta que despu&eacute;s de hora y media de pel&iacute;cula, esa es la &uacute;nica respuesta que obtenemos.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_4142/normal/14-devils-due.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Samantha (Allison Miller) y Zach (Zach Gilford) son una joven y tierna parejita que est&aacute; a punto de casarse. &Eacute;l es un tipo familiero y creyente y ella una hu&eacute;rfana sin parientes que no sabe mucho de su pasado (tampoco sabemos si importa, porque jam&aacute;s nos enteramos de nada).</p> <p>El pibe no tiene una mejor idea que empezar a filmar cada momento significativo de su nueva vida como marido y mujer, as&iacute; que todo lo que vemos a partir del minuto cero, va a pasar por su lente y otros tantos, que se ir&aacute;n sumando como una burda parodia a &ldquo;The Truman Show&rdquo; (1998). El recurso funciona hasta cierto punto. Despu&eacute;s de un tiempo es molesto, la c&aacute;mara en mano aburre, la mitad de las escenas no se entienden y se hace inveros&iacute;mil que una persona siga filmando incluso ante circunstancias extremas.</p> <p>&nbsp;Pero sigamos. Despu&eacute;s de los primeros diez minutos (una eternidad) donde nos muestran la ceremonia en la iglesia, la fiesta, los parientes, la torta y lo felices que son todos en ese momento, los reci&eacute;n casados se van de luna de miel a Rep&uacute;blica Dominicana donde lo siguen pasando bomba. Durante su &uacute;ltima noche en la isla, terminan desorientados y perdidos en una callecita oscura y de mala muerte, y deciden subirse a un extra&ntilde;o taxi que los convence de llevarlos a una fiesta.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_4142/normal/devils-due-allison-miller-zach-gilford.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Que me disculpen, pero estando en un pa&iacute;s extra&ntilde;o donde no conozco el idioma, ni loca me subo a un veh&iacute;culo de esas caracter&iacute;sticas y me dejo arrastrar hasta el antro m&aacute;s sospechoso del lugar. Sabemos que lo hacen porque lo dice el gui&oacute;n, pero el pensamiento general deber&iacute;a ser &ldquo;&iexcl;qu&eacute; giles que son!&rdquo;.</p> <p>&nbsp;Si no lo hacen, obviamente, no habr&iacute;a historia. All&iacute; se emborrachan, caen inconscientes, sabemos que pasa algo que no podemos ver con claridad a trav&eacute;s de las im&aacute;genes que capta la c&aacute;mara, y al otro d&iacute;a amanecen en el hotel con una resaca de aquellas. Vuelven a su hogar y empiezan a vivir el idilio del matrimonio.</p> <p>A las pocas semanas la chica descubre (a pesar de que se cuida regularmente) que esta embarazada, algo que trae m&aacute;s alegr&iacute;a a sus vidas, o no, porque al mismo tiempo empieza a experimentar unas cuantas conductas extra&ntilde;as.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_4142/normal/film_review_devils_due.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Aparecen s&iacute;mbolos raros, gente rara, situaciones a&uacute;n m&aacute;s raras y nada se explica, s&oacute;lo sabemos que ese embarazo (y ese beb&eacute;) no es normal, aunque nadie parece darse cuenta. Y esa es, b&aacute;sicamente, toda la pel&iacute;cula.</p> <p>Me molesta que, a esta altura, y despu&eacute;s de que &ldquo;Scream&rdquo; (1996) nos tirara en la cara todos los clich&eacute;s del g&eacute;nero de manera tan magistral para resignificarlos y re&iacute;rse de s&iacute; misma, sigan reproduci&eacute;ndose los mismos lugares comunes una y otra vez.</p> <p>Ac&aacute; no hay suspenso, no hay terror y apenas un poco de sangre, para tratar de contar algo que ya vimos infinidad de veces y mucho mejor logrado. La pel&iacute;cula aburre, pero m&aacute;s aburre que los realizadores cometan tantos errores ante un p&uacute;blico que ya no se sorprende, ni se asusta, tan f&aacute;cilmente.</p> <h1>PUNTAJE: 4.5</h1> <p>&nbsp;</p>