Tops

SERIES 2018: Mejor Director

Los responsables del impacto visual de una serie merecen su propia categoría. Conocé a cinco mentes maestras detrás de tus capítulos favoritos.

Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

Jean Marc Vallée, de Sharp Objects, Big Little Lies y Dallas Buyers Club

Jean Marc Vallée, de Sharp Objects, Big Little Lies y Dallas Buyers Club

Hace tan solo 10 años hubiera sido casi imposible pensar en el nombre de un director de televisión, ya que hasta el inicio de esta era dorada, el que ocupaba esa silla en una serie era más que nada un director de actores que repetía las mismas tres o cuatro tomas. Y aunque hay muchos que hoy no van más allá de eso, el trabajo visual de una serie ha cobrado valor adicional, en especial con un público que busca un espectáculo cada vez mayor.

SERIES 2018: Mejor Director

5

Deborah Chow (Better Call Saul)

Como Michelle MacLaren hace unos años o Reed Morano en épocas más recientes, las grandes directoras de televisión aparecen casi por sorpresa, dirigiendo capítulos de series de lo más variadas e inyectando magia inesperada en capítulos que están lejos de ser inicios o cierres de temporada. Esta temporada Chow elevó capítulos de Jessica Jones, The Man in the High Castle y la subvaluada Snowfall, pero se lleva un puesto en esta lista por “Something Stupid”, un capítulo perfecto de Better Call Saul que empieza con un montaje de precisión matemática, dos minutos que transmiten a la perfección el distanciamiento de la pareja de Jimmy y Kim. Chow se especializa en mostrar las tensiones que están detrás de la máscara de amabilidad de cada personaje, logrando momentos estremecedores para Mike y Gus, además de otra gran secuencia en la que Jimmy arruina una celebración en la oficina de Kim. Chow es el futuro, y el año que viene la va a romper en The Mandalorian. A tenerla en cuenta.

SERIES 2018: Mejor Director

4

Alex García-López (Daredevil)

No lo vamos a negar: está en la lista por ESA escena del capítulo 4 de la tercera temporada en la que Matt Murdock intenta un desesperado escape de una prisión, una serie de enfrentamientos dignos del mejor beat ‘em up que demuestran que Daredevil es el más humano de los héroes. Cada golpe duele, cada enemigo derrotado es un logro inimaginable. Y durante esos largos minutos, la cámara de García-López sigue la acción sin parpadear, en un plano secuencia que evita la suavidad cinematográfica de una película como Birdman y a la vez se resiste a los vicios documentalistas de la serie Bourne. Fluida sin ser artificial, directa sin ser intrusiva, es la distancia perfecta para narrar una de las mejores escenas de acción de la historia de la televisión. Pero además de eso García-López demostró ser un gran director de actores en “Ghost Stories”, el mejor capítulo de la subvaluada serie de Marvel Cloak & Dagger.

SERIES 2018: Mejor Director

3

Jean-Marc Vallée (Sharp Objects)

Si alguna vez viste una foto del detrás de escena de una serie o película, la imagen es más o menos la misma. Las luces, las cámaras, la sillita del director, un monitor de referencia, marcas en el piso para los puntos en los que los actores se deben parar. Pero el canadiense Jean-Marc Vallée no trabaja así. Prefiere filmar la mayoría de sus escenas, en especial las de dos o tres personajes, en un set casi vacío de equipo técnico, operando él mismo la cámara y usando micrófonos inalámbricos en vez del “boom” que un sonidista sostiene sobre los actores. Al manejar él mismo la cámara permite a los actores moverse libremente por la escena, hacer suyo el espacio, eliminando el artificio y logrando una intimidad que hace que el misterio truculento de Sharp Objects se sienta casi insoportablemente real.

SERIES 2018: Mejor Director

2

Hiro Murai (Atlanta, Barry)

Si no sabés el nombre de Hiro Murai, pronto lo vas a escuchar, cuando le den algún tanque cinematográfico nivel Star Wars o suba a recibir un Oscar con su debut cinematográfico. Murai es tan bueno que a pesar de dirigir los mejores capítulos de televisión del año su mejor trabajo fue un videoclip. Junto a Donald Glover, este director japones-americano definió la estética de Atlanta fusionando elementos del cine independiente de los ‘70, el surrealismo de los videos de Dave Meyers y la energía flúo de los de F. Gary Gray, logrando capítulos tan disímiles como la comedia delirante “North of the Border” y el estremecedor “Teddy Perkins”. Y como si esto fuera poco dirigió dos capítulos ultra tensos de “Barry”, con una secuencia de acción ultra-tensa en el episodio cinco que está a la altura de cualquier película de espías.

SERIES 2018: Mejor Director

1

Sam Esmail (Homecoming)

No existe en televisión un director que tenga un estilo tan personal como Esmail, responsable de Mr. Robot y de este excelente misterio de 10 capítulos que rinde homenaje a los maestros del suspenso: Hitchcock, Chabrol, De Palma. Los capítulos de Homecoming duran 30 minutos, lo que permite a los guionistas no incluir escenas ni personajes innecesarios, solamente la serie de revelaciones cada vez más crípticas que el espectador debe hilar en su mente. La mayoría de las escenas de la serie son conversaciones entre dos personajes, pero Esmail libera su cámara, buscando ángulos imposibles, descentrando a los actores del cuadro, cortando en movimientos inesperados. Todo transmite una sensación de paranoia que vuelve a Homecoming una adicción.

En esta nota