ANÁLISIS | Chilling Adventures of Sabrina - A Midwinter's Tale
Análisis

ANÁLISIS | Chilling Adventures of Sabrina - A Midwinter's Tale

Pensábamos que las brujas no celebraban Navidad... descubramos cómo en capítulo especial de Chilling Adventures of Sabrina

Avatar de Florencia Orsetti

Por: Florencia Orsetti

El especial de Navidad de Chilling Adventures of Sabrina es un capítulo que vas a mirar. Como ya es tradición en Netflix, estos especiales de temporada no son capítulos aislados, sino más bien capítulos extra que sirven para bajar la ansiedad que nos genera esperar la segunda temporada, que llega en abril. “Cuento de Solsticio de Invierno” (A Midwinter's Tale) nos cuenta cómo las brujas celebran esta época del año y la verdad es que nos despierta curiosidad. El problema es que tiene demasiadas subtramas y conflictos que resuelve como puede en una hora, o que tal vez resuelva en la temporada que viene.

Hasta la pequeña Leticia ligó media

Las brujas no celebran Navidad o más bien si lo hacen, porque tienen su árbol y sus banquetes, pero eligen como fecha el 21 de diciembre, el solsticio de invierno. Lo mejor del capítulo es el humor. Hay situaciones dramáticas que seguro repercutirán en la segunda temporada y un par de momentos a lo monster-of-the-week, pero la dupla Hilda (Lucy Davis) y Zelda (Miranda Otto) sigue siendo lo más divertido.

Hay algo de originalidad en como el capítulo subvierte los tópicos propios de la navidad o se ríe de ellos directamente. Tenemos un Papá Noel demoníaco; una chimenea muy adornada, pero que no se puede apagar porque su fuego ahuyenta espíritus y otras locuras que hacen de la celebración satánica una muy peculiar.

Pensando en las subtramas que parece que tendrán peso más adelante, tenemos a Zelda haciéndose cargo de Leticia, la niña que secuestró al final de la última temporada. Hay todo un conflicto en torno a la criatura, pero que a mi gusto se resuelve demasiado rápido. Parece una sola excusa para dar lugar a otro monstruo de temporada, una bruja roba niños que se instala en la casa Spellman.

Pareciera que el capítulo quiere darle un poquito de protagonismo a todos, incluso a las amigas humanas de Sabrina. El tema es que los 55 minutos que dura, no le alcanzan. Sussie es secuestrada por un Papa Noel demoníaco. El secuestro y el rescate duran apenas minutos.

Ya que cortan de raíz la idea del bebé y hay un par de subtramas con monstruos que no hacen más que entretener, podemos decir que “Cuento de Solsticio de Invierno” es un episodio de relleno. Pedirle a un especial de Navidad ser algo más que eso, puede ser pretencioso. Pero es que todavía no les conté el punto más importante del capítulo. Suceden dos situaciones que lo convierten en un episodio vital para entender lo que viene en la segunda parte. Al final, como les decía en un principio, es un episodio que hay que mirar, aunque eso implique tener que tolerar más de media hora de relleno y subtramas que no queremos ver.

No hay Navidad sin grandes banquetes

En concreto, Sabrina llega a hacer contacto con su madre en una sesión espiritista. El propósito de hacerlo es poder hablar con ella para preguntarle que debería hacer con su relación con Harvey. La respuesta que le da no es muy alentadora. Parece que no podrás mezclar el mundo humano con el de las brujas, Sabrina… Para colmo, al final del capítulo, Harvey (Ross Lynch) se toma unos minutos para visitar a la joven bruja y dejarle en claro que él no quiere saber nada con el mundo mágico. ¿La relación llegó a su fin?

Como especial de Navidad, hay que aceptar que “Cuento de Solsticio de Invierno” es, cuando menos, original. En el afán de querer usar el capítulo como puente entre ambas temporadas, los guionistas meten la peta en meter demasiadas subtramas y no darle el peso que merecen a casi ninguna. Para ver más de la relación Sabrina / Harvey, y ser testigos de verdaderos conflictos con el mundo oscuro, hará falta esperar hasta abril.

En esta nota