Noticias

Power Down: 10 juegos de karting que quisieron copiar a Mario Kart

Desde que Mario se subió al karting muchos intentaron seguirle la pista, ¡como estos juegos!
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Dicen que la copia es el más honesto de los halagos. ¡Cómo se la pasaron halagando a Mario Kart! No es que no hayan existido juegos de carreras con armas antes de la llegada de la primera iteración de carreras de Nintendo, es sólo que la Gran N supo aportar el balance justo para hacer del juego una delicia: además de personajes icónicos y muy queridos por el público gamer, la jugabilidad del primer Mario Kart ya gozaba de un gran balance en el diseño de sus pistas y el control de los vehículos motorizados. Un exitazo.

Por supuesto, luego están los que vieron la fórmula ganadora e intentaron imitarla; lo que no quiere decir que hayan mezclado bien los ingredientes. Sería injusto decir que todos los imitadores de Mario Kart son malos, porque también hemos tenido el placer de disfrutar de grandiosas excepciones: la mismísima Nintendo 64 compartió su versión “64” de Mario Kart con Diddy Kong Racing; Sonic se subió a un auto y llamó a todos sus amigos (e invitados especiales) para competir en Sonic & All Stars Racing Transformed, que nos hacía preguntar por qué cuernos Sonic necesita ir en auto pero, al fin y al cabo, el juego en sí era bastante decente; Crash Team Racing fue la versión de carreras de PlayStation y gustó muchísimo al público de Sony; y hasta podemos recordar el genial ModNation Racers y sus loquísimas pistas y grandiosas opciones de personalización.

Lamentablemente, por cada juego bueno—o al menos decente—que intentó copiar a Mario Kart podemos contar al menos una docena de verdaderos fiascos que van desde aquellos a los que le damos un poquito más de perdón por al menos haberlo intentado… hasta verdaderos adefesios que nos hacen cuestionar muchas decisiones de la industria Gamer en general. Hoy vamos a enfocarnos en estos choques en cadena, en estas derrapadas en curvas cerradas. Ajústense el cinturón y saquen seguro de vida, porque tenemos un accidentado viaje por delante.

Garfield Kart

Garfield Kart

10

Garfield Kart

Comencemos el listado con un juego que no debería ser tan entretenido, pero lo cierto es que cuando a uno le dicen que Garfield tiene su propio juego onda Mario Kart no se puede hacer otra cosa sino imaginar lo peor… y lo peor realmente nunca llega, porque Garfield Kart es bastante más competente de lo que uno esperaría.

Ojo, no es ninguna maravilla a nivel técnico, pero comparado con todo lo que se viene en el listado, al menos este juego es funcional. Más aún, ofrece opciones de personalización de nuestro vehículo y personaje para modificar sus atributos. Miralo vos al gato naranja… Ahora solamente necesitamos un Gaturro Kart y—No, mejor no…
Motor Kombat (Mortal Kombat: Armageddon)

Motor Kombat (Mortal Kombat: Armageddon)

9

Motor Kombat (Mortal Kombat: Armageddon)

Con el lanzamiento de Mortal Kombat: Armageddon se incluyó un minijuego muy particular, titulado “Motor Kombat”. Si ya sumaron dos más dos seguro que saben a dónde apunta esto; y sí, es una parodia de Mario Kart pero con personajes del sangriento juego de lucha. La verdad es que es una idea divertida que, para colmo, funciona mejor de lo que merece. Cada personaje tiene una habilidad especial propia y las pistas están llenas de trampas mortales, de modo que si nos vamos mal en una curva literalmente terminamos hechos una mancha de sangre contra la pared más cercana. Nos ponemos de pie y aplaudimos.
El Chavo Kart

El Chavo Kart

8

El Chavo Kart

Vean, gente, sabemos que es una copia de Mario Kart y todo eso, pero no podemos no querer un poquito—quizá un poquito mucho—este juego basado en los personajes de la versión animada de El Chavo del 8. Más allá de lo que se pueda decir del dibujo animado, este juego hace varias cosas bien; la primera de ellas, y quizá la más importante en un juego de estas características, es la de darle al jugador una satisfactoria sensación de velocidad, y cuando empezamos a agarrar boosts y hacemos drifting es muuuy difícil que esa sensación no nos deje con una leve sonrisa en los labios.

Sí, es un émulo de Mario… pero lo hace queriendo con querer y le tenemos paciencia por eso.
Wacky Races (2000)

Wacky Races (2000)

7

Wacky Races (2000)

En algún lugar del extenso y profundo océano que forman las producciones de Hanna-Barbera podemos encontrar a Wacky Racers, mejor conocido por estos pagos como “Los Autos Locos”, un programa de dibujos animados en el que un grupo de delirantes corredores en su aún más delirantes vehículos competían en loquísimas carreras haciendo uso de toda clase de trucos para salir victoriosos. El concepto ya había tenido un juego para NES, pero este era de plataformas. Este otro juego, sin embargo, se zambulle en la temática de la caricatura original para dejarnos conducir esos fantásticos autos de carrera.

Pese a contar con gráficos bastante decentes y un concepto genial, el juego puede resultar bastante caótico debido al diseño de sus pistas y al… bueno, al caos general de todos y cada uno de los corredores. Todos cuentan con habilidades especiales únicas, y eso se vuelve una ensalada de golpes y sonidos humorísticos en el que uno termina no sabiendo ni en qué dirección va. Pero buéh…
Konami Krazy Racers

Konami Krazy Racers

6

Konami Krazy Racers

No es la primera vez que Konami se parodia a sí mismo; ya nos venía divirtiendo con su simpática serie de navecitas Parodius, así que la idea de un símil Mario Kart con los personajes más icónicos de la empresa tenía un considerable potencial. Y solamente potencial, porque el resultado no estuvo a la altura de las circunstancias. El roster de personajes era bastante variado, aunque algunos de los corredores fueron elecciones raras. Por ejemplo, Dracula aparece como representante de la saga Castlevania, cuando uno imaginaría que su lugar estaría ocupado por Simon Belmont; pero el caso más inesperado fue verlo a Gray Fox enarbolando la bandera de Metal Gear Solid; posiblemente porque nadie pudo encontrar a Snake.

El resto era puro Mario Kart pero con una mano de pintura color Konami; es decir, con escenarios basados en los juegos de la empresa que incluían simpáticas tonadas acorde a sus respectivas franquicias. Está bien, supongo.
F1 Race Stars

F1 Race Stars

5

F1 Race Stars

Mirá, Codemasters, solés hacer cosas muy geniales, pero F1 Race Stars no va a quedar en ningún panteón de la fama. El concepto no está mal; una versión caricaturesca de varios reconocidos astros de la Fórmula Uno, pero en versión monona y manejando kartings en coloridas y alocadas réplicas de pistas reales. ¿Cuál es el problema, entonces?

El problema es que los power-ups del juego, sumados a la agresividad de la inteligencia artificial, hacen de cada carrera un verdadero martirio. El enorme caos que se genera en la primera vuelta sólo se compara con múltiples injusticias en la recta final; comportamientos que empañan la experiencia del jugador al encarar las carreras en solitario. Jugando con amigos la cosa mejora bastante, pero no lo suficiente para dejar de lado los demás inconvenientes. Una parada en boxes, por favor.
Digimon Racing

Digimon Racing

4

Digimon Racing

Todo bien con Digimon; sabemos que es una serie muy querida por el público, más allá de que se lo compara infinitamente con Pokémon. Bueno, déjenme decirles algo que hizo Digimon y que Pokémon (todavía) no intentó: un juego de kartings. Sí, son personajes de Digimon en karting. ¿Esperabas otra cosa? ¿Qué tal si agregamos lucha contra jefes en pistas de combate? También podíamos Digi-evolucionar a nuestros corredores al hacerlos transitar por zonas “digitales” de las pistas, así que algo de originalidad había de por medio. Y si queremos hacerla completa, el juego era para Game Boy Advance y estaba lo suficientemente decente como para ignorar que todo el resto era una vil copia a Mario Kart.

Ah, y uno de los corredores es Gomamon. Algunos chistes se escriben solos.
Hello Kitty and Sanrio Friends Racing / Kruiser

Hello Kitty and Sanrio Friends Racing / Kruiser

3

Hello Kitty and Sanrio Friends Racing / Kruiser

Está claro que todo el mundo conoce a Hello Kitty, la adorable gatita blanca que mandó a Sanrio a la gloria con una cantidad de merchandizing que haría descomponer hasta a los empresarios más ambiciosos; pero también es verdad que Sanrio es responsable de toda una gama de simpáticos personajes que, si bien no le llegaron ni a los talones de Hello Kitty (¿será el nombre posta? ¿Hello “Good-Morning” Kitty?), también tienen su rinconcito en la columna de Haberes de la empresa.

El chiste es que Hello Kitty también tuvo su émulo de Mario Kart y aprovechó varias de las creaciones de Sanrio para llenar el roster de personajes. Como hemos de esperar el apartado gráfico de este juego es bien colorido, pero donde le pifió feo fue en la jugabilidad. Verán, ocurre que a un juego de carreras en el que los vehículos avanzan más lento que una tortuga reumática le está fallando la idea principal, y ese es el problema clave de este título, ya que incluso con el uso de los “boosts” los personajes andan por las pistas como si fuera un paseo de domingo. Está claro que apuntaban al público más joven pero… ponete las pilas, Sanrio.
Wacky Wheels

Wacky Wheels

2

Wacky Wheels

Ay, ay, ay, qué desesperado que debías estar, Apogee, para decidirte a publicar esta cosa. Lo que tenemos aquí es casi literalmente un copy-paste del Mario Kart original (mismos colores, mismo efecto Mode 7, prácticamente mismo diseño de pistas) pero con animales del zoológico en lugar de icónicos personajes de Nintendo. Lo único que no le copió al original era su scroll suave y su control preciso; o sea, lo más importante. Y aun así, a pesar de que el juego es una vil copia con pocos méritos, a pesar incluso de que está actualmente disponible para comprar en Steam, a pesar de todo eso… es todavía superior al Wacky Wheels 3D que TAMBIÉN está en Steam, que alega ser el reboot oficial del Wacky Wheels original, y que logra ser una absoluta burla al género con un sistema de control espantoso. Las cosas que hay que ver…
Action Girlz Racing

Action Girlz Racing

1

Action Girlz Racing

Todos los juegos anteriormente mencionados tienen un elemento en común: se pueden controlar (sí, incluso Wacky Wheels 3D). Lo peor que puede hacer un juego de karting es que ni siquiera sea divertido manejar nuestro vehículo. Hace falta una mente particularmente diabólica para salir con algo digno del infierno de los juegos de carreras… así que, aquí les presento a Data Design Interactive y su nefasto Action Girlz Racing.

Este bodrio sobre ruedas fue lanzado en tres oportunidades; primero para PC, luego para PS2 y finalmente para Wii. La idea era hacer un juego de carreras enfocado en muchachas bonitas. Esa era la idea, al menos; lo que ocurrió en realidad es que los diseños de estas féminas caricaturescas es bastante fulero; pero ese es el menor de los problemas porque la verdadera falencia del juego está en absolutamente todo lo demás: el diseño de pistas es horrible, la jugabilidad es espantosa y si acaso me dicen que ustedes pudieron dar al menos una vuelta sin chocar mil cuatrocientas veces contra toda clase de obstáculos diré que se meren el premio al Mentiroso del Año.

Todo en este juego es atroz; prácticamente un pecado capital a la lógica de diseño. Si quieren terminar con una amistad de años, no lo duden, regálente a ese futuro ex amigo una copia de Action Girlz Racing. No falla. … O sea, SÍ, FALLA; ese es todo el chiste.
En esta nota
  • mario kart
  • copias