loader image

Popular Posts

ANÁLISIS | Beyond Contact, la victoria del perseverante

PLAION y Playcorp Studios nos invitan a embarcarnos en una aventura de supervivencia y crafteo en un planeta recargado de color.

Cada cierto tiempo, cuando me interno dentro de algún universo jueguístico – sin pensarlo mucho – una palabra queda resonando en mi cabeza. Hacía mucho que no me sucedía, pero con Beyond Contact fue casi inmediato. La palabra “Perseverancia” se me plantó y mientras más me adentraba en la historia, gameplay e incluso desarrollo, más sentido tenía.

Para quienes no saben, Beyond Contact estuvo en early access por más de un año y durante todo ese tiempo, los desarrolladores trabajaron constantemente con un selecto grupo de jugadores para realizar todos los ajustes, mejoras y cambios necesarios para que sea un proyecto sólido. Ya de por sí, crear un videojuego implica mucha perseverancia. Son procesos que toman años y requieren de un trabajo constante, incluso post lanzamiento. Pero, escuchar el feedback de los usuarios e implementarlo, demuestra las ganas de dar su mejor versión posible. Esto se ve retratado también en la historia que se nos plantea y en su gameplay. 

Es el año 2766 y estamos en la piel de la investigadora Quinn Hicks, un miembro élite de los Space Corps, el brazo expedicionario de la UWC. Nuestro equipo recibe un llamado de alerta del planeta Ketern, el cual se está desmoronando debido a una energía que lo corrompe desde su núcleo y amenaza la vida de sus habitantes. Por ser los más cercanos, vamos en su auxilio, pero durante el aterrizaje la Dra. Hicks choca y, al despertar, se encuentra con la nave completamente destruida y ningún miembro de su equipo a la vista.

La premisa de Beyond Contact – encontrar a nuestro equipo y salvar el planeta – es simple, pero no sencilla. Y aquí vuelve a resonar la perseverancia en la lucha de Hicks. No sólo por sobrevivir, sino además por encontrar a sus compañeros – a pesar de no tener la certeza de que estén vivos – y por enfrentar a un enemigo fuera de su alcance, siendo una intelectual y no un soldado. Todo esto en un lugar desconocido, hostil y sin el entrenamiento/preparación necesaria.

Para cumplir el objetivo del juego necesitaremos escanear cada recurso que se nos cruce en el camino y así poder utilizarlo a nuestro favor. Desde plantas hasta minerales, bichos asesinos y basura intergaláctica, todo servirá para mantener nuestras tres barras de vida (salud, energía y oxígeno) en óptimas condiciones utilizando la opción de crafteo.

Este es el punto más importante – y disfrutable – de todo el videojuego. Las posibilidades de construcción son enormes y gracias a la libertad que nos brinda la historia, podemos crear y avanzar como mejor nos parezca. Tenemos la opción de manufacturar pisos, paredes, alambrados protectores y distintos tipos de maquinaria para nuestra base. Así como redes para capturar enemigos, lámparas térmicas para no morir congelados, armas, armaduras y muchísimas cosas más.

Lo más importante a tener en cuenta es que debemos hacer todo de forma inteligente ya que hasta el propio entorno intentará acabar con nosotros. En cualquier momento puede ocurrir una helada que aniquile nuestros cultivos, o una lluvia torrencial puede filtrar agua en la base y dañar nuestras máquinas, si es que no montamos las paredes de forma correcta. Así que es momento de usar todo lo aprendido con los Sims y ser extremadamente cautelosos con nuestras construcciones.

Beyond contact Malditosnerds

Aún así, para quienes no sean fieles devotos del crafteo, Beyond Contact ofrece otros modos de juego. Aparte de la opción “Historia” que ya conocemos, está la de “Conquista”, en donde se puede disfrutar más la parte del combate. Aunque tenemos armas bastante básicas y débiles como un sable, un pico y una pala, aquí se hace mucho más énfasis en las batallas con los enemigos, pues el propósito es ir recuperando espacios hasta conquistar el planeta completo. 

Tanto “Historia” como “Conquista” se pueden configurar para jugar en solitario o para permitir que otros jugadores online entren en nuestra partida para darnos una mano. De la misma forma, nosotros podemos ingresar a las partidas que encontremos bajo el apartado de “Join game”, para cumplir pequeñas misiones, dar una mano y al mismo tiempo ganar puntos de experiencia para subir de nivel y recibir skill points. Al principio todo me pareció un poco confuso y tuve que utilizar el chat integrado para conversar con la persona a la que le invadí la partida y que me explique el sistema, pero resultó ser una gran experiencia e hice un amigo virtual.

Aparte de la Dra. Hicks, tenemos la posibilidad de jugar con otros dos personajes. Kangah, un guerrero de la especie Gorn que fue rescatado por los Space Corps y ahora busca pagar su deuda como oficial de seguridad, y Zaine, un arquitecto experto en la fortificación de estructuras. Ambos se pueden comprar utilizando los créditos que se nos otorgan por cumplir misiones diarias. Nada muy complejo, simples tareas como fabricar un elemento específico o derrotar a cierto espécimen. Los tres cuentan con características especiales y extensos árboles de habilidades que debemos desbloquear para aumentar nuestro expertise de crafteo y expandir el repertorio de elementos que podemos fabricar para nuestra base.

Es necesario recalcar que Beyond Contact tiene puntos débiles que, tras haber estado por más de un año en early access, no se pueden pasar por alto. Para empezar, estamos ante una historia sencilla, básica incluso, que en ningún momento alcanza profundidad ni con lo que sucede en Ketern, ni con sus habitantes, los compañeros perdidos de Hicks, ni con ella misma en la experiencia que le toca vivir. La premisa es una excusa para ponernos dentro de un contexto y alardear del gameplay.

Por otro lado, la parte inicial puede sentirse realmente abrumadora. El tutorial es tan básico, que cuando nos suelta la mano hay demasiadas opciones e información por asimilar (sobre todo en la parte de la construcción) que para muchos puede resultar desalentador. El mapa – nuestro supuesto guía y aliado – es sumamente confuso, y al no utilizar textos para indicar los lugares marcados, uno tiene que estar descifrándolos conforme avanza.

Finalmente, debo advertirles que el mapeo de botones es poco intuitivo e incluso a veces va en contra de la memoria física que ya tenemos los fanáticos del género. Acceder a ciertos menús o elementos que deberían estar a la mano resulta tedioso y se pierde mucho tiempo, lo cual perjudica al jugador en situaciones de riesgo (ataques de enemigos o desastres naturales inesperados).  

Durante toda mi travesía en Ketern sentí que Beyond Contact tenía como emblema la perseverancia y me resultó gracioso que incluso – por todo lo mencionado – el jugador también tiene que ser perseverante para poder adentrarse y familiarizarse con el juego. Lo sé, no es lo ideal. Una aventura debería enganchar desde el inicio. Pero créanme que, si son fanáticos de este género, el abanico de posibilidades que nos ofrece hace que valga la pena la espera, ya que estaremos horas y horas construyendo sin parar. Tal vez suene un poco optimista, pero confío en la promesa de los desarrolladores de continuar mejorando la experiencia del usuario y brindar contenido nuevo. Quedo expectante a nuevas travesías en Ketern y otros planetas más. 

PUNTAJE: 6.5/10

Beyond Contact fue lanzado el 04 de abril de 2023. Lo jugué en PC mediante Steam por más de 20 horas.