Noticias

TOP 10: Libros básicos de Fantasía

A todo buen nerd le gustan los libros de fantasía. Nuestro gran Fichinescu desmenuza este genero y nos da diez grandes exponentes de literatura que nos van a dejar soñando.
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

El invierno ha llegado. Hora de prender la estufa, hacerse un termo entero de cafe, y sentarse a leer una buena trilogia. O tetralogia. O heptalogia. Esta lista es un intento de enumerar un canon del genero.

La fantasia existe desde milenios antes de la invencion de la literatura. Tradicion oral, mitos, fabulas, parabolas… se podria hacer un canon completo sin nombrar un solo libro de los ultimos 500 años (aunque ese canon tendria que incluir la Biblia, lo que nos meteria en otro tipo de controversia). El proposito de esta lista es ofrecer los 10 libros basicos: los que han inspirado sus propios sub-generos o que al menos ofrecen una forma distinta de entender la fantasia.

El lector preparado del genero fantastico debe partir de una saludable base de mitologia (griega, celta, escandinava), clasicos ineludibles (La Odisea, Gilgamesh, Beowulf), y un par de libros de teoria – al menos “El Heroe de las Mil Caras” de Joseph Campbell. Suena a mucha tarea para relajarse con una trilogia de libritos de 1000 paginas, pero vale la pena.

La lista se limita a obras modernas (siglo XX en adelante, dejando en el camino el Pulp de principios de siglo – perdon Lovecraft y Howard), y trata de buscar un equilibrio entre el fenomeno comercial de la “alta fantasia” post-Tolkien y obras mas pequeñas y personales. Tambien esquivo a monstruos dificiles de categorizar como Borges o Kafka (pero incluyo a Calvino… todavia no se por que).

Esta no es una lista de “los mejores libros de fantasia”, sino los que presentan un punto de partida para los interesados en el genero – es mas, varios autores modernos asumiran que el lector conoce de memoria la mitad de este canon.

Este intento de canon es arbitrario, personal, y suele romper sus propias reglas (¿por que hay un comic en la lista, EH?). Por eso es que invito a los lectores a que sumen titulos a la lista en sus comentarios. A lo sumo tendremos mas para leer.

$10. Harry Potter y El Prisionero de Azkaban (J.K. Rowling, 1999)

$10. Harry Potter y El Prisionero de Azkaban (J.K. Rowling, 1999)

10

$10. Harry Potter y El Prisionero de Azkaban (J.K. Rowling, 1999)

Por supuesto que este fenomeno literario iba a estar en la lista, y no esta mal que asi sea. La prosa de Rowling es eficiente y flexible, y a pesar de su completa incapacidad para estructurar esta historia de viajes en el tiempo (o las arbitrarias reglas del Quidditch), el mundo de Hogwarts rebosa de ingenio, de mitologia accesible y a la vez intrincada, de amables parodias de la cultura inglesa. A diferencia de la inflamada segunda mitad de la heptalogia, “Azkaban” es un placer de leer, y un verdadero mapa del fenomeno de literatura para “jovenes adultos” de los ultimos años.
$9. Mort (Terry Pratchett, 1987)

$9. Mort (Terry Pratchett, 1987)

9

$9. Mort (Terry Pratchett, 1987)

No hay que confundir la productividad del prolifico Terry Pratchett con la industrializacion literaria de tantos cocineros de trilogias que se encuentran en el mundo de la fantasia: Pratchett es uno de los pocos escritores que realmente disfrutan el proceso de escribir, algo que generaria odio inmediato en sus colegas si no fuera porque Terry es tan, pero tan agradable. Sus novelas son herederas del humor observador de P.G. Wodehouse, la satira de MervynPeake - una raigambre similar a la de Monty Python (si le sumaramos la fantasia campestre de Lloyd Alexander). Aunque la extensa saga de Mundodisco comienza con “El Color de la Magia”, “Mort” (la cuarta novela) es el mejor punto de partida, una parodia existencialista en la que la Muerte se toma vacaciones y pone en su puesto a su aprendiz. En menos de 300 paginas Pratchett estructura un mecanismo de relojeria narrativo, con economia, estilo y humor.
$8. Las Ciudades Invisibles (Italo Calvino, 1972)

$8. Las Ciudades Invisibles (Italo Calvino, 1972)

8

$8. Las Ciudades Invisibles (Italo Calvino, 1972)

En los ultimos años Calvino ha pasado de moda, pero su periodo fantastico sigue inspirando a autores de todo el mundo, en particular esta imaginativa, bellisima cronica de una conversacion entre Marco Polo y Kublai Kan en la que el explorador describe decenas de ciudades imposibles al rey de los tartaros. Sus juegos arquitectonicos y literarios se pueden hacer dificiles de tragar, y a diferencia del resto de los libros de esta lista, no es recomendable consumir “Las Ciudades Invisibles” en dosis elevadas ¿es justo incluir esta obra que tiene tanto de prosa como de poesia en el mismo canon que Rowling y Moorcock? Creo que si. La influencia de Calvino en el genero es innegable, superior a la de otros escritores “importantes” que podrian describirse como autores de fantasia. O como dijo el mismo Calvino (refiriendose a La Divina Comedia y a la relacion del genero con el mundo): “la fantasia es un lugar en donde llueve”.
$7. Los Magos (Lev Grossman, 2009)

$7. Los Magos (Lev Grossman, 2009)

7

$7. Los Magos (Lev Grossman, 2009)

Si, es facil describir a esta serie de fantasia neoyorquina como “Harry Potter para adultos” o “Narnia via Woody Allen/Philip Roth”, pero la novela de Grossman tiene mucho mas para ofrecer, formando una especie de caleidoscopio de nostalgia que va de Potter a Narnia, y de Narnia a su influencia en los cuentos de hadas y las difusas metaforas religiosas. La universidad de Brakebills es tan monotona como Hogwarts es extravagante, aunque su elenco de personajes arquetipicos de las historias de universidad (que parece sacado de la pelicula “Metropolitan” de WhitStillman) esconde una de las mas interesantes visiones del complejo de Peter Pan que el genero haya ofrecido. “Los Magos” todavia no ha logrado la fama de otros titulos de esta lista (una futura adaptacion televisiva podria elevar su perfil), pero ofrece un nuevo punto de partida para una fantasia alejada del complejo industrial-literario.
$6. Sandman: Estación de Nieblas (Neil Gaiman, 1992)

$6. Sandman: Estación de Nieblas (Neil Gaiman, 1992)

6

$6. Sandman: Estación de Nieblas (Neil Gaiman, 1992)

Si, es un comic. Tiene dibujitos, pero tambien tiene palabritas… no, no me voy a molestar en defender esta eleccion. Todos tenemos un arco favorito de Sandman (el mio es “Vidas Breves”), pero este cuarto tomo (luego de un par de arcos potentes pero episodicos y una excelente coleccion de historias cortas) expande el cosmos de Gaiman con ambicion admirablemente controlada y una economia narrativa equilibrada con los dibujos de Kelley Jones, intrincados como Brueghel o El Bosco. Sueño, el protagonista de la serie, recibe un regalo inesperado: las llaves del Infierno, y debe decidir a que deidad las otorga, en una saga admirable que evita las alegorias simplistas y revela a Gaiman como el mejor contador de historias sobre historias que nos ha dado la fantasia moderna.
$5. Camelot (T.H. White, 1958)

$5. Camelot (T.H. White, 1958)

5

$5. Camelot (T.H. White, 1958)

La historia del Rey Arturo (via Thomas Malory) ha inspirado infinitas adaptaciones de variada calidad. Se pueden destacar el ciclo de Pendragon de Stephen Lawhead (1987-1999) o la excelente Las Nieblas de Avalon de Marion Zimmer Bradley, que explora el mito desde una perspectiva femenina. La mejor de todas, y la que mejor articula la leyenda de Arturo para el siglo XX, es esta serie de novelas cortas recopiladas en un tomo unico (conocido en ingles como “The Once and Future King”). White no podria estar mas lejos de la seriedad de su contemporaneo Tolkien, y ademas de su sentido del humor (que muchas veces raya una sana vulgaridad) su retrato de la dinamica entre Arturo y sus Caballeros es matizado y realista. Su Lancelot, en particular, es uno de los grandes monstruos de la literatura fantastica e inspiracion directa del Jaime Lannister de George R.R. Martin.
$4. Marinero de los Mares del Destino (Michael Moorcock, 1976)

$4. Marinero de los Mares del Destino (Michael Moorcock, 1976)

4

$4. Marinero de los Mares del Destino (Michael Moorcock, 1976)

Michael Moorcock es un escritor “para escritores”, tan influyente como poco leido por el publico masivo. No tiene adaptaciones taquilleras al cine ni a la tele, ni foros rebosantes de fan fiction, pero sin el no existiria la version moderna de Doctor Who, el rock sinfonico de los ’70, o la carrera de Grant Morrison. Elric es una faceta de lo que Moorcock llama el “Campeon Eterno”, un heroe que existe en cada dimension, en cada tiempo, en cada mundo. Pero el mundo de Elric es una fantasia decadente, y como campeon, nuestro protagonista es patetico – enfermizo, inseguro, arrogante. Esta segunda novela del ciclo de Elric (luego de una correcta primera parte) empieza con una tragedia evitable, casi comica, que convierte al emperador numero 428 de Melnibone en un viajero errante. No es la mejor novela de Moorcock, no es la mejor del ciclo, pero destaca por su estructura accidentada, su improvisacion punk, su tono desolador y la mas negra comedia que ofrezca el genero.
$3. Juego de Tronos (George R.R. Martin, 1996)

$3. Juego de Tronos (George R.R. Martin, 1996)

3

$3. Juego de Tronos (George R.R. Martin, 1996)

Si la fantasia esta diseñada para funcionar como metafora social, sus sistemas se tienen que relacionar con los del mundo que critica o comenta. El diseño de las estructuras politicas, los ejercitos, el lenguaje de los magos y la interaccion entre razas debe tener un proposito, una vision detras. Esto es lo que diferencia a Tolkien de la enorme mayoria de la “alta fantasia” de mercado masivo, y lo que hace de este ciclo epico, aun inconcluso, uno de los mas logrados en el genero. Su narrativa coral, casi televisiva, en la que se alterna el punto de vista de distintos personajes esta lejos de Tolkien, y tiene mas en comun con los frescos sociales de Dickens, o de su autoproclamado heredero Tom Wolfe – lo que quiere decir que George comparte con estos autores sus excesos y su trazo grueso. La prosa de Martin es tan visceral como poco elegante, pero la popular serie de television parece regodearse en esta brutalidad, mientras que la vision del autor es tan desesperanzada como elegiaca y compasiva.
$2. Un Mago de Terramar (Ursula K. Le Guin, 1968)

$2. Un Mago de Terramar (Ursula K. Le Guin, 1968)

2

$2. Un Mago de Terramar (Ursula K. Le Guin, 1968)

Entre tantos tomos de 1000 paginas, brilla esta despojada, minimalista maravilla de Ursula K. Le Guin. Ged, el protagonista, es un heroe arquetipico (el hijo de un herrero que descubre tener poderes magicos y se gana un viaje a la academia de hechiceros) pero Le Guin no esta interesada en las fantasias de poder de sus lectores adolescentes, sino en las consecuencias de los actos de arrogancia de los oprimidos que se convierten en poderosos. El mundo de Terramar es tan complejo como el de cualquier libro de esta lista, pero la prosa de Le Guin no podria estar mas lejos de la de Tolkien – oraciones simples, cortas, sin digresiones ni explicaciones. Un libro con mas preguntas y respuestas, que confia en sus propios misterios.
$1. El Señor de los Anillos (J.R.R. Tolkien, 1949)

$1. El Señor de los Anillos (J.R.R. Tolkien, 1949)

1

$1. El Señor de los Anillos (J.R.R. Tolkien, 1949)

Lejos, muy lejos de ser lo mejor de la fantasia, pero sin duda una de las obras mas influyentes del siglo XX, en cualquier genero. Tolkien es meticuloso, preciso en su retrato de un mundo de fantasia tallado en piedra con todo el rigor de un lingüista o un historiador. La inmersion en el genero es tan completa que la trilogia se vuelve hermetica, atemporal, y desconectada de la experiencia humana. Cualquier alegoria, segun su autor, es accidental. Eso no quiere decir que no haya belleza en Tolkien, o que la progresion de su narrativa y sus personajes no emocione, pero resulta paradojico que una de las obras maestras del genero tambien sea la fuente de sus peores vicios (o no – ocurre con StarWars, con Lost, y hasta con Buffy la Caza-Vampiros). Sea lo que sea, es una trilogia al menos admirable en su ambicion, y considerando que la mitad de las obras de este canon son relecturas de Tolkien, toca leerla… o leerla.