ANÁLISIS | The Punisher S02E12: Collision Curse (Spoilers)
Análisis

ANÁLISIS | The Punisher S02E12: Collision Curse (Spoilers)

Un episodio con algunas incoherencias, pero con todo el pochoclo explosivo que nos gusta

Avatar de Florencia Orsetti

Por: Florencia Orsetti

Llegados al penúltimo capítulo, ya aceptamos por completo que The Punisher eligió dos arcos argumentales bien diferenciados para esta segunda temporada y que nunca se van a cruzar. En Collision Curse, al menos tenemos al frío de John Pilgrim interactuando con los personajes principales.

Por un lado, el religioso intercepta a Mohoney y a Frank, haciéndolos volcar en la autopista. Un momento muy deus ex machina, o sea, Pilgrim aparece de la nada y entra a tiros limpios en el medio de la calle. Por suerte Madani estaba persiguiendo la ambulancia en la que iban Frank y el detective, y termina ahuyentando a Pilgrim… aunque no le sale del todo bien porque el tipo se lleva su auto, relevante para la próxima escena.

Frank saca a Mahoney de la ambulancia antes de que explote –bien pochoclero– y escapa con el traje de policía. Su próximo paso es dar con el paradero de Pilgrim. El religioso llegó demasiado lejos.

La serie finalmente le deja a Josh Stewart (Pilgrim) dar una muestra del buen actor que es y lo bien que le sale hacer de villano cínico. En la escena de la autopista casi ni lo vemos, pero luego de ello, viaja hasta el tráiler donde Amy está escondida (descubre la ubicación revisando el GPS del auto de Madani) y se encuentra con Curtis. Lo que sigue es una de las conversaciones más tensas de toda la temporada y todo termina explotando cuando la niña llega, dejando en claro que todo lo que dijo Curtis es mentira. Sigue una pelea brutal en la que Pilgrim se come un escopetazo en la pierna, pero eso no evita que deje a Curtis inconsciente. ¿Amy? Escapa.

Mientras tanto, Frank usó su placa de policía para averiguar la dirección de David Schultz y lo secuestra. Se lo lleva al tráiler para un interrogatorio y, ¡sorpresa! Descubre que Curtis está inconsciente y que la niña no está. Las cosas se van a poner feas para Schultz. Después de un interrogatorio violento y de descubrir que el joven no sabe nada de que sus padres tienen un sicario religioso protegiéndolo, Frank decide llamar a los papis y amenazarlos.

La sorpresa del capítulo es que Amy no huyó muy lejos. En su lugar, se escondió en el baúl del auto de Pilgrim, así que lo siguió hasta el hotel donde se está quedando. En un plano, la vemos sujetando una escopeta, claramente con planes de matarlo.

Con todo esto sucediendo, Madani sospecha de Dumont… ¡Al fin! Y le pega una visita. Hay mucha tensión y falsedad en el aire, y cuando todo explota, las tenemos a ambas matándose a piñas en una pelea con ítems domésticos muy bien coreografiada. Al final, Madani arroja a la psiquiatra por la ventana… la obvia ironía de morir como menos lo querías, ¿no, Dumont? Y es que justo Dumont cae al pavimento desde la ventana cuando Billy estaba volviendo al departamento. Y Madani no tiene mejor idea que volver a asomarse en la ventana. El capítulo final va a llevar a una batalla campal.

En esta nota