Análisis

ANÁLISIS: GODZILLA (2014)

Vuelve el monstruo legendario de los Estudios Toho con una refrescadita al estilo siglo XXI, pero con todas esas características que nos hicieron enamorarnos del género kaiju. ¡Volvió Godzilla! y volvió con todo.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

“Godzilla” es, ante todo, una pelicula pochoclera, en todo el buen sentido de la palabra. Si pretenden ir al cine en busca de algo mas que diversion y monstruos gigantes, entonces ni se molesten.

Aclarado esto, pasemos a detallar los pros y los contras de traer de vuelta a la pantalla al bicho mas legendario de todos los tiempos.

La creacion de los Estudios Toho cumple sus primeros sesenta años de existencia y los celebra con una nueva remake americana que, por suerte, no hace olvidar a la pseudo lagartija gigante de Roland Emmerich.

Godzilla vuelve a las fuentes, a ser la estrella del genero kaiju, que revivio gracias a la maravillosa “Titanes del Pacifico” (Pacific Rim, 2013) de Guillermo del Toro.

Pero antes de ser una pelicula de monstruos gigantescos, es una de cine catastrofe (y que catastrofe). El director, Gareth Edwards, y los guionistas Max Borenstein y Dave Callaham, no se privaron de romper absolutamente nada, pero a diferencia de otros films donde ocurre lo mismo sin miramientos (casi todas las peliculas de superheroes de los ultimos años), se puede decir que aca hay cierta coherencia y atencion a los detalles.

El tema principal de “Godzilla” es la naturaleza y, mas precisamente, la naturaleza como fuerza destructiva, un argumento que le calza muy bien en esta epoca de tantos desastres naturales. Los realizadores, por suerte, no se detienen a meditar tanto sobre ello convirtiendola en una excusa para llamar la atencion sobre los problemas ambientales, el abuso de los recursos naturales y la desidia del hombre, aunque el hombre si es el responsable.

Aca, la criatura consigue un nuevo origen que ya no tiene que ver con las pruebas nucleares que, en la original, estaban directamente relacionadas a la experiencia vivida por Japon durante la Segunda Guerra Mundial. Godzilla es lo que es, un monstruo enorme tan antiguo como la Tierra misma, un ¿macho? Alfa que no esta dispuesto a compartir su territorio con otros bichos y, ahi, es donde entra a jugar su verdadero papel en la historia.

La cosa viene asi, en 1999 unos mineros descubren unos “capullos” radioactivos en las Filipinas, supuestamente de algo que ya murio hace rato, pero diferente a la monstruosa criatura que ya conocen y trataron de eliminar varias veces. Al poco tiempo, unos extraños fenomenos sismicos provocan un tremendo desastre en una planta nuclear en Japon donde trabajan Joe (Bryan Cranston) y Sandra Brody (Juliette Binoche), los padres del pequeño Ford. La tragedia golpea a la familia americana y la ciudad termina convertida en un Chernobil asiatico.

Quince años despues, el joven Ford (Aaron Taylor-Johnson) se convirtio en un militar experto en bombas que vive en San Francisco junto a su hermosa familia y, apenas llegado de uno de sus tantos viajes, debe volar a Japon a asistir a su padre que fue arrestado por la policia cuando intentaba acercarse a la zona del desastre.

El hombre vive elaborando extrañas teorias e hipotesis sobre lo ocurrido en el lugar, mientras que su hijo solo quiere dejar el pasado atras y seguir adelante con su vida.

Entre esto y aquello, logran entrar a la zona devastada y descubrir una tremenda verdad encubierta, cuando no, por un grupo de cientificos que no saben medir las consecuencias de sus actos y sin quererlo, liberan a una horrenda criatura (a la que llaman MUTO) que se alimenta de radiacion y es capaz de generar impulsos electromagneticos.

El bicho se escapa y empieza a destruirlo todo a su paso en busca de fuentes de alimento y algo mas. La intervencion militar no se hace esperar, asi como las posibles estrategias para poder aniquilarlo. Al parecer, nuestro monstruo favorito, podria ser parte de la solucion y no del problema.

El doctor Ichiro Serizawa (Ken Watanabe) y su asistente seran las voces de la razon en esta catastrofe a nivel mundial que se traslada de Japon a Hawai, y de ahi a San Francisco.

El resto tendran que averiguarlo por si mismos, pero a pesar de una trama bastante simple y predecible, el director se guarda algunos truquitos bajo la manga.

Podriamos denominar a esta pelicula como “Godzilla Begins” ya que no la vemos hasta bien entrada la accion. Edwards se hace eco de films como “Tiburon” (Jaws, 1975) y “Alien” (1979) para crear cierto suspenso y anticipacion, y nos la muestra de a cachitos, entre bambalinas, una escamas por ahi, una patita por alla, una silueta a contraluz… pero cuando aparece, lo hace en todo su esplendor para las delicias de los amantes del genero.

Hay una historia humana, pero es ahi donde falla la pelicula. No podemos aferrarnos a personajes que continuamente entran y salen de la historia y no nos dan tiempo a conectarnos con ellos y sus dramas.

La trama se vuelve por momentos melodramatica y se le pegan unos cuantos cliches que no les calzan muy bien a los protagonistas humanos. Los otros, los que importan, cumplen con todas las expectativas y unas cuantas sorpresitas que emocionan.

Por momentos, la tragedia golpea por todas partes y no da respiro, el caos se reproduce en cadena, pero como ya dije, hay cierta coherencia y lugar para la humanizacion.

“Godzilla” termina por convertirse en una pelicula de cine catastrofe, si, pero no nos olvidemos que los terremotos y los tsumanis estan provocados por unos monstruos enormes a los que no les importa la gente que tienen a su alrededor y, a decir verdad, a nosotros tampoco.

La frase de Serizawa lo dice todo: “La arrogancia del hombre es creer que tiene la naturaleza bajo su control… y no lo contrario”. Godzilla es una fuerza de la naturaleza que no puede ser frenada, asi que acojamosla entre nosotros.

PUNTAJE: 8