ANÁLISIS | The Punisher S02E07: One Bad Day (Spoilers)
Análisis

ANÁLISIS | The Punisher S02E07: One Bad Day (Spoilers)

Llega el fanservice que esperábamos: Russo vs The Punisher

Avatar de Florencia Orsetti

Por: Florencia Orsetti

Ni Amy ni el religioso de Pilgrim aparecen en este capítulo, de modo que se refuerza la teoría de que tal vez estén lidiando con demasiados arcos para una sola temporada. Revolver uno implica olvidarse del otro.

One Bad Day es un capítulo ligado directamente a la primera temporada. Si todo el tema de las fotografías no existía en el guion, hubiésemos llegado a este punto igual, con Frank yendo a buscar a Billy; con Madani reviviendo los traumas de su relación con Billy y del disparo en la cabeza. Es el capítulo “más temporada dos” de todos, pero es también el que nos hace pensar lo que poco que desarrollaron la subtrama de Amy y Pilgrim, porque en este punto nos importa poco y nada.

Billy, además de tener una relación súper cliché con su psiquiatra, quien también resulta tener algún trauma, para variar, le da un objetivo a su banda de veteranos: robar un banco. Frank y Curtis terminan con una pista que les permite atrapar a Jake, el más débil de la banda porque es un adicto a las drogas duras.

Lo que sigue es una escena de tortura con un poco de humor negro, muy al estilo Punisher, en la que Frank hace el trabajo sucio y mientras Curtis se lava las manos. Hasta que Madani, que también estaba ahí, explota y anuncia que ella empezará a hacer las cosas legalmente. Bien sabemos que Punisher es el avatar de la justicia por mano propia, así que las leyes no van a funcionar acá, Madani. La falta de escrúpulos de Frank va a llegar antes y va a resolver todo con Billy, por la fuerza.

Durante la tortura, Jake se quiebra y les revela donde queda la guarida de Billy y su pandilla. Pero Curtis y Frank llegan tarde. Billy ya no está en el lugar y el robo ya empezó. De hecho, hay toda una escena muy tensa en relación a eso, cuando la dueña del negocio le hace frente a Billy y se rehúsa a abrir la puerta para que accedan a la caja registradora.

Justo cuando escapan del banco, se da el esperado encuentro entre Billy Russo y Frank, quien ahora luce la chaqueta con calavera de The Punisher. Billy entra en trance al verla y las piezas en su cabeza comienzan a unirse. Absorto, no es consciente del flor de tiroteo que está montando la banda de ladrones. Frank mata a varios de ellos, pero Billy zafa cuando lo suben a una camioneta y se lo llevan. Frank va tras ellos, obvio, en un auto lleno de agujeros de balas y el capítulo termina. Lo que más queremos es seguir viendo.

En esta nota