Análisis

ANÁLISIS: 12 Horas para Sobrevivir (The Purge: Anarchy, 2014

La purga llega a las calles donde cinco individuos deben unir fuerzas y tratar de sobrevivir mientras la ciudad descarga toda su ira. La franquicia pergeñada por Jason Blum sigue por el buen camino y abre un poquito más el juego.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Jason Blum (y su Blumhouse Productions) es el nuevo Rey Midas del cine de terror de bajo presupuesto. Franquicias como la de “Actividad Paranormal”, “La Noche del Demonio” y “Sinister” cambiaron las reglas de produccion en Hollywood y lograron generar unos cuantos sustos en la ultima decada.

“La Noche de la Expiacion” (The Purge, 2013) y su secuela, no tienen espiritus malignos o vengativos que aterrorizan a sus protagonistas, pero juegan con la tension del espectador y logran ampliamente su objetivo.

James DeMonaco, director y guionista de ambas peliculas, nos plantea una America distopica en un futuro no muy lejano (el año es 2023), donde un nuevo tipo de gobierno –los Nuevos Padres Fundadores- han logrado disminuir la violencia, el crimen y el desempleo a partir de la implementacion de “la purga”: una vez al año, y durante doce horas, se les permite a los ciudadanos liberar su bestia interior y perpetrar todo tipo de fechorias sin ser castigados.

Toda sociedad necesita algun tipo de catarsis colectiva. Los griegos la tenian bien clara a la hora de organizar las famosas fiestas dionisiacas y desde entonces, los individuos han tenido la oportunidad de desahogar sus frustraciones de alguna u otra manera. Eventos deportivos, festivales musicales, manifestaciones masivas, todo sirve para evitar que la muchachada se desmadre, si lo sabremos nosotros, que una juntada en el obelisco se torna en caos en menos de los que canta un gallo.

Este el tema (¿y la solucion?) que plantea esta nueva camada de thrillers que, mas alla de la accion y la sangre, intenta analizar una sociedad que rinde culto a las armas y a la violencia.

Si la primera pelicula tomaba como punto de partida el subgenero de “casa acechada” durante esta noche de locura, uno de los grandes aciertos de DeMonaco y compañia, es trasladar la accion a las calles y ver como se comportan los individuos durante la “purga”.

Estan los que salen a depurar sus demonios y matar por matar, los que buscan venganza y aprovechan la falta de castigo y aquellos que quedan en medio del quilombo, ya sea porque no llegaron a tiempo a refugiarse en sus hogares o porque fueron arrancados de los mismos.

Asi, cinco personas tendran que unir fuerzas para sobrevivir durante estas doce horas en las calles, perseguidos por pandillas, fuerzas militares y los loquitos que andan sueltos con ganas de descargarse.

La primera pelicula centraba su foco de atencion, basicamente, en las clases acomodadas que pueden darse el lujo de resguardar sus viviendas con la mas alta tecnologia. Una lucha de ricos contra ricos, que mostraban su cara mas deforme.

Ahora la cosa se pone mas “analitica” socialmente hablando. Los pobres pueden ser victimarios, pero tambien son las victimas mas indefensas a la hora de esta masacre sin sentido. Ademas de no contar con la mejor proteccion, son tomados como objetivos para que los ricachones puedan purgar desde la comodidad de sus casas.

“12 Horas para Sobrevivir” (The Purge: Anarchy, 2014) es una pelicula de supervivencia que saca a relucir lo mejor y lo peor de las personas. Una madre y su hija adolescente, una parejita a punto de divorciarse y un hombre misterioso que tiene un solo proposito en mente, deberan aprender a confiar el uno en el otro, para llegar sanos y salvos al amanecer.

Como buen film independiente, saca provecho hasta del mas minimo detalle y despliega toda la accion por las calles vacias del centro de la ciudad con un muy buen manejo del espacio, las luces y los movimientos de camara para generar toda la tension que la historia requiere.

Los actores tienen caras conocidas, pero ninguno es una gran estrella, destacandose el genial Frank Grillo -que viene apareciendo en cuanta pelicula de accion que se le cruce- como el “lider” de este variopinto grupete de personas.

La pelicula abre el juego hacia un monton de interrogantes sobre esta futurista sociedad, y que no les sorprenda si pronto vemos una tercera parte. Nadie puede culpar a sus realizadores que reciben buenas ganancias a partir de una baja inversion que, en este caso, cumple ampliamente con todos los objetivos que se plantea: entretener, generar algun que otro sustito e inaugurar el debate sobre un par de temas que estan muy vigentes en la sociedad de hoy en dia.

PUNTAJE: 8