Análisis

ANÁLISIS: Game of Thrones (estreno de su nueva temporada)

Después de una larguísima espera, la cuarta temporada de Game of Thrones esta aquí. Y si bien su primer capítulo \"Two Swords\" no fue magnífico nos prepara muy bien para lo que está por venir en esta serie.
Avatar de Damián Silberstein

Por: Damián Silberstein

Ya esta, la espera se hizo larga pero finalmente termino. Ayer se estreno la cuarta temporada de Game of Thrones. Y obviamente ante tan importante expectativa por lo que se viene, luego de la emision del primer episodio, llamado “Two Swords” surge este interrogante ¿valio la pena tanta espera? Mi respuesta es si, aunque quiza este no haya sido el mejor capitulo de la serie.

La cuarta temporada arranca con Tywin Lannister asistiendo a la fundicion de “hielo”, la imponente espada larga que le perteneciera a Ned Stark y con la que fuera decapitado. Al ser contar con una gran cantidad de acero valirio, un material muy codiciado para hacer espadas en Westeros, Tywin convoca a un reconocido herrero para que funda a “hielo” y reutilice su acero para hacer dos espadas.

Luego de los titulos, saltamos a la escena siguiente en la que Tywin le entrega a su hijo Jaime, quien luego de regresar a King’s Landing se reincorporo a la guardia real. La conversacion entre ambos pasa de amena a un tanto incomoda. Tywin le hace notar que Jaime, principalmente porque carece de la mano que lo hacia un gran espadachin, ya no es de mucho uso para la guardia real. Pero Jaime no solo recibio este poco apoyo por parte de su padre. A lo largo del episodio vemos como tambien es rechazado por Cercei, quien lo acusa de haber tardado mucho en volver, y el rey Joffrery, quien le hace chistes bastante hirientes (como solo el los sabe hacer) sobre la perdida de su mano, que fue reemplazada por una imponente manota de oro.

La desazon de Jaime al no encontrar su lugar entre su familia, mejor dicho al sentir que perdio lo que tenia, retratan muy bien lo que sucede internamente en la familia Lannister. Por mas que Robb Stark haya muerto, y aunque asi lo piense Joffrey, la guerra no esta ganada y tanto Tywin, Cercei como Jaime se sienten incomodos y tensionados en sus posiciones actuales. Este episodio retrato muy bien eso como asi tambien las pequeñas, aunque geniales, escenas con Tyrion en camara. Alli pudimos ver que a pesar de estar casado con Sansa Stark, siente que los ojos de su padre y hermana estan apoyados sobre el y que si deja de hacer buena letra y puede ser condenado a algun crimen.

Uno de los puntos mas altos del episodio sucedio en los primeros minutos, con la llegada King’s Landing de un nuevo personaje, el principe Oberyn Martell de Lanza del Sol, tambien conocido como “La Vibora roja”, quien visita la capital de Westeros para asistir a la boda de Joffrey con Margaery Tyrell. En el poquisimo tiempo que estuvo en camara nos alcanzo para ver que se trata de un personaje interesante, basicamente porque su visita no pasa unicamente por ir a un casamiento sino que planea cobrarse venganza de Gregor “la montaña” Clegane, a quien culpa de haber violado y matado a su hermana Elia, esposa del fallecido rey Rhaegar Targaryen.

Oberyn tuvo una presentacion realmente impactante en la serie, ya que esquiva recibir una bienvenida protocolar por parte de Tyrion y llega de incognito a King’s Landing. Finalmente Tyrion lo encuentra en un prostibulo a punto de iniciar una pelea con dos personas. Esta escena pinta de cuerpo entero la personalidad carismatica de este nuevo personaje, interpretado de muy buena manera por el actor chileno Pedro Pascual. El principe Oberyn es una muy buena adhesion a la serie, los que hayan leido los libros sabran por que. Tambien fue muy correcta la actuacion de la britanica Indira Varma, a quien vieramos en series como Luther, encarnando a Ellaria Sand, la amante de esta “Vibora roja”.

Otra interesante, y aterradora, aparicion nueva para la serie es la de los Thenn, un grupo de canibales, quienes se unen a los salvajes liderados por Mance Rayder en su futura batalla contra la Guardia de la Noche. Este grupo aparecio apenas minutos en camara, cuando se unieron al campamento en el que se encuentran Ygritte, Tormund y los demas hombres de Rayder, pero realmente me dejaron con intriga de saber mas sobre ellos.

El mejor momento de este episodio fue para mi el que lo protagonizaron Sandor Clegane y Arya Stark, quienes se siguen metiendo en problemas vayan a donde vayan. Esta vez todo cuando comenzo cuando Arya ingreso a una posada para tratar de enfrentar al hombre que mato a un amigo suyo y que le robo su espada “Aguja”. Clegane sigue a Arya adentro del lugar y tras una charla muy tensionante entre el y los posaderos, que parecia salida de un western que de una serie de fantasia medieval, se desata un cruento combate en el que “El perro” y la hija menor de los Stark logran salir con vida, y ella consigue recuperar su espada y vengarse de la muerte de su amigo, al matar a su asesino de la misma forma. Fue una escena realmente brillante, la mejor manera de cerrar este episodio.

Hubo 2 cosas que no me terminaron de cerrar de “Two Swords”, las cortas apariciones de Jon Snow y Daenerys Targaryen. La escena del primero solo sirvio para saber que sigue con vida y que le advirtio al consejo de la Guardia de la Noche que la invasion de los Salvajes al castillo negro es inminente. En el caso de Daenerys  tampoco aporto mucho. Si bien pudimos ver a sus dragones mas creciditos, y cada vez mas indomables, su aparicion en pantalla solo se limito a ver como ella y su ejercito se acechan a la ciudad de Mereen y la evolucion de su relacion con el mercenario Daario Naharis, algo que podria terminar en un romance.  

Estos dos segmentos se quedaron cortos, tanto de duracion como de contenido, y parecieron que estuvieron mas para cumplir que para darle mas variedad en la trama.

Pero mas alla de eso, creo que este episodio cumplio con su cometido, presentarnos que tipo de cosas sucederan esta temporada, la boda de Joffrey y Margaery, la batalla entre la Guardia de la Noche y los Salvajes, la continuacion de la campaña de Daenerys y su ejercito, entre otros temas que se iran revelando en la trama.

No habra tenido la fuerza ni el impacto de otros episodios de la serie pero creo que “Two Swords” hizo un trabajo correcto como puntapie inicial de la cuarta temporada de Game of Thrones, la cual promete darnos las mismas emociones que nos entregara esta serie en sus capitulos anteriores.

Puntaje: 7,5