La fuerza del cariño
Análisis

ANÁLISIS | Doom Patrol S01E013: Flex Patrol (Spoilers)

El grupo superheroico menos heroico está listo para dar el gran salto justiciero y cumplir su destino de salvadores del mundo comiquero. 

Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

El paso por la Granja de Hormigas fue tan caótico como traumático para nuestros héroes en desarrollo. El que más sufrió, obviamente, fue Victor Stone, que ahora debe cargar con la culpa del ataque que le propinó a su papá, guiado por las malas influencias de Mr. Nobody. Con Cyborg fuera de combate y luchando con el impulso de volver a creer y aceptar a Grid, la patrulla vuelve a la mansión llevándose consigo al prisionero 722, también conocido como Flex Mentallo (Devan Long).

Resulta que el forzudo, salido de un viejo aviso publicitario y el único que, al parecer, puede proporcionar una pista concreta sobre el paradero del Jefe, es ese peludo compañero de celda contigua de Vic, un hombre amante de las telenovelas que perdió la memoria y la identidad desde hace rato. Un flashback nos lleva al soleado 1964 donde Flex, el héroe indiscutido de la gente, está a punto de tener una hermosa cita romántica con su esposa Dolores (Haley Strode). El momento es interrumpido por los agentes del Departamento de la Normalidad, que no tardan en llevarlo a sus cuarteles y empezar el proceso de tortura, como tantas otras “criaturas” antes que él. Entre ellos está Larry Trainor y su espíritu negativo, al que Mentallo intenta salvar cuando todavía conserva sus poderes. Al final, la coerción y la amenaza de matar a su amada surte el efecto deseado, convirtiéndolo en ese ser casi catatónico que conocemos en el presente.

De vuelta en la Mansión Caulder, Jane y Cliff intentan reparar su memoria y sus habilidades para poder seguir adelante con su misión de rescate, pero nada parece despabilarlo. Ni la restauración de su imagen de forzudo de circo, ni la provocación; así que lo único que les queda es tratar de reunirlo con su enamorada y ver qué pasa. El reencuentro con una avejentada Dolly es pura ternura hasta que ella se desintegra ante sus ojos provocando la ira y el despertar de todos sus poderes dormidos. Un momento más que triste para Flex, pero el primer paso concreto de la Patrulla para encontrar a su mentor.      

Un día culaquiera en el parque

Mientras tanto, Rita intenta consolar a Victor y acompañarlo junto a su padre convaleciente. La culpa del pasado y los recuerdos vuelven a perseguirla cuando cruza palabras con un simpático paciente interpretado por Edward Asner. Y así, finalmente, sabemos cuáles son esas acciones que siempre la atormentan, ligadas al suicidio de una actriz que tuvo un bebé con un famoso productor de su época, un encuentro del que Farr, como tantos otros, es directamente responsable. Estas reuniones entre el empresario y las jóvenes aspirantes la devolvieron al estrellato cuando creía estar acabada. Fama que la llevó al filmar a los exóticos escenarios de África donde el gas tóxico la convirtió en metahumana.

Decidida a no seguir llorando sobre la leche derramada y aceptar quién es realmente, Rita vuelve a la mansión con espíritu superheroico renovado, dispuesta a liderar (o al menos, despabilar) al equipo para salir en busca de Niles Caulder. El último detalle que nos falta para llamar a estos locos lindos la “Patrulla Condenada” es el sacrificio de Larry, resuelto a liberar a su espíritu negativo que, a su parecer, ya sufrió bastante. Pero ahora que están separados, el cuerpo de Trainor se deteriora rápidamente, por lo que su compañero no duda en regresar y sellar esta unión ¿para siempre?  

Listo, ya estamos todos, pongamos los fideos. Este es el setting y el punto de partida que nosotros, como espectadores, esperamos casi casi desde el comienzo de la temporada de “Doom Patrol”, pero sabíamos que antes de convertirse en justicieros, estos protagonistas debían poner sus asuntos en orden, acomodar sus traumas y encontrar al héroe interior antes de salir a salvar al mundo. Claro que no somos los únicos que pensamos así, porque detrás de todo esto está la mente macabra de Eric Morden, orquestando y manipulando el destino de estos personajes. 

El último empujoncito para Rita

Nada más literal, meta y doompatrolesco como su aparición victoriosa al final de “Flex Patrol”, dejándonos bien en claro que, ahora sí, empieza la joda comiquera entre héroes vs. villanos, o sea, él en primera persona. Mr. Nobody es ese narrador que empuja la acción y pone todos nuestros pensamientos en palabras, cantando la posta sobre estas series superheroicas que se guían por modelos y estructuras establecidas desde los relatos épicos de la antigua Grecia. Ojo, no nos estamos quejando, sino todo lo contrario, porque a pesar de que se ponga en el papel de espectador ansioso que quiere pasar a la acción y a los bifes, sabemos que la creación televisiva de Jeremy Carver también tiene otros matices que entorpecerán estos planes con más conflictos internos y ambigüedades por parte de sus protagonistas.

Este es el hermoso juego que nos viene ofreciendo la segunda serie original del DC Universe desde su planteo: el equilibrio entre acción, historia y personajes que nos conquistó con sus rarezas y su corazón. Un grupo de héroes poco convencionales que pocas veces encaja en los estándares del virtuosismo y lo perfecto, para quedarse con el aspecto más humano de estos “bichos raros”.     

“Flex Patrol” no es el episodio más consistente de esta temporada, pero igual tiene grandes momentos que se elevan con esos últimos minutos brillantes de Alan Tudyk, quien no deja de recordarnos qué tipo de show estamos viendo, por las dudas de que haya algún distraído buscando solemnidad y sacrificios superheroicos. Por ahora, Cyborg ya no es de la partida, y es tarea de Rita, Jane, Larry y Cliff arremangarse las mangas y enfrentar de una vez por todas sus miedos y, por supuesto, a Mr. Nobody.    

En esta nota
  • doom patrol