Opinion

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

Avatar del

Por: Guillermo Leoz

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

Se termina 2018, un año que recordaré como el primero de, ojalá, muchos en Malditos Nerds, mi nueva familia. Cumplí muchos sueños gracias a este lugar y nunca olvidaré todo lo que viví en tan poco tiempo. Pero más allá de todos estos datos cuasi anecdóticos, lo más importante es que fue un tremendo año para la industria de los videojuegos. Incluso con todo lo malo que pasó (el cierre de Telltale, Fallout 76, The Quiet Man o Super Seducer) hubo increíbles títulos durante los 365 días, de manera mucho más constante que 2017 por ejemplo. Entre todo lo tremendo que tuvimos en un año donde los indies dominaron y donde muchos triple A bajaron de precio rápidamente, estos son mis diez juegos favoritos. Por las dudas aclaro que es una lista personal y subjetiva, como lo es toda opinión; así que si no están de acuerdo, está perfecto.

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

10

Fortnite

Que fue el juego más importante del año, no hay dudas. Que se convirtió en uno de los fenómenos culturales a nivel gaming más trascendente de los últimos años, también es innegable. Fortnite arrancó este año como la sombra de PUBG pero a fuerza de actualizaciones constantes, skins copados, bailes robados y misterio a la hora de introducir cambios, se convirtió en el juego más popular del mundo. Hay varias razones que explican esto y la principal es lo divertido que es jugar Fortnite. Una vez que uno descubre las mieles del “Pase de Batalla” es difícil volver a jugarlo sin eso presente, porque para aquellas personas que no jugamos muy bien como yo, nos da un montón de objetivos para perseguir más allá de ganar una partida o eliminar contrincantes. Durante todo el año volví a Fortnite y siempre encontré algo diferente: cambios en el mapa, nuevos desafíos, nuevas armas, sorpresas como el cubo, el cohete, las grietas en el cielo, las zonas de nieve, el lago totalmente destruido, etc. Fortnite se convirtió en el estándar en cuanto a juegos vivos, juegos como servicio. Nadie tiene la infraestructura de Epic para sostener semejante ritmo de actualización y eso también lo vuelve un juego único.

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

9

Dragon Ball FighterZ

Al fin hicieron un buen juego de Drabon Ball. No, los Budokai Tenkaichi no eran buenos juegos de pelea (eran fan service); tampoco era un gran título el de SEGA o el de Super Nintendo. El primer gran juego de la saga protagonizada por Goku es Dragon Ball FighterZ. Para eso tuvo que venir una empresa como Arc System Works y poner toda su expertise en títulos de pelea. El resultado es un festival de increíbles animaciones, de un estilo artístico calcado del anime, de ataques especiales fantásticos y de unas mecánicas sólidas y accesibles que recuerdan a los mejores Marvel Vs Capcom. Dragon Ball FighterZ es el sueño cumplido de todo fanático y fanática de la saga; es poder usar a estos queridos personajes como siempre quisimos. Es ver a Piccolo, Krillin, Androide 18, Cell, Trunks, Vegeta, Gohan y compañía en todo su esplendor. El frenetismo que tiene este juego es casi insuperable y a pesar de lo convulsionado de la pantalla, no deja nunca de parecer a cómo se dan los combates en la serie. Lamentablemente el modo historia no está a la altura del resto del paquete y todo el contenido offline o de un jugador deja bastante que desear. Sin embargo las mecánicas principales son tan divertidas y espectaculares que volveremos una y otra vez.

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

8

Monster Hunter World

Nunca había jugado un Monster Hunter. Nunca había podido ingresar en este mundo tan complejo pero atractivo. Finalmente Capcom nos dio en 2018 una versión medianamente accesible (porque tampoco lo es del todo) para que el resto de los mortales podamos disfrutar de las mieles de esta gran saga. Con Monster Hunter World pude entender lo muy satisfactorio que es cazar a uno de estos monstruos luego de estar luchando contra ellos durante decenas de minutos; pude ver las geniales recompensas por nuestro arduo trabajo para bajar un Anjanath. Craftear nuestras armaduras o armas se siente mucho más gratificante que un loot “droppeado” en cualquier otro juego. Pero más allá de eso, pude encontrarme con un combate muy deliberado donde cada ataque importa y donde dar un paso en falso puede significar perder mucho tiempo de trabajo. Cada nuevo mapa es una locación más impactante que la otra, cada criatura es un desafío totalmente diferente y requiere una estrategia distinta. Ni hablar de los personajes más encantadores de todo el año, los Palikos. Estos preciosos gatitos nos acompañarán durante toda nuestra aventura y van a ablandar nuestro corazón al mismo tiempo que azotamos bestias gigantes. Todo esto puede ser realizado de manera cooperativa con amigos y amigas, siempre y cuando podamos entender el complicado sistema para armar partidas.

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

7

Super Smash Bros. Ultimate

Pocas veces vi una carta de amor tan grande a toda la historia de los videojuegos. Super Smash Bros Ultimate es una experiencia definitiva en más de un sentido. No sólo es el mejor Smash y aquel que tiene absolutamente todo lo que ha formado parte de la saga, sino que se convierte en un título que celebra las distintas etapas de este hermoso entretenimiento. Hay una ridícula cantidad de contenido en este Smash: el modo aventura, el modo arcade clásico (uno para cada personaje), los más de 74 luchadores para usar y los que vendrán, los más de 100 escenarios y los centenares de canciones para elegir, ni hablar de los espíritus que se agregan que nos muestran personajes de absolutamente todas las sagas y etapas del gaming. Smash es uno de los títulos más divertidos del año, con muchísimo para hacer por nuestra cuenta y muchísimo para disfrutar en compañía de otros jugadores. Cada personaje tiene sus particularidades pero a la vez el esquema de controles es similar, lo que siempre nos impulsa a experimentar con nuevos luchadores. Sí, que no estén todos desbloqueado de entrada es raro pero luego uno termina apreciando esa decisión ya que de esta manera nos despierta mucho más intriga probar ese personaje que acabamos de destrabar.

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

6

Assassin’s Creed Odyssey

Más que miedo le tenía pánico a este nuevo Assassin’s Creed. Luego de lo bien que le vino a la saga con Origins el haberse tomado un año de descanso, volver a una frecuencia anual anticipaba lo peor. Por suerte no podría haber estado más equivocado; Odyssey es una experiencia fantástica, incluso superior a Origins. Grecia es una locación increíblemente hermosa, que constantemente nos incentiva a explorarla y disfrutarla. Kassandra es la mejor protagonista que ha tenido la saga (porque seamos sinceros, Alexios no existe) y la posibilidad de elegir opciones de diálogo y de tener romances con otros personajes vuelve mucho más personal la experiencia. La decisión de volver un juego de acción mucho más extravagante termina rindiendo frutos porque el combate es más divertido y justo que nunca. La historia nos compenetra y constantemente nos tira una bola curva para nunca aburrirnos. Explorar Grecia a pie, a caballo o en barco es un placer y vamos a abusar del “photo mode” para sacar las screenshots más lindas del barrio. Ni quiero saber cuántas horas ni cuántas personas se necesitaron para desarrollar la tremenda cantidad de contenido que hay en este juego; sólo puedo estar agradecido del trabajo realizado y de lo mucho que disfruté de esta aventura.

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

5

Marvel's Spider-Man

Cuando me compré la PlayStation 2 lo hice con tres juegos: Winning Eleven, Burnout 3 y Spider-Man 2. Desde ese 2004 que buscaba un título que me haga sentir lo que me produjo esa aventura del Hombre Araña al balancearme por Nueva York. Por suerte el juego de Insomniac saldó una deuda de 14 años y me dio la experiencia definitiva para el personaje. Lo increíble que se siente navegar por la ciudad y lo genial y versátil del combate, hacen que jugar este Spider-Man exclusivo de PS4 sea una delicia. A pesar de algunas mecánicas arcaicas, de secuencia de sigilo aburridas y de minijuegos innecesarios, vamos a encontrarnos con una de las mejores historias del personaje que se han contado en un medio audiovisual. Esta versión de Peter Parker es una de mis favoritas, más maduro, con más bagaje, más anclado en el mundo que lo rodea y con problemas más mundanos. Las representaciones de Mary Jane, la Tía May, Otto Octavius o Miles Morales son mucho más complejas y verosímiles de lo que esperábamos y el juego constantemente juega con nuestras expectativas de cómo se comportarían esos personajes. La ciudad está plagada de detalles, de historia del personaje y de guiños al universo marvel; el podcast de JJ Jameson, las mochilas de Peter sueltas por ahí, los distintos trajes que destrabar, todo hace de Spider-Man uno de los mejores juegos de superhéroes jamás hechos.

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

4

Celeste

Pocas veces vi un juego hacer tanto con tan pocos recursos. La sutileza que maneja Celeste a la hora de contar una historia que trata trastornos de personalidad y mentales a través de un juego de plataformas es merecedora de todo tipo de premios. Las mecánicas del juego son excelentes y sumamente precisas haciendo que nada se sienta injusto, incluso con lo difícil y con las miles de veces que vamos a morir en nuestra aventura. Madeleine es una protagonista encantadora y su intento de escalar esta montaña servirá como una metáfora ideal para su camino personal. La música es impecable, los diálogos y el humor que maneja también están a la altura y ni hablar del desafío que representan los lados B de cada nivel. Cada mecánica que se suma vuelve a la jugabilidad todavía más enriquecedora y nos hace sentir tremendamente capaces cuando completamos cada nivel. A pesar de los muchos juegos de plataformas con pixel art que hay en el mercado, Celeste logra destacarse por motivos que pensábamos que estos juegos no podían abordar del todo.

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

3

Red Dead Redemption 2

Diez años estuve esperando que Rockstar nos diera una continuación a su épica cowboy protagonizada por John Marston y por suerte la espera valió la pena. Si bien no terminó siendo el juego que me cambió la vida como esperaba que sucediera (sí, unas expectativas un poco altas), Red Dead Redemption 2 es un juego que toma muchísimos riesgos y que representa un paso hacia adelante en materia de inmersión y desarrollo de personajes. Arthur Morgan es, quizás, uno de los personajes mejor diagramados y más conmovedores con los que me ha tocado interactuar. Hablar con cada integrante de nuestro campamento, sentir que cada personaje que integra el mundo es un ser humano con su propia vida, caminar por ciudades que se sienten vivas y no un set de teatro; todo eso convierte a esta obra de Rockstar en una experiencia única. Sí, la jugabilidad no es lo mejor; sí, algunos movimientos son demasiado lentos y tienen pasos innecesarios; y sí, la estructura de misiones ya queda anticuada y va en contra de la libertad que ofrece el resto del mundo abierto. Incluso con todo esto que detalle, Red Dead Redemption 2 me dio varios de los momentos más memorables del año, con situaciones emergentes mientras andaba con mi caballo por ahí.

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

2

Dead Cells

Cuando un estudio utiliza de manera correcta el sistema de Early Access, los resultados pueden ser excelentes. Eso mismo sucede con Dead Cells, un juego que el año pasado ya estaba disponible en Steam pero que en 2018 salió a la luz totalmente mejorado (incluso con lo muy bueno que ya era). Este “roguelite” es lisa y llanamente uno de los juegos de acción 2D y de plataformas con movimientos y controles más precisos que existen en el mercado. Cada golpe, cada esquive y cada salto nos hacen sentir sumamente habilidosos, a pesar de que muchas veces terminemos muriendo a los pocos minutos. Sin embargo nunca es injusto; siempre vamos a saber qué hicimos mal para terminar perdiendo. Pero perder es parte de la progresión en Dead Cells, porque más allá de darnos algunas mejoras permanentes lo que estaremos haciendo es evolucionar nosotros mismos como jugadores. Cada vez que llegamos un poco más lejos nos vamos a sentir plenos y orgullosos de lo logramos en esa partida. Vamos a festejar cada vez que derrotemos un jefe y celebrar esa vez donde nos tocó un arma increíble que nos ayuda a sobrevivir un poco más. Dead Cells es un juego inoxidable, que nunca aburre y que siempre nos va a dar un desafío adecuado.

Mis juegos favoritos de 2018 x Guillo

1

God Of War

Podría escribir párrafos y párrafos de cómo recuerdo cada combate en God Of War, sobre cómo el hacha de Kratos es la mejor arma del año y cómo se siente increíble cada vez que vuelve a nuestra mano, o podría incluso explayarme sobre el mastodonte que es a nivel gráfico, artístico y en cuanto a animaciones. También los podría aburrir sobre cómo contenía la respiración en cada enfrentamiento, cómo el magistral diseño del mundo y de los niveles usa trucos para hacernos sentir que Midgard es incluso más grande de lo que es, cómo el contenido secundario es tan importante como el principal o cómo cada vez que bajaba el agua en el Lago de los Nueve todo se resignificaba. God Of War es mi juego del año por todos esos motivos pero sobre todo por lo que hace a nivel narrativo. La relación entre Kratos y Atreus me llegó al corazón y me hizo disfrutar el triple de un juego que ya de por sí estaba amando. Cómo va cambiando su dinámica es atrapante, cómo Kratos aprende a ser padre (y cómo también se equivoca), cómo Atreus empieza a chocarse con la realidad de quién realmente es y cómo cada uno sobrelleva la muerte de Faye (esposa de Kratos y madre de Atreus) de manera distinta; todo me resultó fascinante. Ni hablar de las historias de Mimir, de la tragedia de Baldur, de lo vibrante que es Freya y lo carismáticos que son Sindri y Brok. La desesperación que me agarraba tanto a mí como a Kratos cuando Atreus la estaba pasando mal en el juego hablan de lo mucho que me comprometí con este mundo, pero también me enojé con él cuando de repente era más prepotente o no hacía caso. God Of War es un camino introspectivo y autocrítico de un personaje conocido por su violencia y no por sus emociones. Para tranquilidad de todo el mundo, este juego nos da ambas facetas de un protagonista que espero finalmente pueda encontrar un poco de paz.

En esta nota