loader image

Popular Posts

Análisis | Path of Exile (PS4)

El mundo de los Action RPG es vasto, está repleto de grandes exponentes con diferencias tan grandes que a veces crean su propio subgénero. A pesar de no haber sido el primero, Blizzard impuso un nuevo estándar con Diablo y siguiendo su fórmula llegaron incontables títulos que lo imitaban. Parecerse a este gran juego no es en sí algo negativo, de hecho fue la fuente de inspiración para varios estudios que construyeron sobre su base e hicieron evolucionar al género. Path of Exile es uno de esos Hack n’ Slash RPG que toma elementos de la saga de Blizzard pero que logra dotarlo de una identidad propia, a costa de su propio esfuerzo y atendiendo la opinión de su comunidad. Desde finales de 2013, y durante toda su etapa de beta, Grinding Gear Games se viene encargando de pulir su propuesta y así logró posicionarla como el mejor camino para aquellos jugadores de Diablo 2 que nunca lograron sentirse cómodos con la polémica tercer entrega de la saga.

PlayStation 4Free to Play

Path of Exile 1
El diseño de las clases es exquisito, aunque no habrá demasiado tiempo para apreciarlo: ¡Hay que conseguir mejor loot!

Sí, Path of Exile es un juego gratuito y uno de los mejores ejemplos de cómo llevarlo a cabo en la industria moderna. Parte del encanto yace en cómo está balanceada la economía, que no depende de una moneda imaginaria como el oro, sino que valoriza ciertos ítems consumibles. Así cuando vayamos a comprar un nuevo casco quizás el precio sea un Pergamino del Portal de la Ciudad, o dos Pergaminos de Sabiduria. Respectivamente dichos ítems pueden consumirse para viajar al pueblo o identificar un objeto, pero a la vez funcionan como bien de intercambio. En cuanto a aquellos jugadores que quieran invertir dinero real lo harán para conseguir objetos cosméticos, alquilar servidores dedicados o comprar slots para crear personajes nuevos.A la hora de jugar podremos elegir entre 6 clases diferentes, cada una con 3 subclases para especializarnos según nuestra forma de jugar. Las clases están atadas a uno de los tres atributos principales (Fuerza, Destreza o Inteligencia) pero de ninguna manera limitadas. Podemos ser, por ejemplo, una bruja que se decantó por tener la agilidad suficiente como para blandir una lanza o quizás la fuerza necesaria para llevar un gran escudo. En el 3er acto tendremos la posibilidad de rescatar al personaje que conforma la 7ma clase, que propone un balance entre los tres atributos y cuenta con una sola subclase de especialización. El equipamiento, los ítems y las recompensas son parte fundamental de la experiencia. Path of Exile nos mantiene explorando entornos generados al azar y conectados a un mismo servidor a la vez. Cuando llegamos a pueblos o zonas sociales podremos ver a otros jugadores, invitarlos a comerciar o inclusive llamarlos a unirse a nuestra partida, sin embargo cada mapa que exploremos será sin la intervención de extraños. Esto garantiza partidas tranquilas y loot persistente, la zona se reiniciará recién cuando nos internemos un par de mapas más adelante y hasta se nos permite usar un punto de teletransportación para ir a vender objetos y regresar a levantar el resto. Ese es el loop del juego, tan adictivo como divertido: matar enemigos, revisar lo que tiran y compararlo con lo que llevamos equipado, algo que todo Hack n’ Slash RPG debe tener y que muy pocos llegan a hacer realmente bien.El juego de Grinding Gear Games es gigantesco. La campaña principal cuenta con 10 actos que requerirán de varias horas simplemente para atravesarlos y, si son de juntar todo lo que se les cruza, es seguro afirmar que tendrán juego para rato. Inclusive una vez finalizado cuenta con un endgame para que sigamos aprovechando ese Templario Nivel 99 que creamos. Cada personaje es único gracias a la grilla de habilidades pasivas que nos permite elegir entre casi 1400 skills, y a su vez debemos sumar las especializaciones. Eso significa que, al alcanzar nivel 99, nuestro personaje contará con un poco más de 100 de esas habilidades (algunas misiones dan libros con puntos extra) y por lo tanto las posibilidades de ver una Bruja igual a otra son tan ínfimas como las de completar el juego en modo Hardcore en el primer intento.Path of Exile siempre nos mantiene enganchados, ese es su mayor logro, y no importa que el apartado técnico peque de modesto. Es un juego de 2013 y no intenta ocultarlo, pero lo compensa a fuerza de una tasa de FPS constantes, decenas de enemigos en pantalla y una gran variedad de escenarios para que la experiencia se mantenga siempre fresca. Ese loop de conseguir equipamiento, cambiarlo por otro más útil y vender el resto es la clave, y el juego es generoso con el loot, por eso es que aún en los primeros 10 niveles de personajes ya vamos a poder conseguir equipo de buena calidad. Habrá también ítems para mejorarlos, modificar sus estadísticas y hasta para encantarlos. Siempre habrá motivos para seguir jugando y en ningún momentos tendremos la sensación de estar perdiendo el tiempo, ya sea porque queremos avanzar en la historia, conseguir una armadura mejor o farmear objetos para intercambiarlos con otros usuarios: una vez que entremos a jugar el desafío será irse a dormir a un horario decente.

Path of Exile 2
Por más enemigos que haya en la pantalla la acción seguirá igual de fluida, el port está a la altura de las expectativas.

Más allá de las habilidades pasivas, que conseguimos al subir de nivel, Path of Exile cuenta con un sistema de gemas que confieren tanto habilidades activas como de soporte. Cada una tiene un color asignado y puede incrustarse casi cualquier tipo de equipamiento, si los slots están vinculados entonces podrán modificarse con las gemas adecuadas. Las primeras nos las regalarán al completar las misiones del tutorial, pero pronto podremos comprarlas en las tiendas y son el corazón del juego. Tan importantes son las gemas que, además de las estadísticas de bonificación, pronto estaremos evaluando cambiar de equipamiento según la cantidad, los colores y la combinación de slots con los que cuenten. Cada gema, ya sea de skill o de soporte, va subiendo de nivel a medida que la utilizamos y terminará siendo devastadoras. Las combinaciones posibles son tan amplias que podremos, por ejemplo, hacer que nuestra bola de fuego se multiplique y por cada enemigo derrotado aparezca un minion nuestro que nos ayude a combatir. Eso se logra con 3 de las gemas más sencillas de conseguir e invirtiendo un poco de tiempo para subirlas de nivel, el verdadero límite está en nuestra imaginación.La propuesta no termina acá, Path of Exile incorpora ligas, eventos temporales que ofrecen grandes recompensas para aquellos que puedan completarlos. Hay premios para todos, de hecho lo más probable es que aún en los primeros intentos ya nos hagamos con varias partes de equipamiento de calidad. Algunas son fijas, como la liga estándar, la hardcore y la Synthesis League (el evento permanente actual), pero generalmente llega nuevo contenido cada 3 meses. Algunas tienen reglas que requieren terminarlas lo antes posible o hasta con muerte permanente. La interpretación de “Permadeath” de los desarrolladores es una de las más interesantes con las que me crucé: el personaje muere sólo dentro del modo de juego en cuestión, pero puede seguir siendo utilizado en el modo estándar. Eso significa que aún si lo intentamos y fallamos, todo ese tiempo que invertimos no queda realmente perdido, que es el principal temor al abordar un modo hardcore.

Path of Exile 3
Puede que estemos tan apurados por matarlos que no nos demos cuenta, pero el diseño de los enemigos es así de genial.

La versión de PlayStation 4 llega más de 5 años tarde, es cierto, pero junto con la espera los usuarios reciben la mejor versión del juego. Hoy en día Path of Exiles incluye más de 16 expansiones gratuitas y ofrece una experiencia fluida, balanceada a costa de años de parches constantes. Es cierto que se siente un poco antiguo en cuanto al apartado técnico, los textos son pequeños para la distancia a la que jugamos en una consola y el tutorial deja demasiados campos grises, pero todo esto no llega a empañar la experiencia. Sigue siendo un juego en el que podemos invertir cientos de horas y crear personajes nuevos, forjar equipamiento, hechizos y nuestra propia versión de las habilidades activas, todo gracias a nuestro propio trabajo. Pocos productos se acercan a la libertad de desarrollo, evolución y creación que el título de Grinding Gear Games ofrece, y si a todo esto le sumamos que es absolutamente gratuito, creo que las opciones las podríamos contar con los dedos de las manos. Definitivamente no tan vistoso como otros títulos AAA, pero el corazón de la propuesta es tan divertido y balanceado que no hay motivos para dejar de jugarlo.

PATH OF EXILE (PS4)

26/3/2019 (PS4, XBOX ONE, PC)
8.0
¡Si queres chatear con nosotros sobre juegos y encontrar gente con quien jugar sumate a nuestro canal de Discord en discord.malditosnerds.com!