De tal padre...
Análisis

ANÁLISIS | Arrow S07E16: Star City 2040 (Spoilers)

Arrow nos lleva sin escalas hasta el futuro, pasando por la extravagante infancia de Mia. A todo esto, ¿dónde se metió Oliver?

Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

No sabemos si Mia Smoak va a terminar convertida en la nueva Speedy -siguiendo algunos lineamientos comiqueros-, pero ya no caben dudas de que heredó lo mejor (y lo peor) de papá Oliver. “Star City 2040”, dirigido por el siempre constante James Bamford, nos lleva de recorrido por la vida de esta jovencita que creció aislada del Team Arrow, de Star City y de la verdad acerca de sus padres. Al parecer, Ollie y Felicity decidieron que su hija no iba a estar expuesta a los peligros de sus actividades extracurriculares, así que desde su nacimiento se crío en el pueblito de Bloomfield, ignorante del trabajo heroico de mamá y papá. O más o menos.

Queda claro, desde un primer momento, que Oliver Queen no formó parte de la vida de su hija (¿dónde está? Queremos sabeeeeer) y, en cambio, esta fue entrenada por la tía Nyssa al Ghul (Katrina Law) como algo completamente normal. Mia creció pensando que los vigilantes fueron los responsables de la destrucción de la ciudad, incluyendo a Overwatch y Green Arrow, por eso la desilusión al descubrir que mamá anda haciendo trabajitos non santos que no tienen nada que ver con Smoak Tech.   

Tratando de darle sentido a todas las mentiras que adornaron su infancia, la chica escapa hacia la ciudad en busca de respuestas. Ahí es cuando empezamos a conectar con lo que ya sabemos del futuro, su encuentro con William, la supuesta muerte de Felicity, y la revelación de que Flecha Verde y su equipo son los verdaderos héroes de esta historia. A pesar de las advertencias de mamá para que huyan de Star City antes de que vuele por los aires, los hermanitos deciden hacer todo lo contrario y colarse en The Glades para rescatarla.  

Bienvenida Mia

Entre los conocimientos de Will y las destrezas de Mia, el team logra traspasar la muralla y colarse en la parte más exclusiva de la ciudad. Su objetivo es Galaxy One (ahí donde marcan las coordenadas), empresa que invierte en el bienestar de la comunidad pero, en realidad, es la tapadera de Eden Corp, los terroristas que plantaron las bombas y, claro, los que piensan culpar de todo a la Smoak. Mientras ellos se infiltran en la compañía, con un poco de ayuda de Connor Hawke, Zoe Ramirez, Dinah Drake y Roy Harper se chocan con otra verdad: la implicancia del alcalde Rene en todo este asunto de la “reestructuración”.

Lo que sigue es una misión como tantas otras, pero esta vez tenemos a un par de Canarios, Arsenal, Connor, Felicity (conocida como en el futuro como Calculator), Mia y Clayton haciendo su mejor esfuerzo para impedir el bombardeo de la ciudad. Claro que los malos no son los que pagan y, en cambio, el arrepentido Ramirez debe culpar de todo al resurgimiento de los vigilantes para mantener las apariencias.

El porvenir pinta bastante negro para estos proscriptos pero, al menos, podemos celebrar el reencuentro de Felicity y William, y algunos sinceramientos entre mamá y Mia. Entendemos que la serie se llama “Arrow” y el Ollie apenas hace acto de presencia, pero este flashforward alcanza para ir entendiendo que las acciones de Smoak en el presente (la creación de Archer) van a repercutir fiero en el futuro.

Siempre del lado del bien

“Star City 2040” cambia de jugadores, pero nos entrega un clásico episodio cargado de acción y mucha química entre sus protagonistas. Claro que hablamos de Mia y William quienes, tranquilamente, podrían tomar la posta del show una vez que se despida tras su octava temporada. Si los flashbacks de las entregas tenían como propósito reconstruir los cinco años que Oliver pasó fuera de Star City antes de rescatado de Lian Yu, la presencia de estos flashforwards nos van  a ayudar a entender las acciones del presente, la importancia de la familia, el vigilantismo versus el heroísmo que viene de actuar acatando las reglas, y varios factores que todavía no conocemos.

Los responsables de show se la jugaron con este formato para escapar del clásico “villano de la semana” y, por el momento, les está funcionando, en mayor o menor medida. A “Arrow” sólo le quedan unos cuantos capítulos por delante para bajar el telón de esta temporada y ambas líneas temporales deberían terminar encajando, salvar ese futuro apocalíptico y contarnos qué pasó con el Arquero Esmeralda… además de dejarnos a todos contentos. Uf, cuanto trabajo que tienen por delante.      

En esta nota

Comentarios