Análisis

ANÁLISIS: Haunt - La Invocación (2013)

Casas embrujadas, espíritus vengativos y adolescentes curiosos forman parte de esta nueva película de terror que intenta aportar algo nuevo a un género que ya probó de todo. Veremos si lo logra.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Una nueva pelicula de terror y van…

Las innovaciones en el genero se dan muy de vez en cuando, casi tan a menudo, como el paso del cometa Halley, asi que solo se puede esperar que cumplan con ciertos objetivos: entretener, dar algun susto y, con suerte, aportar algo en materia narrativa o estetica.

“Haunt” no va a revolucionar las bases del genero de terror, pero va a dejar bastante satisfechos a sus amantes incondicionales, aportando una atmosfera de intriga que funciona bastante bien dentro de sus parametros.

El director Mac Carter hace su debut cinematografico con esta pelicula sobre casas embrujadas y espectros vengativos, con muy bajo presupuesto, pero preocupado en los detalles.

El film tiene todo lo que se puede esperar a esta altura: la musiquita de anticipacion, los fantasmas que se cruzan delante de la camara, los personajes que hacen todo lo que no deberian hacer y unos cuantos cliches mas, pero lo compensa con una buena fotografia, un estilo que recuerda a lo mas clasico del genero de los años setenta -que mezcla el terror con el suspenso, casi rozando la trama policiaca- y un final (que no vamos a adelantar) bastante mas jugado.

Los Asher se acaban de mudar a su nueva residencia, una casita que guarda un oscuro pasado lleno de dolor y muerte, donde la mayoria de sus antiguos ocupantes (los Morello) fueron pereciendo a causa de fuerzas sobrenaturales. La familia es consciente de estos hechos, pero su escepticismo lo obliga a seguir adelante con sus planes e instalarse de todos modos.

Al poco tiempo, el timido hijo adolescente Evan, empieza a experimentar ciertos fenomenos, pero la cosa se complica cuando conoce a Samantha, su vecinita enajenada, que parece conocer los lugares ocultos de la casa, mucho mejor que el.

La chica vive con su padre, un borrachin que la golpea, y encuentra en el jovencito cierta proteccion, aunque su buena onda tambien lo predisponen para la manipulacion y logra convencerlo de utilizar un aparato olvidado en un desvan que, supuestamente, sirve para comunicarse con los espiritus que rondan por ahi.

Claro que el experimento funciona y logran contactar a los fantasmas de los antiguos residentes y a algo mucho mas oscuro que los atormenta. La curiosidad de los jovenes pronto se transforma en miedo y, aunque deciden abandonar las sesiones, descubren que no es tan facil sacarselos de encima.

Como ya dijimos, la trama no tiene nada original que ya no se haya visto antes, pero va mezclando otros temas como la inseguridad y el despertar sexual, la angustia ante la muerte, y un relato policial que se deja entrever, pero no termina de desarrollarse y queda un poco descolgado.

La unica cara conocida es la de la genial Jacki Weaver, como la sobreviviente de la familia Morello que trata de seguir con su vida a pesar de las tragedias de su pasado.

Pero este tipo de peliculas se las arreglan muy bien sin ninguna estrella en su elenco. Los costos de produccion son bajisimos y con que funcionen mas o menos bien en la taquilla, recuperan los gastos para poder seguir engendrando productos del mismo calibre ad eternum.

PUNTAJE: 7