loader image

ANÁLISIS | F1 22 llega al podio por la nueva regulación

Muy a menudo solemos desestimar la nada sencilla tarea de tener que publicar un juego deportivo año tras año. ¿Cuánto tiempo real es el que tienen los desarrolladores para aplicar cambios notorios y percibir realmente el impacto de dichas modificaciones? Para series como FIFA esto es particularmente complejo porque más allá de la incorporación del VAR, el fútbol sigue siendo fútbol. La Fórmula 1 también sigue siendo a grandes rasgos, lo mismo, pero para una franquicia como F1 y un estudio como Codemasters que busca siempre la representación más fiel posible del deporte, esa necesidad de cambio puede provenir también de factores exógenos.

Nos referimos obviamente a la nueva serie de regulaciones impuestas por la FIA para la temporada de Fórmula 1 2022. En la nueva temporada, hay una cantidad de cambios en lo referido al manejo de la aerodinámica, el tamaño de las ruedas y la construcción de los bólidos que alteran drásticamente la forma en la que los pilotos deben pensar sus trazados en cada una de las pistas. Casi como por efecto colateral, toda esta nueva reglamentación impacta de lleno en el modelo de simulación de F1 22 y conducir los vehículos que nos ofrece se siente como una experiencia realmente nueva. Gracias a los túneles bajo la carrocería se produce el regreso del “efecto suelo”, que genera zonas de baja presión bajo los vehículos quitándole protagonismo a los alerones.

F1222.jpg

Esto hace que los bólidos respondan mucho mejor a velocidades altas pero que se sientan un tanto imprecisos a baja velocidad y definitivamente, tengamos que volver a aprender a hacer la “sintonía fina” de las máquinas para obtener los mejores resultados posibles dentro de la carrera. Con el joystick -o volante- en la mano, F1 22 se siente relativamente continuista, en el sentido de que sigue portando esa familiaridad que Codemasters ha ido construyendo año tras año y que a estas alturas ofrece ciertas garantías. La conducción es muy sólida y responsiva, repleta de modificadores y asistencias que se pueden prender o apagar según qué tanta demanda en la habilidad estemos dispuestos a brindar en cada partida.

TODO Sobre F1 22: El NUEVO Juego de Formula 1, ¿Vale la Pena?

En cuanto a la oferta de modos propiamente dicha, otro de los grandes cambios en F1 22 tiene que ver con la ausencia del modo historia con el que Codemasters se infló el pecho durante el año pasado, Breaking Point, el cual nos ofrecía una historia de rivalidades con un ritmo particularmente trepidante promediando el periplo. En su lugar tenemos F1 Life: una suerte de hub social en el que podemos coleccionar una serie de ítems que se consiguen jugando los distintos modos de juego, o bien subiendo de nivel el Podium Pass, además de poder coleccionar una serie de Super Cars -de los cuales hablaremos más adelante. F1 Life intenta crear un espacio para compartir con amigos y competir con el resto del mundo en partidas rankeadas. Hay una tienda para comprar elementos cosméticos y avatares que se pueden personalizar. Logra imbuir un sentido comunitario, como que quienes juegan ahí están siendo parte de algo más importante, pero definitivamente se echa en falta un poco más de interacción en los elementos que lo componen, para que no se sienta como que lo hicieron para marcar un tilde en una serie de “features” prometidas a los jugadores.

F1224.jpg

¿Es suficiente esto para equiparar la ausencia del modo historia? Dependerá de cada uno. En mi caso, no lo fue, pero la faceta comunitaria es una que los jugadores pedían a gritos en anteriores entregas y sin dudas, F1 Life será celebrado por muchos. Por fortuna sí está el Modo Carrera clásico que, como suele ser costumbre, nos invita a experimentar los vaivenes de una carrera profesional de 10 años de permanencia y que también nos permite jugar este apartado en modo cooperativo. My Team es una propuesta que también está de regreso pero mejorada, ahora con una serie de elementos con los que trastear para manejar la escudería de nuestros sueños a un nivel tan granular que podría competirle palo a palo a cualquier manager deportivo.

Embed

Ahora existe la posibilidad de elegir empezar con tres tipos de presupuestos distintos según la experiencia que deseemos tener: si construimos la gloria desde la nada misma o bien jugar con las mejores cartas posibles en la mano. Un detalle que los fanáticos van a apreciar es la posibilidad de contar con coequipers como Ayrton Senna, Michael Schumacher o Alain Prost. Son prácticamente imposibles de contratar puesto que sus demandas son elevadísimas, pero la simple idea de tenerlos en el equipo por lo que sus nombres representan en el deporte es una zanahoria lo suficientemente jugosa para perseguir y mejorar nuestra performance en el modo.

Párrafos atrás hablaba de los Super Cars y sí: F1 22 incluye por primera vez vehículos que no son de Fórmula 1, sino que son autos de alta gama fabricados por algunas de las escuderías presentes en la competición. Desde una Ferrari F8 Tributo a un McLaren 720S, hay muchos bólidos de lujo disponibles que podemos utilizar y personalizar en una serie de desafíos especiales -un total de 40- que se irán desbloqueando a medida que avanzamos en el resto del juego. ¿Es un agregado interesante? A medias: la presencia de estos vehículos pedía a gritos su utilización en el mundo online como para darle sentido al hecho de coleccionarlos e incluso personalizarlos, pero así como está planteado es más una rareza que un elemento distintivo.

F1223.jpg

Si nos ponemos a hilar fino, el aspecto visual es uno de los puntos más flojos de F1 22. No porque se vea mal -más bien todo lo contrario- sino porque a esta altura cabría esperar mucho más de Codemasters, ahora que cuenta con el respaldo de EA. Incluso con ya tres años de nueva generación encima, es imposible no notar un estancamiento en este sentido. Ni siquiera con los cambios ligeros en la interfaz o con los nuevos modos de visualización se logra ese nivel de presentación televisiva que sí logran juegos como los de la serie de NBA 2K, lo cual es un tanto paradójico si pensamos en cómo la FIA resuelve cada una de las transmisiones de sus grand prix.

También resulta en un llamado de atención el hecho de que la mejor novedad de F1 22 provenga de las nuevas regulaciones impuestas por la FIA y no por la búsqueda de la excelencia o la innovación por parte del desarrollador. Porque si lo ponemos en esa perspectiva, y aún siendo -como de costumbre- una de las mejores simulaciones disponibles a la fecha, F1 22 es la entrega más tímida de la serie en términos de novedad y de mejoras respecto a sus antecesores al punto de que, si no fuera por las nuevas reglas de juego, la valoración final del paquete sería inferior.

Embed

F1 22

28/6/2022 (PC, PS4, PS5, XBOX ONE, SERIES)
8.0