Noticias

Primeras Impresiones: Wolfenstein: The New Order

El belicoso Tio Erwin nos presenta sus primeras impresiones de la nueva entrega de la venerable saga Wolfenstein, que nos plantea una realidad alternativa en la que los alemanes ganaron la guerra.
Avatar de Diego Bournot

Por: Diego Bournot

Formar parte de la linea sucesoria de uno de los mejores juegos de la historia es una mochila bastante pesada de cargar, y mas aun, si en el equipo de desarrollo no figura quien fuera el cerebro del titulo original. Sin embargo, la gente de Machine Games -estudio formado por ex miembros de Starbreeze, creadores de The Chronicles of Riddick- sale al ruedo dispuesta a honrar la ilustre memoria de Wolfenstein 3D, el genial titulo de John Carmack y compañia, y con Wolfenstein: The New Order nos presentan su propio enfoque de la lucha a muerte entre Nazis y Aliados.

$6: Conclusión

$6: Conclusión

6

$6: Conclusión

En definitiva, y aunque me queda aun mucho por jugar, las primeras dos horas de Wolfenstein: The New Order me alcanzaron para hacerme una buena impresion del mismo. Desde ya, puedo decir que no estamos ante el clasico que anhelabamos, pero si ante un buen juego, dotado de una historia interesante, armas satisfactorias, una genial ambientacion y un apartado tecnico competente.
$5: El apartado técnico

$5: El apartado técnico

5

$5: El apartado técnico

Los graficos de Te New Order son en su mayor parte muy competentes, con ciertas particularidades: por un lado, los modelos tanto de los enemigos como de las armas son sencillamente espectaculares. Los detalles en los uniformes alemanes, y especialmente los perros-cyborg son increibles, mientras que las texturas de los decorados, sin ser la octava maravilla, cumplen su cometido. Sin embargo, los cadaveres "del decorado" se ven en resoluciones mucho menores, marcando un contraste notorio con el resto de los elementos de cada zona, y el hecho de que los alemanes, al morir desaparezcan, en vez de quedar como cadaveres en el suelo, no me agrado mucho que digamos.
$4: La Ambientación

$4: La Ambientación

4

$4: La Ambientación

El juego comienza con un escenario en el aire, en el cual debemos resistir a bordo de las Fortalezas Volantes que nos transportan el asedio de lo cazas alemanes a reaccion surgidos directamente de la memoria del legendario fichin de Lucas Arts, Secret Weapons of the Luftwaffe: los famosos Messerschmitt 262 y el Gotha, el avion "pura ala", sin fuselaje. A continuacion, tras un aterrizaje forzoso en una playa, debemos abrirnos paso a traves de las defensas nazis, compuestas por nidos de ametralladoras roboticos y perros-cyborg, para introducirnos en el complejo de nuestro enemigo, el General Calavera. La ambientacion es sencillamente espectacular. Tanto las trincheras como el asalto al castillo estan muy bien logrados, y proveen momentos de espectacular tension, aderezados con un excelente diseño de niveles, pleno de recovecos y zonas secretas cargadas de municion y coraza que nos recuerdan a los clasicos paneles que ocultaban habitaciones secretas llenas de tesoros en el Wolfenstein original.
$3: Los Enemigos

$3: Los Enemigos

3

$3: Los Enemigos

Al menos por ahora, este es el apartado en el que el juego hace un poco de agua: los alemanes -a menos que pretendan decirme que, dado que son los amos del mundo, se creen invencibles- cuentan con la misma inteligencia artificial que en la serie Combate de Vic Morrow, corriendo alegremente hacia el cañon de nuestras armas y sin emplear de manera inteligente las cubiertas que propone cada escenario. De hecho, en un escenario en el que tuve que despejar un camino empleando nada menos que un cañon antiaereo de 88 mm, en vez de huir como alma que lleva el diablo, los alemanes simplemente se paraban en el lugar y me tiroteaban con sus fusiles, sin percatarse de que a cada cañonazo un compañero a tres metros de distancia volaba en pedazos. Sin embargo, merecen una mencion especial los perros-cyborg, absolutamente letales. Mitad carne de perro, mitad implantes mecanicos -con un craneo de acero dotado de una dentadura capaz de arrancar una pierna de un mordisco-, cada enfrentamiento con uno de ellos es a matar o morir. Desde luego, no son indestructibles, pero errarles la rafaga cuando se nos echan encima es la muerte segura, con nuestro cuello destrozado por esas letales fauces metalicas.
$2: Las Armas

$2: Las Armas

2

$2: Las Armas

Dada su ambientacion, el juego nos plantea la posibilidad de emplear armamento que no llego a utilizarse durante la Segunda Guerra Mundial, permitiendo al equipo de desarrollo dar rienda suelta a su imaginacion y crear nuevas herramientas para dispensar la muerte que reemplacen a los venerables subfusiles MP-40, Thompson M1A1, y a los fusiles Garand, Springfield y Kar-98. De esta forma, en The New Order, y ya desde un primer momento, pude echar mano de fusiles de asalto automaticos claramente de posguerra, basados en el abuelo de los fusiles de asalto modernos, el famoso STG-44 aleman. Es notable el contrapunto logrado entre las armas aliadas y las alemanas: mientras que las primeras son armas de la Segunda Guerra -claramente obsoletas en el juego-, los alemanes cuentan con chiches verdaderamente espeluznantes, extremadamente satisfactorios de utilizar, entre los que destacan fusiles pesados dotados de un poder de parada pasmoso, mas aun por la posibilidad de emplear dos armas al mismo tiempo, lo cual nos convierte, sencillamente, en una maquina de matar. Por otra parte, el juego nos permite hacer uso de las ametralladoras pesadas de los emplazamientos fijos, pudiendo arrancarlas de los mismos y llevarnoslas para convertir a los alemanes que se nos crucen en Picada Especial.
$ 1: El argumento

$ 1: El argumento

1

$ 1: El argumento

A diferencia de otros titulos del genero, Wolfenstein: The New Order nos aleja de Omaha Beach y tantos otros escenarios recreados hasta el hartazgo para proponernos algo nuevo: partiendo de la premisa de que gracias al uso de tecnologia belica de avanzada los alemanes han logrado ganar la guerra -algo que Hitler busco desesperadamente durante los ultimos meses del conflicto con su iniciativa para crear "armas de venganza", como los cohetes V-2 y la apresurada carrera para crear la bomba atomica antes que los norteamericanos-, este titulo nos propone un escenario alternativo, llevandonos a los años '60s y enfrentandonos en una lucha casi sin esperanzas contra una Alemania victoriosa, poseedora de recursos ilimitados. La idea es interesante, y si bien no es la primera vez que se propone, si es la primera vez en que la narrativa tiene un juego decente que la respalde, a diferencia del desastroso Turning Point: Fall of Liberty.