Sekiro: Shadows Die Twice
Tops

Sekiro: 10 consejos sin spoilers para sobrevivir el comienzo

El nuevo juego de ninjas de los creadores de Dark Souls despierta pasiones y quiebra corazones a diestra y siniestra. Por eso los Malditos Nerds te traemos 10 tips para que tu estadía en el Japón medieval sea más llevadera.

Avatar de Sebastián Cigarreta

Por: Sebastián Cigarreta

From Software lo hizo de nuevo, Sekiro: Shadows Die Twice está batiendo récords de venta en todo el mundo. A una semana de su lanzamiento multiplataforma los nuevos jugadores llegan de a millones, muchos son veteranos de la saga más popular de la desarrolladora japonesa, y otros son nuevos adeptos. El encanto de viajar al Japón medieval y enfrentarnos a duelo usando nuestra katana es irresistible, pero la dificultad inicial puede resultar abrumadora. Sekiro pertenece a una casta de juegos que no son necesariamente difíciles, sino que evitan regirse por la norma de la industria. Propone sus propias reglas y, hasta que aprendamos a jugarlo, lo más probable es que la pasemos mal dentro de la mismísima diversión. Por eso les traigo una serie de consejos que harán de sus primeras horas una experiencia más fluida.

Sekiro: 10 consejos sin spoilers para sobrevivir el comienzo

10

Aprovechá el sector de entrenamiento

From Software sabe que Sekiro cambia las reglas del juego, y el hecho de no poder cambiar de armadura o subir de nivel hace que el peso de la experiencia recaiga todo sobre el sistema de combate. Por eso incluyó por primera vez un tutor, un guerrero maldito que no puede morir y que está dispuesto a combatirnos una y otra vez hasta que aprendamos las bases. A medida que vayamos desbloqueando nuevas habilidades sus tutoriales se actualizarán, finalizando con un combate libre en el que pondremos en práctica todo lo aprendido. Es una herramienta invaluable que deberías aprovechar, es la mejor forma de pulir nuestras habilidades de parry y contraataque.

Sekiro: 10 consejos sin spoilers para sobrevivir el comienzo

9

Explorá bien los entornos

Sekiro se desarrolla en un mundo gigante e interconectado, a la altura de las mejores creaciones de Hidetaka Miyazaki, y por más que parezca que estamos trabados en una zona en realidad habrá varios caminos ocultos por descubrir. A diferencia del resto de las sagas de From Software, este nuevo mundo incluye exploración vertical: un nuevo camino puede resultar tanto de escalar edificaciones o montañas como de arrojarnos a un precipicio y columpiarnos con nuestra soga shinobi. Es común ver ítems que no podemos alcanzar, esa es la forma de los desarrolladores de decirnos “de alguna forma podés llegar hasta acá, queda en tus manos”, y muchas veces será el camino hacia una nueva zona. En el peor de los casos seguimos acumulando bolsas de monedas, puñados de ceniza y trozos de cerámica.

Sekiro: 10 consejos sin spoilers para sobrevivir el comienzo

8

Aprendé el patrón de ataque de los enemigos

El mundo de Sekiro se encuentra poblado por una gran cantidad de enemigos, cada uno está listo para darnos batalla y tiene una inteligencia artificial brillante. Esta IA no se destaca por lo “avivados” que están, los soldados son capaces de ver 5 cadáveres y pasar de largo, pero sí estarán listos para una lucha sin cuartel. Eso implica flanquearnos, atacarnos a distancia y esperar con la guardia en alto hasta que cometamos un error, entonces aprovecharlo. Por suerte las reglas son claras, los enemigos tienen diferentes patrones de ataque y defensa, queda en nosotros aprenderlos y explotarlos. Por ejemplo los samuráis pelados tienen ataques rápidos y de vez en cuando dan una patada, los que usan sombrero de paja usan guardia alta, con ataques lentos y contraatacan después de dos golpes nuestros. Es cuestión de observar, aprender y aprovechar las oportunidades.

Sekiro: 10 consejos sin spoilers para sobrevivir el comienzo

7

No reveles tu posición

El camino del shinobi se recorre por las sombras, por eso el combate de frente debería quedar como último recurso. En los juegos de From Software la posición de los enemigos, al igual que su comportamiento, es generalmente la misma. Ellos siguen un camino sencillo cuando hacen guardia y su posicionamiento en el mapa está pensado para que podamos matarlos con sigilo. Claro que no será una tarea sencilla, los niveles están diseñados pensando en que somos una sombra, para sorprender y matar rápidamente a todo lo que se nos cruce y en ocasiones hasta es mejor no pelear. Esto es válido inclusive en los jefes y subjefes: aquellos que requieran dos golpes críticos para morir por lo general pueden ser sorprendidos una vez. ¿Cómo lo hacemos? es cuestión de observar el entorno, buscar rutas alternativas y ser sigiloso.

Sekiro: 10 consejos sin spoilers para sobrevivir el comienzo

6

Se agresivo, pero metódico

A veces no queda otra que pelear y el sistema de combate de Sekiro sobresale por sobre la gran mayoría de los juegos de acción. Es preciso, coherente, veloz y no perdona los movimientos en falso. A la hora de pelear el juego nos empuja a ser agresivos, los enemigos tampoco nos darán cuartel, pero si nos dedicamos a machacar el botón de ataque vamos a terminar muriendo en cuestión de segundo. Por eso es mejor acercarse a cada enfrentamiento con cautela, observando la reacción de nuestro enemigo y maximizando nuestro daño sin arriesgar la vida. Ese golpe de más que querés meter será el que te cueste una buena parte de la barra de vida y, en ocasiones, nos mostrará la pantalla de “Has muerto”. Si al comienzo del combate ves que la postura del enemigo parece no bajar enfocate en hacerle daño, conectá de a un golpe a la vez y retrocedé, porque mientras menos vida le quede en su barra más daño a la postura recibirá y a su vez tardará más en recuperarla.

Sekiro: 10 consejos sin spoilers para sobrevivir el comienzo

5

Priorizá en encontrar las esculturas

Estamos ante un juego de acción y combatir nos hace sentir un verdadero ninja, por eso es fácil perderse en el fragor del combate. Sin embargo el éxito le sonríe a los cautelosos, por eso en la primera exploración de una zona siempre es preferible intentar encontrar las esculturas que hacen las veces de checkpoint. Morir no es tan grave si podemos teleportarnos a un punto cercano y From Software esconde varios para facilitarnos la vida. Hay una regla implícita en cada juego del estudio, y es que antes de cada jefe importante hay un checkpoint con un camino rápido y dentro de todo liberado de enemigos para que lleguemos indemnes al combate. Si se cruzaron con un jefe y no han visto una escultura cerca probablemente signifique que aún no la han encontrado, busquen mejor.

Sekiro: 10 consejos sin spoilers para sobrevivir el comienzo

4

Hacé parry, pero mientras tanto cubrite

Sekiro hace hincapié en la agresividad. No premia al que se cubre, sino al que hace parry y contraataca. Desde el primer momento nos explica que para cada movimiento especial en el que el enemigo muestra un kanji rojo también hay un contraataque adecuado. Si son ataques barridos (laterales, de un costado al otro) por lo general hay que saltar y patearles la cabeza volviendo a presionar el botón de salto; en cambio las estocadas pueden parriarse o evitarse con una de las primeras habilidades a comprar: el “Mikiri Counter”. Sin embargo el parry es una estrategia de todo o nada, o tenemos éxito o fracasamos recibiendo todo el daño. Hay una forma de mitigar las consecuencias y es tan simple como cubrirse, porque lo que no nos dice Sekiro es que podemos hacer parry aún cuando nos estamos cubriendo. Es tan sencillo como mantener el botón de cubrirse y cuando está por llegar el impacto del golpe enemigo soltarlo y presionarlo en el momento adecuado. Esto es vital cuando enfrentamos a un enemigo que ataca muchas veces rápidamente, con esos patrones difíciles de aprender, porque vamos a tener la guardia alta contra todo golpe que venga de improviso mientras que seguimos teniendo la chance de hacer parry a los ataques que sí estamos esperando. Suena obvio, pero no lo es, y además ayuda a recuperar rápidamente la postura.

Sekiro: 10 consejos sin spoilers para sobrevivir el comienzo

3

Tratá de asegurar tus puntos de skill

Para este juego From Software decidió remover el clásico sistema de progresión que venía usando. Lejos quedaron los días de subir de nivel y mejorar cada estadística, junto con esos días también se fueron las horas de farmeo de experiencia para “romper” a un jefe a fuerza de ser simplemente más poderoso. Sin embargo ganaremos tanto oro como experiencia luego de derrotar cada enemigo y perderemos el 50% al morir, sin posibilidad de recuperarlo como en otros títulos del estudio. Por eso es importante mantener un ojo en la barra de experiencia, los puntos de skill que ganamos al completarla nunca se pierden al morir. Entonces, si ves que estás cerca de llenar la barra, mejor ir a buscar más enemigos y confirmar ese punto lo antes posible. En cuanto al dinero, para asegurarlo hay que comprarle bolsas de oro a los mercaderes, salen un 10% más caras pero una vez adquiridas quedarán en nuestra posesión. A veces de tanto rezarle el Buda nos dará una mano y no perderemos nada al morir, el porcentaje de probabilidades está aclarado en el menú principal pero, ¿por qué dejar en manos del azar lo que podemos hacer nosotros?

Sekiro: 10 consejos sin spoilers para sobrevivir el comienzo

2

No tengas reparo en utilizar los ítems

Hay ítems que es mejor guardar para cuando estemos seguros de cuándo usarlos, por ejemplo aquellos que el juego nos avisa que sirven para “facilitarnos” ciertos combates. Para saber cuales son basta con leer la descripción, pero la gran mayoría de los ítems están para ser usados y por suerte apenas comiencen a avanzar podrán comprarse. Los fragmentos de cerámica abundan y son geniales para distraer enemigos, que luego mataremos por la espalda. El puñado de cenizas realmente funciona, inclusive contra jefes, y el aceite puede hacer la diferencia entre un enemigo en llamas y una verdadera bola de fuego que no se puede defender de nuestra espada. Traten de conservar las bolsas de oro, que es la única manera de ahorrar sin riesgos, pero por lo general es seguro experimentar con los ítems, especialmente a la hora de superar alguno de los tantos bosses que nos matarán una y otra vez.

Sekiro: 10 consejos sin spoilers para sobrevivir el comienzo

1

Utilizá las herramientas shinobi

Puede parecer una obviedad, y es cierto que todos los combates pueden ganarse utilizando únicamente la espada y nuestro buen timing, pero tenemos un brazo mecánico lleno de herramientas para hacernos la vida más sencilla. El juego está pensado para que nosotros experimentemos con ellas, y no hacerlo equivale a intentar terminar un Megaman usando únicamente el Mega Buster: ¿Es posible? ¡Claro! ¿Vamos a arriesgar nuestra salud emocional intentándolo? ¡Solamente los talentosos masoquistas que vemos por YouTube! Apenas consigamos una parte del brazo es recomendable ir directo al Templo Dilapidado a equiparla, podemos pasar por nuestro querido e inmortal tutor para probarla y quizás encontremos una forma mejor para derrotar a ese jefe que nos tiene sin dormir. El grappling hook no solo sirve para explorar, también nos salvará de aprietos a la hora de esquivar y hasta podemos usarlo para contraatacar si compramos la habilidad correcta. Ciertas herramientas pueden interrumpir la carga de los movimientos especiales de algunos jefes y el fuego es más efectivo de lo que imaginan. Es cuestión de observar, probar, buscar nuevas formas de afrontar una batalla y no repetir los mismos errores una y otra vez.

En esta nota
  • sekiro