Opinion

Mis GOTYs 2018 x Rippy

Jamás me costó tanto elegir entre mis cosas favoritas, pero la decisión está tomada. Pasen y vean. 

Avatar de Mariano Rizza

Por: Mariano Rizza

Mis GOTYs 2018 x Rippy

Mis GOTYs 2018 x Rippy

Hace 12 meses la perspectiva de un buen año para el gaming era todavía dudosa. Por suerte, mientras que 2017 parecía imbatible, esta nueva vuelta alrededor del sol logró sorprendernos a todos. Particularmente no me lleve muy bien con los Triple A y varios de los consagrados como juegos del año - inclusive los que se llevaron más de una estatuilla - me resultaron títulos bastante desabridos, más allá de lograr comprender su valor. Es por eso que sin decidirme del todo, pero argumentando de la manera más lógica posible, debajo podrán encontrar aquellos que fueron los mejores juegos de este 2018 para este humilde servidor.

Mis GOTYs 2018 x Rippy

10

SLAY THE SPIRE

Esta joya que cruza lo mejor de armar una baraja con las refrescantes mecánicas de un roguelike fue uno de los primeros títulos que me llamó la atención en este año. Vale aclarar que aún no fue lanzado específicamente, sino que se mantienen en estado de Early Acces, pero lo mismo sucede con juegos como Fortnite y no por eso su impacto es menos importante.

Slay The Spire otorga en cada pasada una experiencia nueva, logrando que cuando se repite de manera inevitable por su aleatoriedad, podamos aprovechar la situación de manera estratégica. Es verdad que en cuanto al arte respecta todavía le falta un golpe de horno, pero si hablamos de lo que la experiencia ofrece, está es comparable a las primeras partidas en juegos como The Binding of Isaac: el “una pasada más” es inevitable. Este juego publicado por Humble Bundle tiene todo lo necesario para convertirse en un pequeño gigante y no veo la hora de que termine de salir en su versión completa - desde ya - eligiendo la de Nintendo Switch.

Mis GOTYs 2018 x Rippy

9

SPIDER-MAN: THE CITY THAT NEVER SLEEPS

La nueva aventura consolera del arácnido es un producto sólido y divertido con grandes valores de producción, pero lejos de llevar la industria hacia adelante, es definitivamente un ancla que busca aferrarse a los conceptos más básicos y cumplidores del género. Por más que avalo cuan divertido es en mi propio análisis, siento que podrían haber hecho mucho más con la propiedad, principalmente con su historia que por momentos pega vueltas de tuerca que se veían venir desde el The Amazing Spider-Man de Commodore 64.

Por otro lado, su paquete de contenido descargable titulados “La ciudad que nunca duerme”, ofrece tres aventuras comprimidas e interconectadas, que no sólo ofrecen misiones novedosas que se diferencian de la campaña principal utilizando los mismos elementos, sino que ya teniendo como base la historia principal, se permite avanzar sin interrupciones ni explicaciones. Estos tres episodios son casi como historietas semanales del Hombre Araña, que avanzan una trama principal de a poco al tiempo que nos dan interacciones divertidas del personaje con sus amistades y enemistades. Lo bueno, si breve, dos veces bueno y esto es lo que sucede con esta versión de Peter Parker.

Mis GOTYs 2018 x Rippy

8

FROSTPUNK

Los juegos que prometen crudas decisiones morales son de las mayores mentiras de las últimas dos generaciones. Los sistemas binarios sin escala de grises terminan componiendo una historia a medias que es blanca o negra y la promesa de situaciones similares a la vida real se diluye tan rápido como los dudosos argumentos de dichos juegos.

Frostpunk, por su parte, se fortalece gracias a cuan binarias son las opciones que ofrece. Este bity-builder-post-apocalíptico ambientado en una tundra eterna salpicado con opciones de supervivencia, nos obliga a tomar decisiones críticas que pueden ir desde poner a trabajar a los niños para que no caiga la producción a quitarles la comida de la boca para que los suministros duren un poco más, al tiempo que imponemos una teocracia para lavarles el cerebro y mantenerlos en orden. Acá no hay blanco y negro, en Frostpunk siempre elegimos entre dos males, porque mientras que el fin es sobrevivir, el juego ni disimula ni perdona. Es un título que siempre está en nuestra contra - a veces desde los controles mismos - pero que siempre devuelve en gratificación el estrés invertido. ¡Ah! Y toda esa debacle comienza con la erupción del volcán Krakatoa, el cual en la vida real hizo erupción unos días antes de escribir esta nota, así que si se quieren ir preparando...

Mis GOTYs 2018 x Rippy

7

MARIO + RABBIDS KINGDOM BATTLE: DONKEY KONG ADVENTURE

Siguiendo con los contenidos descargables bien pensados, la aventura del gorila digital más famoso del mundo revitalizó de gran manera este exclusivo de Ubisoft para Nintendo Switch, ampliando las mecánicas de juego y demostrando que todavía se puede jugar más con este crossover. Decir que las habilidades de Donkey Kong no está un poco sobrecargadas - cuando no completamente rotas - sería eludir a la verdad, pero las mismas encajan bien con el imaginario del personaje y permiten atravesar el género de estrategia por turnos de una manera ridículamente entretenida.

Mario + Rabbids es un gran título que, dejando de lado su dificultad inicial, está a la altura de ejemplares como XCOM y este DLC brinda una excusa perfecta para volver a probarlo. Siguiendo con el plan de atravesar todos sus lanzamientos con mecánicas de “Juegos como Servicio”, Ubisoft y Nintendo demuestran que su maridaje es uno de los mejores que se han visto en la industria en un tiempo.

Mis GOTYs 2018 x Rippy

6

MINIT

Devolver Digital es una de mis publicadoras favoritas por los riesgos que toman y los beneficios que cosechan a la hora de experimentar. En este caso, un juego que podría reducirse a un gimmick termina siendo una mecánica sólida, que a diferencia de lo que podríamos llegar a pensar, realmente no cansa, sino que obliga a ser más concretos y efectivos.

En un mundo donde los sandbox tomaron por asalto la gran mayoría de los géneros, un juego que no fomenta la exploración sino que hasta cierto punto la castiga si no se hace de manera inteligente, se me antojó como uno de los conceptos más inteligentes del año. Minit y su mecánica de poder atravesar los niveles de a sesenta segundos por vez permiten que nos esparzamos menos y nos concentremos más, exprimiendo más del título en sí. Sumado a eso, el humor característico del estudio y el factor de frustración justo hacen de esta experiencia otro de los pedestales que demuestran por qué 2018 fue el año de los juegos independientes.

Mis GOTYs 2018 x Rippy

5

POKÉMON LET’S GO PIKACHU

El que tenía que ser un polémico terminó siendo uno de los juegos más entrañables de todo 2018. Cómo fanático de la saga y un tanto fundamentalista de la Primera Generación, la propuesta de Let’s Go me pareció completamente anclada en el cariño a la saga y respeto a los jugadores de la primera hora y no una experiencia aguada y rebajada para el público casual - cosa que tampoco me hubiera molestado ya que prefiero que más gente juegue en lugar de seguir cerrando el nicho.

Let’s Go equilibra a la perfección la nostalgia con la novedad, el guiño al pasado con el vistazo al futuro y las mecánicas híbridas que caracterizan a la consola de Nintendo. Como entrada al género es un juego que supera tal vez al Yellow y como revisión histórica para el entrenador maestro es una nueva gran manera de volver al primer amor. Pokémon Let’s Go es una experiencia sentimental, divertida y aventurera que no hay que perderse.

Mis GOTYs 2018 x Rippy

4

THE MESSENGER

En la era del hiperrealismo, solemos subestimar el valor del humor en los juegos. The Messenger logra hacer comentarios sobre su propio género y los tropos de la industria en general, sin abandonarse a la mera burla sino construyendo sobre las propias fallas que se permite opinar.

Pero más allá de su jugabilidad ajustada y satisfactoria, es su creatividad lo que más sorprende. Sin inventar nada, este título explota todos los recursos de su género y - mejor aún - los de las consolas que homenajea, aprovechando la tecnología de las maquinas donde corre el día de hoy, para utilizar la música, la animación y el arte como elementos intrínsecos de la narrativa y la obra en general. The Messenger es un claro exponente de lo que las nuevas mentes creativas del gaming pueden ofrecer y la promesa de que todavía hay mucho más por llegar.

Mis GOTYs 2018 x Rippy

3

CELESTE

No me da vergüenza admitir que ni bien comencé Celeste la propuesta no me resultó del todo novedosa. Sin embargo, tal y como le pasa a nuestra protagonista, la revelación no ocurre al llegar a la cima de esta montaña, sino en el viaje. El desafío planteado por Matt Makes Games no sólo resulta progresivo en cuanto a sus mecánicas, sino en cómo nosotros crecemos junto al juego y a su protagonista, lo que resulta en una experiencia que cala mucho más allá de su primera impresión de Super Meat Boy disfrazado.

Sumado a esto, cómo persona con un diagnóstico de desorden de ansiedad y tendencias compulsivas, encontrar obras que representen de manera correcta estas condiciones - cosa que no sucede muy seguido - siempre me reconforta, al tiempo que subraya la importancia de la representación, sin importar cuan pequeña esta pueda llegar a ser. Finalmente, la posibilidad de customizar la experiencia para todo tipo de handicap, enaltece la búsqueda y el sentimiento de ampliar la cultura de los videojuegos a una mayor audiencia. Celeste es sin lugar a dudar de lo mejor de la década.

Mis GOTYs 2018 x Rippy

2

SUPER SMASH BROS ULTIMATE

Para designar que hace a un juego del año hay que tener varios factores en cuenta. Sus valores de producción, la relación precio calidad, la cantidad de contenido que ofrece al momento del lanzamiento, el tratamiento post-venta que pueda llegar a tener, la duración del juego y el funcionamiento de sus mecánicas, además de cómo se ubica todo ese conjunto en el contexto de otros lanzamientos contemporáneos, entre demás factores. Super Smash Bros Ultimate no sólo marca todos esos casilleros, sino que se da el lujo de hacerlo con una excelencia como solo tiene Nintendo con sus propios productos, comprendiendo que para lanzar una nueva entrega de esta saga, no lo podían hacer con menos peso del que finalmente tiene.

Como he reiterado en numerosas oportunidades, Smash no sólo es un juego sino una celebración a la diversión, los sentimientos que los juegos evocan y a la trayectoria de los mismos en la industria, en un paquete que se destaca por ser camaleónico, resultando en un titulo para aquellos que quieren explotarlo de manera competitiva y otro para el jugador casual que busca un Party Game, sin tener que hacer ningún ajuste en el menú de opciones. Sumado a eso, su apartado artístico es la envidia de cualquier estudio y sus eventos temporales y próximos DLC lo engrosan para ser la versión definitiva de este gran videojuego, como su nombre lo índica. Super Smash Bros Ultimate, en su justa medida y dentro de los parámetros de su género, está a la altura de Breath of the Wild y Super Mario Oddysey, por lo que no jugarlo es realmente perderse un pedazo de historia del gaming.

Mis GOTYs 2018 x Rippy

1

INTO THE BREACH

Teniendo en cuenta lo que dije en el puesto anterior, no me sorprendería que cause confusión que el primer puesto sea otro juego. Sin embargo, Into The Breach tiene un valor agregado por encima del gigante de Nintendo y es que cumple con todos los requisitos anteriormente listados conseguidos con recursos mínimos y el sudor de la frente de un equipo reducido que ni se le acerca en cantidad siquiera a la gente que le gustaría entrar a trabajar en Nintendo.

En tan sólo 64 casilleros, este título de estrategia por turnos construye una mejor historia que Pacific Rim en cuanto a trama, desarrollo y humor se refiere. También maneja la ciencia ficción con una cintura asimoviana, rozando el manejo de los viajes en el tiempo con más clase y menos confusión que Primer. Su diseño de Mechas, Kaijus y vehículos superan en Pixel Art a cualquier anime desarrollado en occidente y por encima de todo eso, su jugabilidad es tan simple y magnífica como la de un cubo Rubik, haciendo que nunca estemos jugando en nuestro propio turno, sino en el que viene, en el de la máquina e inclusive en el que tendremos luego de perder y comenzar de nuevo. Podrán existir mil juegos del género, pero ninguno se acerca tanto a la perfección como este segundo juego del estudio Subset Games. Es por esto que Into The Breach es mi GOTY 2018  

En esta nota

Comentarios