Noticias

Y… ¿dónde está el traductor? 10 pésimos títulos argentinos

Si vamos a ser sinceros, hay títulos imposibles de traducir, pero acá se les fue un poco la mano.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Hay títulos imposibles de traducir, otros que son muy localistas y deben adaptarse a un público en concreto; a veces la censura hace de las suyas y otras tantas, simplemente, estas “conversiones” parecen caprichos de los traductores locales que caen en nombres genéricos y descerebrados.  

Muchas películas han ganado puntos a favor gracias a las nuevas denominaciones que les dieron, pero existe una gran mayoría que no guardan ninguna relación con su título original y hasta desvirtúan totalmente el sentido de la trama, sus temas o sus intenciones artísticas y narrativas. Ni hablar de cuando te tiran un spoiler groso al estilo “Robó, Huyó y lo Pescaron” (Take the Money and Run, 1969).

Acá les dejamos algunos ejemplos para que se indignen y, de paso, son bienvenidos a sumar cualquier bochorno que se les ocurra. Siempre piensen en la década del ochenta y el VHS, donde los traductores hicieron escuela.  

ACTUALIZADA AL 20 DE FEBRERO DE 2018

Una Eva y dos Adanes (Some Like It Hot, Billy Wilder, 1959)

Una Eva y dos Adanes (Some Like It Hot, Billy Wilder, 1959)

10

Una Eva y dos Adanes (Some Like It Hot, Billy Wilder, 1959)

Los clásicos de Hollywood han sufrido grandes aberraciones a la hora de pasar por el traductor local. Esta sofisticada obra maestra de Billy Wilder, protagonizada por Marilyn Monroe, Tony Curtis y Jack Lemmon, se llevó la peor parte si tenemos en cuenta su título original “Some Like It Hot” (a algunos les gusta caliente). Las aventuras de este par de músicos que deben disfrazarse de mujeres y sumarse a una banda femenina para escapar de unos mafiosos, toca unos cuantos temitas adelantados para la época, ¿será por eso que decidieron bajarle el tono “controversial” con un título más casto y bíblico? No sé de qué nos quejamos, en España le pusieron “Con Faldas y a lo Loco”. Ouch.
Déjala Morir Adentro (Julie Darling, Paul Nicholas, 1983)

Déjala Morir Adentro (Julie Darling, Paul Nicholas, 1983)

9

Déjala Morir Adentro (Julie Darling, Paul Nicholas, 1983)

Curioso que en un país que está restableciendo la democracia (y por consiguiente, dejando de lado la censura y el achure indiscriminado) se estrene una película de terror con un título local tan sugerente. Los adolescentes desprevenidos de la década del ochenta pensaban que se iban a encontrar con, por lo menos, una historia de corte ‘erótico’, pero se llevaban flor de chasco cundo se sentaban a ver este dramático thriller centrado en la figura de Julie (Isabelle Mejias), una adolescente posesiva que irá hasta las últimas consecuencias para tener a papá para ella sola, aunque eso signifique matar a todo el resto de su familia. Como diría Nelson Muntz: “Puedo pensar en al menos dos cosas que están mal en ese título”. Sip, pura publicidad engañosa.
Hambre de Poder (The Founder, John Lee Hancock, 2016)

Hambre de Poder (The Founder, John Lee Hancock, 2016)

8

Hambre de Poder (The Founder, John Lee Hancock, 2016)

Michael Keaton se mete en los zapatos de Ray Kroc, un vendedor cuya suerte cambió por completo cuando, allá por mediados de los años cincuenta, se cruzó con los hermanos Mac y Dick McDonald, dueños de un restaurante de hamburguesas al Sur de California. Este drama biográfico dirigido por John Lee Hancock (“El Sueño de Walt”) cuenta como una buena idea puede tornarse en un negocio billonario y, obviamente, como una pequeña cadena de restaurantes puede convertirse en el imperio de la comida rápida más grande del globo. El título original pretende ser un tanto más “romántico”, colocando a Ray como “el fundador” de la franquicia, y no esa ave de presa ‘hambrienta de poder’ que se esconde tras la sonrisa de este personaje tan ambiguo.
Muertos de Miedo (Braindead, Peter Jackson, 1992)

Muertos de Miedo (Braindead, Peter Jackson, 1992)

7

Muertos de Miedo (Braindead, Peter Jackson, 1992)

La ‘traducción’ local de “Braindead” (algo así como clínicamente muerto) es tan bizarra como la hemoglobínica y grotesca comedia de terror de Peter Jackson. Acá, las mentes argentas se despacharon con un título genérico muy propio del VHS que no da muchas pistas sobre la trama de la película, ni de sus zombies australianos, ni de las vísceras desparramadas a lo largo de la historia. Que quede claro, acá nadie se muere de miedo, pero sí devorados por criaturas infectadas a causa de una madre sobreprotectora que fue mordida por un mono-rata de Sumatra. Ah, como si fuera poco, también podemos cruzarnos con “Muertos de Risa” (Shaun of the Dead, 2004), el inicio de la trilogía Cornetto de Edgar Wright, pero acá la población desfallece a carcajadas, lo que en nuestra jerga significa: son la cena de los muertos vivos.
Milagros Inesperados (The Green Mile, Frank Darabont, 1999)

Milagros Inesperados (The Green Mile, Frank Darabont, 1999)

6

Milagros Inesperados (The Green Mile, Frank Darabont, 1999)

¡Y dale con el spoiler en el título! Si “The Shawshank Redemption” (1994) terminó convertida en “Sueños de Libertad”, ¿por qué esta nueva adaptación de Stephen King tendría que gozar de un mejor trato a la hora de otorgarle una traducción local? “The Green Mile” (La Milla Verde) no sólo es el nombre original de la película de Frank Darabont, si no de la novela de Esteban que hace alusión a la última distancia que deben recorrer los condenados a muerte de la penitenciaría de Cold Mountain. Sí, pasan cosas extrañas, inesperadas y milagrosas, pero en vez de un drama criminal con toquecitos de fantasía, “Milagros Inesperados” nos suena más a un enternecedor film familiar producido por Hallmark para ver en Nochebuena.
Pueblo Chico, Pistola Grande (Seth MacFarlane, 2014)

Pueblo Chico, Pistola Grande (Seth MacFarlane, 2014)

5

Pueblo Chico, Pistola Grande (Seth MacFarlane, 2014)

¿En qué estaban pensando los traductores argentos cuando decidieron renombrar la segunda película de Seth MacFarlane? Obviamente, en una obra de Gerardo Sofovich en calle Corriente, si no, no se explica semejante mamarracho. Incluso, “A Million Ways to Die in the West” suena mucho más épico que el film en sí; tal vez, lo mejor de esta comedia que se cruza con el western y no es más que una seguidilla de musicales salidos de la nada, referencias pop y chistes flatulentos. Los traductores locales terminaron yendo para atrás ante la indignación de la audiencia y “Pueblo Chico, Pistola Grande” sólo quedó como subtítulo y anécdota. No se hubieran molestado muchachos, la verdadera indignación la sufrimos los que vimos la película.
El Secreto de la Pirámide (Young Sherlock Holmes, Barry Levinson 1985)

El Secreto de la Pirámide (Young Sherlock Holmes, Barry Levinson 1985)

4

El Secreto de la Pirámide (Young Sherlock Holmes, Barry Levinson 1985)

Títulos spoileantes si los hay, esta joyita ochentosa que pasó bastante desapercibida en su momento, dirigida por Barry Levinson, cuenta con el primer personaje creado totalmente por computadora y otros grandes efectos digitales cortesía de la principiante gente de Pixar. Llamada originalmente “Young Sherlock Holmes”, narra las peripecias del famoso personaje creado por Sir Arthur Conan Doyle y su fiel amigo Watson en sus años mozos, tratando de resolver algún que otro misterio en un internado londinense en 1870. Por si les queda alguna duda, sí, todo tiene que ver con una inmensa pirámide escondida entre los cimientos de la ciudad que, obviamente, guarda un terrible secreto.
Atrapado Sin Salida (One Flew Over the Cuckoo's Nest, Milos Forman, 1975)

Atrapado Sin Salida (One Flew Over the Cuckoo's Nest, Milos Forman, 1975)

3

Atrapado Sin Salida (One Flew Over the Cuckoo's Nest, Milos Forman, 1975)

Seguramente Ken Kesey trató de buscar el mejor nombre para su novela de 1962 “One Flew Over the Cuckoo's Nest” (Alguien voló sobre el nido del cuco), pero las metáforas no funcionan para el público local que, al parecer, necesita que los títulos sean más concretos y menos poéticos. A la multipremiada película de Milos Forman protagonizada por Jack Nicholson, no le quedó otra que sufrir este “proceso de adaptación”, pero no nos cabe la menor duda que en este drama reflexivo sobre la institucionalización de los seres humanos hay alguien que está “atrapado”… y “sin salida”.
¿Y... Dónde Está el Piloto? (Airplane!, ZAZ, 1980)

¿Y... Dónde Está el Piloto? (Airplane!, ZAZ, 1980)

2

¿Y... Dónde Está el Piloto? (Airplane!, ZAZ, 1980)

El clásico de clásicos de las parodias al género catástrofe que hicieron furor en la década del setenta, dirigido por Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker, no tiene originalmente un título tan “elaborado” y “picaresco” como el argento, y sólo responde al nombre de “Airplane!” (Avión) para seguir en la línea de las pelis de “Aeropuerto” (Airport). Robert Hays, Julie Hagerty, Leslie Nielsen, Robert Stack y Lloyd Bridges, entre otros, trataran de poner a salvo esta nave -cuya tripulación cae enferma tras ingerir alimentos en mal estado- a fuerza de buenos chistes, el absurdo y algunas de las mejores frases de la historia del cine.
La Novicia Rebelde (The Sound of Music, Robert Wise, 1965)

La Novicia Rebelde (The Sound of Music, Robert Wise, 1965)

1

La Novicia Rebelde (The Sound of Music, Robert Wise, 1965)

No es ningún secreto que el nombre de uno de los musicales más famosos y reconocibles de la historia del cine no tiene absolutamente nada que ver con el título original, el mismo de la obra de Broadway en el que está basado. “The Sound of Music” no sólo es la historia de María von Trapp, sino el mote de la canción de apertura junto con una de sus imágenes más características del film: esta novicia, “aparentemente rebelde” (y otra vez nos meten de prepo un dejo humorístico, sin importar que se trata de un drama biográfico repleto de nazis), entonando sus melodiosos cantitos al viento en medio de los Alpes austríacos. Hay un abismo entre estos dos títulos y admitamos que la traducción literal, “El Sonido de la Música”, tampoco es gran cosa que digamos. ¿Se imaginan a Julie Andrews cantando ‘Las colinas están vivas con la novicia rebelde’? Así seguro nos sacaban una carcajada.
En esta nota
  • títulos argentinos

Comentarios