Horizon Chase Turbo
Análisis

ANÁLISIS | Horizon Chase Turbo

Carreras a alta velocidad, polígonos coloridos, choques, derrapes y escenarios que evocan al nacimiento de un género olvidado

Avatar de Sebastián Cigarreta

Por: Sebastián Cigarreta

¿Cuántas veces habremos corrido la misma carrera en aquellos clásicos noventosos tan solo por la diversión de hacerlo? Horizon Chase Turbo es producto de un estudio formado por un grupo de apasionados de ese tipo de juegos, como Out Run, Pole Position o Chase HQ. Títulos en los que el objetivo principal era correr hacia un horizonte plano, en el que se vislumbraba un destino al que sabíamos que no llegaríamos pero no por eso dejábamos de intentarlo. Aquiris Game Studio logró capturar la esencia de esa época en todo sentido y nos propone un juego sencillo de entender, que se da a conocer a través de su propia jugabilidad y que tiene todos los ingredientes para satisfacer a nostálgicos y buscadores de velocidad por igual.

Se nota desde el primer momento que Horizon Chase Turbo está diseñado para enamorarnos, especialmente a aquellos que disfrutaron de los juegos de carreras en su versión más simple, antes de los polígonos y la simulación. Y es que el estudio brasileño supo captar todas las sensaciones que definían al género de entonces sin perder de vista ningún detalle, pero a la vez creando una identidad propia. Al comienzo solo podremos jugar el modo World Tour, que comienza en California y nos llevará por más de una docena de locaciones alrededor del mundo. A medida que vamos ganando carreras conseguiremos dinero que podremos utilizar para desbloquear vehículos, mejoras y más escenarios. Y aunque pueda parecer poco, en una primera impresión, pronto estaremos disfrutando del loop que conforma el corazón del juego.

Elegir una pista, correr, memorizar la localización de las monedas especiales e intentar salir primero. Esa es la base de la propuesta que, como era de suponer, no será fácil de lograr en un solo intento. Cada carrera otorga una cantidad de dinero según nuestro desempeño, si juntamos todas las monedas azules habrá un plus. En el caso de que no logremos todos los objetivos siempre habrá oportunidad de rejugar el nivel y conseguir el resto de las recompensas. El modo World Tour además cuenta con una carrera especial por locación en la que, si alcanzamos el primer puesto, desbloquea una mejora para todos los vehículos de nuestra colección. Lo bueno de esta mecánica es que nos permite seguir utilizando nuestros autos favoritos, ya sea por sus individualidades como por su apariencia, ya que todos estarán igual de potenciados.

Horizon Chase Turbo

Que las mejoras se apliquen a todos los autos no significa que estos sean iguales. Si bien al comienzo las diferencias entre los vehículos serán moderadas, a medida que vamos desbloqueando mejores modelos serán cada vez más profundas. Y aquí entra en juego el último ingrediente de la propuesta: el combustible se agota y deberemos ir juntando bidones rojos a lo largo de las carreras. Si no tenemos en cuenta todas las estadísticas de los coches salir primero en los eventos más avanzados será realmente complicado, por eso si la pista es corta será conveniente elegir un auto con un tanque de nafta menor pero que tenga más velocidad final, si hay demasiadas curvas quizás sea sabio priorizar en la aceleración y así el juego adquiere una nueva capa de complejidad. Eso claro teniendo en cuenta que nos hallamos ante un arcade puro y duro, que prioriza el vértigo y la espectacularidad por sobre todo.

Horizon Chase Turbo

La presentación es impecable, desde la música de Barry Leitch, compositor de la banda sonora de clásicos como Lotus Turbo Challenge y Top Gear, hasta los efectos de sonido, todo grita 16-bits. Y el apartado estético es para sacarse el sombrero, Aquiris Game Studio logró recrear la sensación de estar ante un juego de hace 25 años pero con un motor moderno que permite diseños coloridos, escenarios exquisitos y una velocidad vertiginosa. Pero el plato fuerte es la posibilidad de jugar en multijugador local a pantalla dividida con hasta 4 jugadores en simultáneo, transformándolo en el juego ideal para amenizar una reunión de amigos.

Horizon Chase Turbo

La propuesta cierra por todos lados, incluye más de 31 vehículos desbloqueables, más de 100 pistas distribuidas entre 48 ciudades, y 12 copas con diferentes niveles de dificultad que nos llevarán a dar la vuelta al mundo. Sinceramente hay muy poco para criticarle a Horizon Chase Turbo, es cierto que la versión de Switch sufre de algunos bugs molestos, pero son poco frecuentes y Aquiris anunció que está trabajando en un parche para solucionarlos. Más allá de eso es necesario aclarar que estamos ante un juego sencillo desde su concepción, que busca divertir sin demasiadas pretensiones y si ustedes están buscando personalización, o algún tipo de motor de física pseudo realista, acá no lo van a encontrar.
 

En esta nota

Comentarios