Estoy hecho un demonio
Análisis

ANÁLISIS | Legends of Tomorrow S04E014: Nip/Stuck (Spoilers)

Neron lleva todas las de ganar en este capítulo que pone a las Leyendas en apuros. Ojo, en el Buró del Tiempo no lo pasan mucho mejor, eh. 

Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Las Legends of Tomorrow no pierden ni un segundo de tiempo para intentar hallar al fugitivo Neron que, ahora, tomó el control total del cuerpo de Ray -enviándolo derechito al Infierno-, y se escapó junto a Constantine hacia la Era de Hielo con propósitos poco definidos. Ahí, en medio de la nada helada amenaza al demonólogo para que abra un portal infernal (los poderes de John son los únicos que pueden mantener la conexión de manera estable), y así recuperar a su querida Tabitha. Pero el escenario resulta ser una trampa para atrapar a la Waverider y sus ocupantes bajo una avalancha de nieve.

Con las leyendas fuera de combate y peleando por su supervivencia, el demonio se traslada junto a Constantine hasta Stonehenge, en el año 55 AC, donde van a conocer al rey Kon-sten-tyn, un ancestro de John responsable de la “grieta” entre los humanos y las criaturas mágicas. Este señor suele usar el miedo de su pueblo para acentuar su poder, y así enviar a todos los seres sobrenaturales derechito al Infierno. Neron quiere aprovechar su próximo ritual -que involucra a una inocente Púca- para acceder finalmente al mundo de las tinieblas, pero John intenta persuadir a su pariente de que la amenaza del demonio es mucho más peligrosa que este bichito perteneciente a la mitología celta. Claro que el tiro le sale por la culata y termina encadenado junto con la Púca destinado al sacrificio.

Mientras tanto, Gary hace de las suyas en el Buró del Tiempo, gracias a su nuevo pezón hipnotizador (¿?). Sí, el regalo de Neron le permite hechizar a todos sus compañeros -incluyendo a Ava- para que caigan bajo su control y no interfieran en los planes del demonio. Nora, ahora un agente activo de la organización trata de detenerlo, pero también cae bajo los influjos de este muchacho tan rencoroso. Entonces, la tarea cae en manos de Mona y su personalidad más salvaje (¡hola Wolfie!), que va a terminar enfrentando a Green y liberando a sus compañeros.

Neron/Ray lleva a John a conocer a un pariente lejano

Con la Waverider bastante maltrecha, los conflictos internos entre las Leyendas se empiezan a enardecer. El liderazgo de Sara se pone a prueba, así como la reciente escapada de Mick a la RomantiCon, pero el sentido común, las intervenciones de Charlie y las ñoñeces de Ray vuelven a acomodar las cosas dentro de esta familia bastante disfuncional, demostrando que las diferencias existen, aunque siempre se pueden dejar a un lado y seguir adelante por el bien común. Justamente, la necesidad de rescatar a Palmer es el incentivo ideal para no bajar los brazos, y una vez que la nave recupera su potencia, marchan derechito hasta Stonehenge donde el rey ya tiene abierto el portal al Infierno.

John Constantine podrá ser medio mala onda, pero finalmente decide hacerle frente a su ancestro y estabilizar el portal para salvar a la Púca. El paso siguiente es matar a Neron, pero esto implicaría condenar a Ray a una eternidad en el inframundo, un acto que las leyendas logran impedir con su arribo en el último minuto. Al final, decide sacrificarse y lanzarse al portal para rescatar el alma de su amigo, pero con él fuera de alcance, el demonio puede concretar su objetivo permitiendo que Tabitha entre a nuestro mundo.

Para sorpresa de todos, la enamorada de Neron resulta ser la mismísima Hada Madrina (Jane Carr) que John mandó al Infierno a comienzos de esta temporada en “Witch Hunt”. La pareja no tiene mucho tiempo para los arrumacos, ni las Leyendas para tratar de atraparlos, ya que escapan rápidamente hacia el Buró del Tiempo donde rescatan a Gary de las garras de Mona, llevándose también a la chica durante la huida. ¿Será ella la que proporcione el nuevo cuerpo anfitrión para Tabitha?

Mucha tensión y fresquete en la Waverider

Así nos deja “Nip/Stuck”, un episodio con sus altibajos, pero que siempre mantiene el ritmo y la acción a cada minuto, metiendo sus buenas cuotas de humor y bizarreadas (o sea, un pezón hipnotizador), referencias a más no poder, y el espíritu de hermandad que une a estos locos lindos a pesar de sus errores. Ahora se vendrá un paseo por el Infierno, muy al estilo de “Legends of Tomorrow”, claro, y posiblemente el nacimiento de un dragón, porque queremos ver los frutos de todo el cariño y dedicación que Nate y Zari le pusieron al huevito dorado.  

En esta nota
  • legends of tomorrow