ANÁLISIS | The Punisher S02E08: My Brother’s Keeper (Spoilers)
Análisis

ANÁLISIS | The Punisher S02E08: My Brother’s Keeper (Spoilers)

Un episodio melancólico que no nos deja ignorar los problemas estructurales de la temporada

Avatar del

Por: Redaccion

My Brother’s Keeper por fortuna no tiene muchos preámbulos y arranca de lleno con la escena de acción que nos cortaron en el capítulo anterior, con Frank recibiendo disparos en el parabrisas del auto por culpa de un francotirador que va protegiendo a la camioneta donde viaja Billy. Por suerte Curtis llega en el momento justo y se deshace de la molestia. Frank ahora maneja más tranquilo, pero no por mucho tiempo…

Billy se sale del trance y termina pidiéndole a su compañero que detenga la camioneta. Es ahí cuando Billy toma una ametralladora y se para en el medio de la calle a esperar a Castle. Y este último ni se lo espera… auto versus lluvia de balas, obvio que Frank sale perdiendo porque Billy está tan odiado que no deja de disparar. Curtis termina liberando a Frank de las garras de Billy y de la policía. A todos ya les quedó claro que el asunto de la amnesia no es mentira: la cara de terror de Billy al ver la calavera en el pecho de Frank lo dice todo.

Frank con una 9mm, el loco de Billy con una ametralladora

Este capítulo se encarga de mostrarnos que tan parecidos son Frank y Billy en el fondo. The Punisher en los comics es un personaje violento y despiadado, no es precisamente un héroe, pero siempre entendimos que es mejor persona que los lunáticos a los que se enfrenta. La serie de Netflix es fiel a esa idea y justo cuando creímos que Frank estaba siendo demasiado blandito, nos muestran algo para recordarnos que en el fondo está lleno de oscuridad.

Tal es así que termina maltratando a Amy cuando a ella se le ocurre usarlo de sujeto de pruebas para probar el truco de robar el arma, truco que él mismo le enseño. No sé si esto fue buena idea, Amy, pero, sin dudas, no merecías que Frank te trate así… En esta, estamos con Curtis.

El capítulo hace un paralelismo con Billy, para demostrarnos que estos dos no son muy diferentes. Dumont la pasa mal cuando Billy intenta hacerle revivir sus traumas en una escena violenta, en la que la sujeta contra la ventana. Billy se justifica diciendo que si no puede confiar en su amigo Frank, que le voló el rostro en pedazos, ¿en quién puede confiar entonces? Dumont no es la persona indicada, pero alguien tiene que contarle la historia entera a Billy. El pobre está recordando solo la parte que le conviene de la historia. La amnesia nunca es el mejor mecanismo narrativo, pero que vaya recuperando la memoria de a puchitos acá se siente directamente ridículo. Parte de la culpa la tiene Ben Barnes, que no actúa tan bien como quisiéramos este papel de criminal mentalmente partido.

Tan avanzados en la temporada, cada vez es más difícil perdonar que los nuevos personajes estén tan poco desarrollados. Pilgrim y la familia Schultz sigue sin aparecer. Por fortuna, Amy volvió a ganar protagonismo y sigue siendo el único nuevo personaje de esta temporada con el que mínimamente podemos empatizar.  

En esta nota