loader image

Activision perdió 50 millones de jugadores en 2020

El reporte financiero del primer trimestre de Activision no solo nos ofreció información del futuro de Call of Duty, sino también dejó en evidencia que los juegos de la compañía están en caída libre.

A finales del primer trimestre del año pasado Activision registró 150 millones de jugadores mensuales activos en toda su línea de productos — integrada casi en su totalidad por la saga Call of Duty, con Black Ops Cold War, Vanguard y Warzone como puntas de lanza).

Sin embargo, en el informe del mes pasado Activision reportó 100 millones de usuarios activos mensuales — o sea, un tercio menos.

Sabemos desde finales del año pasado que Call of Duty: Vanguard resultó un fracaso de ventas además de críticas y generó una menor adopción por parte de la comunidad, a punto tal que Treyarch reactivó el DLC para Call of Duty: Black Ops Cold War.

Activision tiene mucha fe en la secuela de Call of Duty: Modern Warfare, la que definió como “la experiencia más avanzada de la historia de la saga”, y planea presentar la secuela de Warzone este año, esperando recuperar parte de la comunidad perdida.

Blizzard Entertainment tampoco se salvó de la caída, y después de reportar una caída del 13% de jugadores menos en noviembre del año pasado a 26 millones de usuarios, cayó a 22 millones en el último semestre.