Tops

SERIES 2018: Las mejores series que no viste en cable ni Netflix

Los servicios tradicionales de streaming y televisión se multiplican, y aunque estas cinco grandes series no se consigan fácil, vale la pena buscarlas.

Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

SERIES 2018: Las mejores series que no viste en cable ni Netflix

SERIES 2018: Las mejores series que no viste en cable ni Netflix

“¡Hay demasiadas series!” se ha vuelto el lamento del siglo XXI, y aunque sea verdad que el tiempo nunca alcance para ver todo lo que se estrena, no se puede negar que la enorme oferta televisiva hace que sea más fácil encontrar ESA serie, la que parece hecha solo para vos.

Pero a veces hay que buscar un poco más profundo que lo que Flow y Netflix tienen para ofrecer. Algunas de las mejores series de 2018 están bien escondidas, y muchas de ellas son parte de servicios que ni siquiera están disponibles en nuestro país. Con VPN y paciencia en mano, acá van cinco series que por ahí se te pasaron porque nunca vas a ver sus carteles en Cabildo y Juramento.

SERIES 2018: Las mejores series que no viste en cable ni Netflix

5

Forever S1 (Amazon Prime)

Una serie secreta. Casi no se publicitó en los meses previos a su estreno, y pasó casi desapercibida en una de esas temporadas en los que parecía salir un nuevo tanque televisivo todos los días. Pero los que la vieron difícilmente se olviden de la historia de June y Oscar Hoffman (los sublimes ex-SNL Maya Rudolph y Fred Armisen), quizás la crisis de pareja más original de la historia de la televisión.

 

Forever fue el proyecto personal de Alan Yang, creador de Master of None, y mantiene el sentido del humor de bajo perfil de la serie de Netflix, además de su experimentación formal. Los primeros 10 minutos del capítulo 1 están entre lo mejor del año, un plano en constante movimiento en el que vivimos años junto a Oscar y June, viendo cómo sus pequeños rituales se convierten en la más gris de las rutinas. Si en la serie de Aziz Ansari se filtraba un poco de surrealismo en las esquinas, Forever potencia ese factor, sumando elementos de fantasía tan bien juzgados que sería un crimen arruinarla. Son 4 horitas perfectas, y quizás su único defecto sea ese: que es más una película XL que una serie de televisión, pero con actores tan buenos y un guión tan inspirado, no da para quejarse.

SERIES 2018: Las mejores series que no viste en cable ni Netflix

4

Vida S1 (Starz)

En los últimos años la experiencia del migrante latino en Estados Unidos ha ganado mayor representación en la pantalla. Series como Mayans M.C., Jane the Virgin y la excelente sitcom de Netflix One Day at a Time comunican distintos aspectos de la experiencia latinx, concentrándose en las dinámicas familiares y la melancolía eterna de la diáspora. La primera temporada de Vida no se parece a ninguna de ellas, ya que sus ritmos tienen más que ver con la literatura y el teatro, cortesía de su creadora, la dramaturga Tanya Saracho.

 

Vida es la historia de dos hermanas, estadounidenses de ascendencia mexicana, que luego de la muerte de su madre regresan al lugar donde nacieron - y del que trataron de escapar durante años. La sorpresa que espera a Lyn y Emma en el bar/pensión que su madre regenteaba es que su “socia” era en realidad su pareja, y que el bar es uno de los pocos reductos gay del “East Side” latino de Los Ángeles. Es un buen punto de partida para una serie que busca constantemente contrastar el conservadurismo latinx con un mundo cada vez más difícil de encasillar en cuestiones de género e identidad. Saracho encara estos temas con humor y sensibilidad, subvirtiendo con ligereza el trazo grueso dramático de la telenovela.

SERIES 2018: Las mejores series que no viste en cable ni Netflix

3

Sorry for Your Loss S1 (Facebook Watch)

Facebook se sumó a la moda de la programación original con un puñado de series interesantes, al menos en concepto. En su mayoría la oferta consiste de series para adolescentes, de las que quizás la mejor sea Skam Austin, la correcta adaptación del clásico teen noruego a Estados Unidos. Pero también hay un par de apuestas de alto perfil, que incluyen la horrorosa comedia Queen America con Catherine Zeta Jones y esta especie de película independiente de cinco horas protagonizada por una luminosa Elizabeth Olsen.

 

Sorry for your Loss parece ir en contra de todo lo que relacionamos con Facebook. La protagonista, Leigh Shaw, es una viuda de 20ypocos años que, meses después de la muerte de su esposo, no encuentra una forma de lidiar con el dolor. Pero Leigh no es una flor marchita que llora por los rincones. La poca energía que tiene la usa para rebelarse contra la gente que quiere “curarla”, incluyendo su propia familia. Por supuesto, el arco dramático de la serie requiere naturalmente que Leigh haga su duelo y siga adelante, pero cada capítulo encuentra algo valioso para decir sobre el difícil proceso de dejar ir. Es deprimente, es dura, pero también puede ser muy graciosa. A diferencia de los empalagosos posteos motivadores de las pocas tías que te quedan en Facebook, esta serie sabe que la vida necesita un lugar para el dolor.

SERIES 2018: Las mejores series que no viste en cable ni Netflix

2

Cobra Kai S1 (YouTube Red)

La gran sorpresa del año fue esta comedia de YouTube Red que logró evitar todas las trampas de la nostalgia. Más de 30 años después de los eventos de Karate Kid Daniel LaRusso se ha convertido en un exitoso (aunque frustrado) vendedor de autos, mientras que el villano de la peli Johnny Lawrence todavía está buscando venganza, redención, o algo que hacer con su tiempo. Johnny reabre el dojo Cobra Kai como una especie de desafío hacia Daniel, que el ex-Karate Kid responde de forma inesperada. En vez de irse por el lado de la parodia o las referencias interminables a la peli, Cobra Kai cuenta su propia historia, usando estos personajes icónicos para identificar los peligros de no dejar el pasado sin resolver.

SERIES 2018: Las mejores series que no viste en cable ni Netflix

1

Homecoming S1 (Amazon Prime)

La serie de la que todo el mundo estaría hablando… si se hubiese estrenado en Netflix. Julia Roberts hace su mejor papel en años como Heidi Bergman, la psicóloga en jefe de la clínica Homecoming, un lugar en el que los soldados aprenden herramientas para reintegrarse a la vida civil. Pero cuatro años después de Homecoming, Heidi es una camarera en lo profundo de Florida y se niega a hablar de la clínica con el burócrata del departamento de defensa de Estados Unidos que está obsesionado con descubrir por qué el lugar cerró sus puertas.

La serie cuenta en dos tiempos la historia de dos Heidis que parecen tener poco que ver entre sí, apoyada en actuaciones magistrales de Bobby Cannavale, Sissy Spacek y un magnético Stephan James como un soldado que forma una conexión especial con Heidi. El misterio es absorbente de por sí, pero lo que lleva a la serie a estratos superiores es la dirección de Sam Esmail (Mr. Robot) que carga cada escena de elementos inquietantes, simples desencuadres o movimientos de cámara que hacen que el peligro se sienta palpable en la más casual de las conversaciones.

En esta nota