Maxi vs. el gaming en el 2018
Opinion

Maxi vs. el gaming en el 2018

¿Ya escuchaste las CUATRO HORAS de Malditos Games? En 2018 Maxi jugó más juegos que nunca, visitó los eventos más importantes de la industria, y tiene mucho para decir sobre el momento actual del gaming. Leelo. El pibe sabe.

Avatar del

Por: Maximiliano Peñalver

NOTA: Esta nota sirve como mi TOP 10 personal pero también como para recapitular un poco el año que vivimos a nivel videojuegos en término de la industria y las tendencias. Si querés saltarte todo el preámbulo e ir directamente al Top 10 scrollea hasta donde empiezan los numeritos... si no, sos mas que bienvenido a seguir leyendo. Los leo en twitter para debatir los mejores juegos, sus favoritos y sus recomendaciones.

Por lo menos en un principio, el 2018 parecía tenerla muy complicada a la hora de enfrentarse en nivel de calidad a lo que fue el 2017 en materia de fichines. Ya en los primeros meses el año pasado nos dio Persona 5, Horizon: Zero Dawn, Hellblade, Nier -fucking- Automata y si, Nintendo Switch una “pequeña” gran consola que tuvo el primer y segundo puesto en lo que a material de juego del año se refiere. Te guste el tipo de juego que te guste, el 2017 fue de The Legend of Zelda: Breath of the Wild y Super Mario Odyssey. Porque hasta PUBG (en ese momento todavía en su apogeo) llegó a último momento a lanzar su versión 1.0.

Fue un año increíble y como testimonio de eso tienen la lista de los 50 mejores juegos del 2017 que sirve, también, como una excelente guia de compras hoy por hoy con las ofertas de fin de año en casi todas las plataformas digitales.

Breath of the Wild fue el juego del año de 2017, un consenso casi universal

Y aunque estoy convencido de que si Breath of the Wild hubiera salido este año también hubiese sido el candidato a GOTY, este 2018 fue conceptualmente muy diferente. La oferta de juegos de grandes estudio a nivel triple A fue escasa y si bien los que la pegaron con la crítica la rompieron en ventas (Marvel’s Spider-Man, God of War, Red Dead Redemption 2) hubo muchos juegos “chicos” que se alejaron del nicho, conquistando a la prensa y a la gente.

Y es algo de lo que no puedo evitar alegrarme. Para mí este cambio demuestra un atisbo de madurez en los que consumimos juegos, y por lo tanto es gratificante. Creo que se viene una transformación en la forma en que los juegos de mayor presupuesto se van a realizar y a comercializar. Y todo eso va a suceder más rápido si tomamos conciencia de que una gran saga o un juego que costó cientos de millones de dólares no puede seguir siendo defendidos pese a sus -a veces enormes- puntos flojos como si no existiesen.

Es algo por lo que siempre velamos en Malditos Nerds y que vamos a redoblar en el 2019. Creo que un gran ejemplo de cómo funciona Malditos Nerds como ecosistema lo pueden ver en el podcast donde seleccionamos los 10 juegos del año, un proceso que disfrute mucho y que seguramente vamos a repetir en el futuro, y no solamente a fin de año.

Peter Parker: ¿candidato a GOTY o más de lo mismo?

Este 2018 no se concentró tanto en tres o cuatro juegos como fuertes candidatos a GOTY, sino que los favoritos provienen de diferentes sistemas (en las listas personales de Malditos Nerds a veces no coinciden ni el 50% de los juegos). Para algunos estas nominaciones giraran en torno a juegos como God of War o Marvel’s Spider-Man en Playstation 4, por mucho la consola con los títulos más populares en cuanto a exclusivos. Jugué mucho a God of War y termine Spider-Man pero ninguno logró colarse en mi lista de los diez favoritos.

Nintendo Switch, por su parte, tuvo excelentes títulos exclusivos pero ninguno a la altura de los de 2017. Si bien Super Smash Bros. Ultimate puede ser para muchos su GOTY y Pokemon Let’s Go Eevee y Pikachu sean un gran punto de entrada para nuevos entusiastas y un gran juego para viejos fanáticos, las estrellas de Switch este año no son de Nintendo.

Fue un gran año para los indies y de hecho muchos de los mejores estan disponibles en PC y en Switch. No se bien la razón, pero es así. Espero que Nintendo esté en conocimiento de que la sobrecarga del catálogo no es necesariamente algo bueno porque el eshop de Switch ya se está pareciendo peligrosamente al desastre qué es Steam, en donde cada vez cuesta más encontrar los juegos relevantes de los que no.

La plataforma más lastimada a la hora de los exclusivos para mi fue Xbox One, con solo dos lanzamientos, el excelente (pero oh, cuánto más de lo mismo) Forza Horizon 4 y Sea of Thieves, un juego que me decepciono no una sino dos veces: primero en su lanzamiento y luego en los últimos días de diciembre cuando le puse 10 horas mas solo para darme cuenta que lo que estaba roto, sigue estando igual.

Los indies más importantes, como Return of the Obra Dinn, siguen saliendo primero en PC

Si bien PC no tuvo tantos exclusivos, cuatro de los diez puestos de mi Top 10 salieron únicamente en esta plataforma, más por los caprichos del mercado que por la intención de sus creadores. También fue la plataforma más beneficiada en el sentido de que recibía grandes títulos de todos lados. Muchos de los grandes juegos de Xbox One y Playstation 4, como Monster Hunter: World están también disponibles en PC, y la plataforma recibió joyas como Into The Breach o The Messenger que solo pueden encontrarse en consolas si tenes Nintendo Switch.

Antes del top 10, van como preámbulo mis elecciones para las distintas categorías que se premiaron durante diciembre en el sitio:

Mejor Personaje Femenino - Madeline (Celeste)
Mejor Personaje Masculino - Arthur Morgan (Red Dead Redemption 2)
Mejor Expansión / DLC - Prey: Moon Crash
Mejor Remake/Remaster - Spyro Reignited Trilogy
Mejor Juego de Realidad Virtual - Astro Bot: Rescue Mission
Mayor Impacto Visual - Return of the Obra Dinn
Mejor Historia - Unavowed
Mejor Nivel - The Heart of Dankness (Guacamelee! 2)
Mejor Boss - El del final de Astro Bot: Rescue Mission
La Decepción del Año - Fallout 76
El peor juego del año - Metal Gear Survive (Peor y mas Frustrante)

Pero ¿solo puede haber 10?

En este 2018 termine mas de 50 juegos y jugue mas de 100 (150 si cuento todo lo que pude probar en GDC, Judges y E3). El 2018 fue un año de grandes experiencias concentradas, grandes historias, personajes inolvidables, bandas de sonido de un nivel excepcional (sobre todo en la escena independiente). Y si bien hay juegos que quizás lamente haber dejado afuera el dia que los termine (God of War) no lamento dejar atrás juegos que considero excelentes como Florence o Monster Hunter: World y Subnautica que todavia no llegue a terminarlos. Recortar la lista de 30 a 20 fue fácil. De 20 a 13 fue un poco más difícil.

Entonces, ¿solo puede haber 10?

Seguro que no. Pero es mejor sentir la presión de acortar las listas. De pensar cada puesto, y despedir al que no pueda quedarse en la lista. Tras este enorme preámbulo (salvo que lo hayas skipeado como ansioso a una cutscene) paso a mi top 10 solo para detenerme en tres menciones especiales. 

Pará ¿no que solo podía haber 10? ¿si sumás tres más no sería un top 13?

Y sí. La presión de acortar las listas es genial. Pero es como cuando ponemos el despertador a las 7:30 para llegar bien al laburo. Aún con toda la voluntad, vas a quedarte 15 minutos más en la cama… pero lo importante es que vas a llegar a la oficina, porque sabés que si lo hubieras puesto a las 8, igual ibas a remolonear 15 minutos, pero aparte te comías una puteada de tu jefe. Las reglas están para darte un marco de referencia, y la flexibilidad es importante.

Si bien puedo hacer una lista de 40 títulos increíbles que podrían estar en esta lista, en este momento (27 de Diciembre de 2018 a las 15:49) mis juegos son 13. Los 10 del top 10 y estos 3 que no podían quedar afuera porque son parte de lo que definió mi 2018.

Maxi vs. el gaming en el 2018

13

Beat Saber (PSVR, Vive, Oculus)

El juego que entendió como hacer que la realidad virtual sea algo disfrutable para todos. Beat Saber es VR pero no marea. Beat Saber es VR pero cualquiera puede aprender a jugarlo en unos minutos. Beat Saber es VR pero hace algo que ni Rock Band o Guitar Hero lograron en años y es lograr que un juego rítmico se adapte a cualquiera, incluso para los que tienen menos coordinación que una ameba. Eso si, ojo que no haya nadie filmando tu performance y te transforme en el nuevo “Star Wars Kid VR”.

Espero que el ejemplo atraiga a otros desarrolladores (no, no a esos que ya sacaron CLONES horribles tratando de lucrar con la idea) sino que se expanda, que lleve la realidad virtual a un lugar más destacado en la escena.

Maxi vs. el gaming en el 2018

12

Tetris Effect (PS4)

Algunos usuarios piensan que Tetris Effect es un Tetris que cuesta 40 dólares y que lo único novedoso es su componente de realidad virtual. Tetris Effect es, créanme, mucho más que eso. Diseñado por Tetsuya Mizuguchi (SEGA Rally, Lumines, Rez) durante casi una década esta nueva versión de Tetris es desde ahora LA mejor versión, así que lo siento, Tetris de fichines y Puyo Puyo Tetris.

Tetris Effect es una experiencia audiovisual extraordinaria que nos hace alcanzar el nirvana en la realidad virtual. El modo historia es quizás lo más innovador: si bien ES Tetris, con objetivos, lo que lo hace especial es la conjunción de cómo se “siente” el todo. El gameplay en esta nueva versión está muy ajustado, los controles son intuitivos, precisos incluso cuando la velocidad esta al maximo. Como en Lumines, Tetris Effect se nutre del acompañamiento visual y sobre todo de la música -absolutamente brillante- que se amalgama con la experiencia. Si bien no reinventa Tetris -algo imposible- si logra colar una nueva mecánica (Zone) que es muy interesante - y que tampoco lo rompe.

Tetris Effect incluye cuatro modos adicionales variados en cuanto a cómo encaran Tetris tanto en dificultad como en intensidad. Los rituales de fin de semana son los que nos acercan con el resto de los usuarios proponiendo el trabajo en conjunto para lograr objetivos más grandes a nivel global con bonificaciones para todos los que hayan participado.

Si Tetris Effect, un juego que claramente disfruté, no está tan alto, es por dos razones. 40 dólares es un número importante aún para el Tetris mas hermoso que vayamos a ver en nuestras vidas. Pero lo inexplicable es que no se incluye la opción de jugar de a dos en la misma pantalla, aun siendo un juego en el que el VR es opcional.

De todas formas es un gran juego, lleno de opciones y que hace uso de pirotecnia gráfica muy apropiada para lo que se propone. Uno de los juegos más celebrados de la historia esta vuelta y es más que bienvenido. Praise The Sun.

Maxi vs. el gaming en el 2018

11

The Missing: J.J. MacField and the Island of Memories (PC, Xbox One, PS4, Switch)

El nuevo juego de SWERY (alias del diseñador japonés Hidetaka Suehiro) es también una de las sorpresas narrativas del año. J.J. Macfield, nuestra protagonista, se encuentra junto a su mejor amiga pasando un fin de semana de relax en la isla del título. Despertamos durante la noche, y ni rastros de nuestra compañera. J.J. debe salir a buscarla y encontrarse en su aventura con verdades dolorosas sobre Emily y sobre ella misma.

The Missing es otro de los grandes juegos de este 2018 que utiliza su narrativa para profundizar sobre temas complejos y cómo son tratados en nuestra sociedad. A nivel jugabilidad propone una innovadora (aunque impresionante) mecánica de autoflagelación que va a ser absolutamente necesaria para superar los puzzles que vamos a encontrar en el camino. El motor gráfico Unity hace lo que puede con las ideas delirantes de SWERY, aunque los problemas técnicos no empañan la experiencia.

La realidad es que salvo algunos momentos confusos y de un par de secuencias que pueden ser un poco frustrantes, resultó ser uno de los juegos que más me gustaron el año, con buenos personajes (casi todos cobran vida desde la pantalla de un teléfono móvil) algunos puzzles brillantes y un final impredecible. En un año con grandes juegos con el componente “with a meaning” como Florence, Life is Strange 2 - Episodio 1 o Celeste, The Missing está entre los mejores.

Maxi vs. el gaming en el 2018

10

Starlink: Battle for Atlas (Switch, Xbox One, Playstation 4)

Si, no se preocupen que yo tampoco me lo veia venir. Pero las cosas cambiaron después de invertir más de 40 horas en este increíble TAPADO de Ubisoft que fue no solo víctima de un pésimo plan de marketing sino también de la caída (¿o ya podemos hablar de desaparición?) de los videojuegos acompañados por juguetes (Skylanders, Disney Infinity, y otros que ni vale la pena mencionar.)

El fin de una moda y un marketing fatídico conspiraron para confundir y alejar al público potencial de un juego de naves como nunca antes habíamos visto. Starlink toma en parte inspiración de No Man’s Sky ya que podemos ir de planeta en planeta en cualquier orden y en tiempo real. Pero la otra parte es 100% un juego de mundo abierto clásico de Ubisoft en donde cada planeta está repleto de micro tareas para hacer, misiones secundarias o bases a las que salvar de x problema para que después sean aliadas y así mejorar nuestra reputación. Cada superficie tiene una variedad de fauna a la que podemos estudiar para completar nuestra colección así como ayudar a sus especímenes cuando estén “corruptos” por el mal que aqueja a este mundo.

Por otro lado Starlink tiene un módulo de juego completamente distinto en el espacio. Ahí el combate se da en 360 grados, sin gravedad y con las mecánicas de control y desplazamiento completamente diferentes. En el espacio podemos enfrentarnos a naves nodrizas, abordarlas y hasta sabotearlas desde dentro, o tratar de eludir o eliminar a un grupo de cazarrecompensas que siempre están al acecho, mientras esquivamos enormes asteroides. Starlink es MUCHO más de lo que parece y definitivamente no es el juego para chicos que Ubisoft, otra vez, error, quiere vendernos desde el marketing.

Es verdad que los personajes son adolescentes que parecen creados para una trilogía de libros teen y la historia no va a ganar ningún premio, pero es funcional a lo que necesita Starlink para mantenernos enganchados y ni hablar de la gran adición de Starfox en la versión de Nintendo Switch.

Star Fox y su team no son solo un DLC o una aparición especial, sino una mini campaña dentro de la principal, que si bien es optativa, ¿quien se puede resistir? Solo por esta razón la versión recomendada es sin dudas la de Nintendo Switch, pero Starlink funciona en todas de la misma manera y es igual de recomendable. Es un gran juego de naves como nunca vimos en esta generación de consolas, lo suficientemente complejo como para que -irónicamente- seamos los adultos los que más nos enganchemos explorando planetas, combatiendo y llevando a cabo el gran objetivo final de recuperar Atlas.

Nota: No hace falta comprar la edición física con accesorios, la versión digital (que generalmente está en oferta en Switch y muy muy económica en pesos en Xbox One) es perfectamente jugable y se pueden comprar naves como DLC que son absolutamente innecesarias para completarlo.

Maxi vs. el gaming en el 2018

9

Far: Lone Sails (PC)

No soy un tipo fierrero y en general los juegos deportivos, incluyendo los de coches, no son de mi interés, y Far: Lone Sails tiene como gran protagonista a un vehículo... uno no muy convencional, pero un vehículo al fin. Al empezar notamos (más por falta de otras opciones que porque nos fuese indicado) que nuestro objetivo es ponerlo en marcha y llevarlo a cual sea que fuese su/nuestro destino, pero más fácil decirlo que hacerlo.

El extraño vehículo es terrestre, pero parece una nave y hasta tiene una vela. El combustible que le permite funcionar no es gasolina, sino una variedad de elementos que vamos a encontrar en el camino y que nos permiten mantenerlo en funcionamiento. No tardaremos en notar que no hay atisbo de civilización alguna, los lugares que recorremos son generalmente son planicies, salitres y las zonas están, en su mayoría, completamente despojadas. Nos vamos a encontrar con algunas estaciones donde vamos a poder instalar ciertas mejoras en nuestro vehículo pero… ¿Alguien previó todo esto? ¿Alguien sabia que algun dia ibamos a pasar por aca e íbamos a necesitar de estas ayudas?

Lo maravilloso de Far: Lone Sails es su desarrollo y el diseño de esta nave que micro manejamos en tiempo real. Todo se siente intuitivo y cada obstáculo que sorteamos es un pequeño gran triunfo gracias a lo escaso de los elementos con los que disponemos para resolverlos. La historia que cuenta es lo suficientemente grande y a la vez tan minimalista que me conquistó por completo.

¿Como puede ser que un proyecto indie se sienta tan épico y tan modesto al mismo tiempo? Por ahora está únicamente disponible para computadoras, pero para aquellos interesados en este viaje, se viene una versión de consolas en el 2019.

Maxi vs. el gaming en el 2018

8

The Hex (PC)

Pony Island fue uno de los juegos más delirantes y originales de 2016. En 2018 su creador nos propone algo totalmente diferente, igual de delirante y sin lugar a dudas, un gran candidato al “mejor juego que nadie jugó” del año.

En una posada, un grupo de personajes de videojuegos parece estar pasando el tiempo, sin nada más que hacer que ahogar en alcohol las penas de haber sido populares en pasado en la cálida compañía que generan sus pares en igual estado de desgracia. El descanso dura poco. Un llamado advierte que uno de ellos planea un asesinato.

Con esta excusa / premisa, The Hex se transforma en un recorrido por diferentes géneros, representados por cada uno de los residentes de la posada a los que iremos controlando en un orden preestablecido. Pero a su vez, The Hex es una reconstrucción minuciosa de los géneros más populares de los últimos treinta años en un solo juego, recreados mediante pequeños módulos jugables con mecánicas muy claras y precisas.

The Hex profundiza con cada uno de estos minijuegos una historia que trasciende su inicio como parodia del gaming y se convierte en una mucho más grande, que revela detalles sobre los jugadores, los creadores y los personajes y su relación entre sí. En The Hex hay lugar para la parodia, el humor y el sarcasmo. En la volteada caen desde los sistemas modernos de streaming, pasando por los géneros más trillados de los videojuegos y por supuesto, sus estereotipados protagonistas.

The Hex es una sorpresa, una pequeña gema repleta de originalidad que sumada a su sentido del humor lo posiciona en lugares en los que aún hay pocos exponentes de calidad pero en el que quizás la mejor referencia siga siendo después de tantos años el genial The Stanley Parable. No es un juego para todos, pero sí es un juego inteligente, con muchas ideas bien implementadas y repleto de referencias que, cuanto mayor conocimiento tengamos sobre géneros de juegos, la industria y sus tendencias mayor será el impacto que cause en nosotros.

Pocos juegos nos hacen pensar más allá de lo que son y lo que significan. The Hex es, definitivamente, uno de ellos.

Maxi vs. el gaming en el 2018

7

Astro Bot: Rescue Mission (PSVR)

No se me ocurre mejor forma de elogiar la excelencia de Astro Bot: Rescue Mission que decir que si Switch tuviese un sistema de realidad virtual, este sería el juego que Nintendo haría de Mario.

Y no es solo elogiar, sino darle el reconocimiento que ni la misma Sony le dio a Astro Bot: Rescue Mission: pésimo marketing, arte de tapa insípido, y ese nombre que de tan genérico parece creado por un algoritmo.

Astro Bot no solo es un gran juego de plataformas sino que definitivamente va a ser el punto de referencia en lo que respecta a este género en VR. La originalidad de la que carece en el nombre y en el diseño del packaging le sobre a la hora de tirar magia en sus 26 niveles (uno mejor que el otro), sus mecánicas y sus enemigos del final de cada mundo que se suman a otros 26 niveles de desafio.

Cada vez que avanzamos y cuando creímos haber visto todo lo que tenía para dar, vuelve a sorprendernos, una y otra vez. Astro Bot nos lleva al espacio, bajo el agua, las alturas, y hasta al interior de un volcan - y en cada uno de esos escenarios demuestra la cantidad de cosas que son posibles con un casco de realidad virtual corriendo en Playstation 4. Si estabas buscando un juego por el que valga la pena decidirte a invertir por la realidad virtual en Playstation 4, Astro Bot es la “killer app”. Sony sigue invirtiendo en VR, cree en su proyecto y nos demuestra que es posible crear juegos excelentes que solo pueden existir en ese contexto. Es un buen momento para subirse a la plataforma.

Maxi vs. el gaming en el 2018

6

The Messenger (PC, Switch)

The Messenger casi se me pasa de largo. El tema de promocionarlo como un “nuevo Ninja Gaiden” no me atraía para nada, pero The Messenger es en realidad más un juego de plataformas que de peleas y en definitiva, lo único realmente inspirado en esos viejos arcades es que... ¿también tiene un ninja como protagonista?

Este ninja es el mensajero del título, y tiene la aparentemente simple misión de entregar un pergamino. Muy pronto la cosa se complica y podremos viajar en el tiempo, trasladandonos desde el presente (8bits) al futuro (16bits), lo que hace que podamos ver dos versiones de cada mundo, cada una con su estilo gráfico y sonoro correspondiente con la época.

Pero además de estas ideas estéticas, The Messenger es un juego muy interesante desde lo narrativo con un guión que llama la atención por la profundidad de sus diálogos, sus ocurrencias y algunos personajes secundarios que son realmente increíbles. Uno esperaría que el vendedor de la tiendita del juego no haga más que proporcionarnos las mejoras pertinentes, pero se termina transformando en un personaje central no solo porque se gana nuestra atención gracias a las historias que nos cuenta, sino porque la música de su pantalla es tan buena que nos quedaremos ahí largo rato solo para escucharla - la banda de sonido de The Messenger es sin dudas, junto con la de Celeste, de lo mejor del año y el disco II (The Future) de The Messenger se la pasa, literalmente, todo el dia sonando en mi cuenta de Spotify.

El juego es básicamente un plataformero con un componente de combate que se luce en sus múltiples jefes de final de nivel, cada uno dotado de mecánicas muy ocurrentes, pero aún eso es poco, ya que The Messenger es uno de los juegos más interesantes, inteligentes y desafiantes del año. Tiene una duración bastante prolongada y el contenido adicional que ofrece (no requerido para completar la historia principal) es lo suficientemente interesante, al ser solo dependiente de nuestra habilidad para conseguirlo, como para seguir jugándolo hasta completarlo al 100%.

Con el agregado ya disponible de un New Game + y la promesa de nuevo contenido gratuito en el 2019 similar a lo que propuso Shovel Knight no deja mucho margen para pensarlo si todo esto que enumeré describe tu tipo de juego.

Maxi vs. el gaming en el 2018

5

Unavowed (PC)

Siempre que en Argentina hablamos de aventuras gráficas pensamos en Monkey Island, y no es para menos. Es sin lugar a dudas una de las sagas más memorables y la que puso definitivamente al género en las computadoras de todos. Hace rato que Dave Gilbert viene intentando cosas nuevas con el género de las aventuras point and click, y sí, tiene el mismo apellido que Ron, el creador de - ¡OMG qué casualidad! - Monkey Island, pero ninguna relación familiar ni laboral.

Con Unavowed creo que Dave superó la inspiración de los clásicos de los ‘90. Unavowed incluye mecánicas y sistemas de otros géneros como poder seleccionar el sexo del personaje protagonista (todos tienen su propia actuación de voz) y hasta una profesion (bartender, actor, policía), lo que nos da una secuencia de apertura personalizada pero que también influye durante todo el juego en cómo podemos resolver cada uno de los puzzles que afecten directamente a nuestra protagonista.

¿Pero no deberían todos los puzzles afectar solo a la protagonista? No, porque en Unavowed no está sola. El juego nos permite unirnos a un equipo y antes de embarcarnos en cada uno de los casos podremos seleccionar que integrantes que queremos que nos acompañe, casi como si de un juego de Bioware se tratase. Los “Unavowed” son un grupo de “superhéroes” no reconocidos como tales, que se mueven entre las sombras del universo y su cuartel de New York especializándose en casos donde lo paranormal es moneda corriente.

Todos los personajes del juego son increíbles. No solo los que podemos controlar como parte del equipo sino muchos de los que nos encontramos en el camino. Cada caso es casi un juego en sí mismo y la historia da para, tranquilamente, transformarlo en una pelicula o serie de televisión.

El trabajo de este equipo reducido de personas es extraordinario y es uno de los pocos juegos que no pude dejar de jugar desde el momento en que lo empecé, hasta que lo termine. Múltiples finales, puzzles memorables, una serie de casos atrapantes y autoconclusivos pero que están atados por una trama principal mucho más grande y digna de cualquier juego de un estudio enorme posicionan a Wadjet Eye Games entre mis favoritos, por lo que voy a estar esperando cualquier cosa que estén planificando para el 2019 y más allá.

Maxi vs. el gaming en el 2018

4

Red Dead Redemption 2 (Xbox One, PS4)

Llegamos a lo que para mi, el puesto más complicado de todos. Creo que Red Dead Redemption 2 se encuentra en este puesto (y en mi lista personal) porque es espectacular en casi todo lo que se propone. Y no se propone pocas cosas. Es un juego épico, que se siente épico, con muchos momentos que ponen la piel de gallina. Tiene ambientaciones increíbles con un nivel de detalle que es abrumador. Es un juego que tiene a Arthur Morgan como protagonista y que probablemente sea el más humano, el más complejo protagonista que alguna vez tuvimos la posibilidad de controlar.

Arthur es un antihéroe en busca de redención. Una persona común, pero a la vez, lo suficientemente sabia, medida, que nos genera un respeto, que Rockstar nos encomienda por más de sesenta horas. Es imposible no terminar aceptando a este entrañable desgraciado en su redención.

Red Dead Redemption 2 tiene algunos puntos flojos -la economía- y otros cuestionables -diseño de misiones con premisas que se repiten- pero ninguno demasiado grave como para que arruine la experiencia. Es que Red Dead Redemption 2 hace muchas cosas como nunca nadie las hizo antes. La historia que cuenta es una que vale la pena vivir y los valores de producción para su puesta son extraordinarios.

Más allá de la controversia por las horas de trabajo semanales del equipo de Rockstar, ese equipo supo crear lo que probablemente sea el juego más espectacular jamás visto y que se ve como se ve en una consola de 300 dólares o menos. Rockstar también tuvo el coraje de publicar un juego que sabían que iba a vender millones y millones de copias y no les tembló el pulso al darle a la historia muchas veces un ritmo que haría que el 80% de los jugadores lo dejaran de jugar si no fuera porque el logo de Rockstar aparece cada vez que cargan el juego.

La historia tarda en desarrollarse pero es un proceso que, personalmente, disfrute. Y creo que esa es la idea. Cuando uno juega el juego que Rockstar propone (y aunque muchas veces ellos mismos rompen sus propias reglas) RDR2 es mucho más disfrutable. De las más de 100 misiones que componen la “historia principal” hay por lo menos 20 que son espectaculares y por lo menos 5 que van a pasar a la historia como grandes momentos de los videojuegos. Y estoy hablando de momentos a nivel Epic Shit como pocos juegos pueden lograr o han logrado en estos años.

A nivel artístico, musical y a tantos otros niveles técnicos RDR2 es el pináculo de la carrera de Rockstar. Un juego que se me hace imposible de ver superado en el corto plazo. Podría haber sido una obra maestra, el Breath of the Wild del 2018, pero se queda en ser juego extraordinario que definitivamente tenés que jugar. Si te gustan los juegos enormes y en tus preferencias a la hora de jugar prevalece la espectacularidad gráfica y los valores de producción por sobre todas las cosas no hay chance de que te equivoques con Red Dead Redemption 2.

Maxi vs. el gaming en el 2018

3

Into The Breach (PC, Switch)

Los juegos de estrategia por turnos nunca fueron mis favoritos. A la hora de la estrategia siempre preferí los RTS como Command & Conquer o Warcraft (Si, Warcraft fue otra cosa antes de ser MMO). Ese gusto se fue aclimatando y modificándose con el tiempo y en años recientes pude seguir de cerca la estrategia por turnos sorprenderme con maravillas como el extraordinario XCOM 2, uno de los mejores juegos del género que TODOS deberían jugar.

Into The Breach es un juego que me costó tanto engancharme como ahora me esta costando DEJAR de jugarlo. Todo el tiempo. Todos los días. Lo prendo a la mañana y lo apago a la noche cuando estoy durmiendome con la Switch estampandose contra mi cara.

¿Porque me costó tanto engancharme? A ver, Into The Breach es un juego que deja todo en claro desde el primer momento. Cual es el escenario de combate. Qué enemigos nos van a atacar. Cómo. Cuánto nos van a sacar de energía. TODA la información que necesitamos la tenemos desde el primer momento y antes de realizar cualquier tipo de acción en pantalla. ¿cómo puede ser desafiante -e incluso interesante- un juego que te anticipa todos y cada uno de sus movimientos?

La respuesta es que hay una cosa que Into The Breach no te dice, lo único que no está claro de entrada y que es la verdadera intención detrás de cómo hay que jugar.

Into The Breach pretende ser el típico juego en el que los enemigos deben ser derrotados para ganar puntos y medallas, pero en realidad es mucho más. Es un ejercicio sobre la necesidad de sacrificar cosas que son importantes - nuestras preciadas unidades, por ejemplo, ya con nivel y pilotos experimentados- por un bien mayor a largo plazo.

Otra de las cosas que también camufla muy bien en principio Into The Breach es su trama principal, ya que es un juego con elementos de roguelike, que nos hace viajar una y otra vez en el tiempo. Es un título que nos pide que planifiquemos. Nos invita a entender nuestras acciones a largo plazo si queremos encontrar el mejor final posible dentro del desastre que significa la invasión a la que estamos siendo sometidos.

Into The Breach se trata de supervivencia, del uso de recursos y de pensar cada uno de nuestros movimientos como si fuese el último. El único juego de esta lista que seguramente voy a estar jugando durante todo el 2019 y, probablemente, durante muchos años más. No necesito ni pensar ni planificar, ni poder viajar en el tiempo para darme cuenta de que eso va a ser así.

Maxi vs. el gaming en el 2018

2

Celeste (PC, PS4, Xbox One, Switch)

Detrás de su diseño de niveles extraordinario, detrás de sus mecánicas perfectas y pulidas a un nivel increíble y detrás de una banda de sonido que no solo acompaña sino que eleva cada paso del camino, Celeste tiene una gran historia para contar. Una historia que nos moviliza, una historia con un mensaje coherente con todo el resto de la experiencia.

Madeline es la protagonista del juego, y junto a ella vamos a escalar una montaña ficticia situada en Canadá llamada Celeste. Para Madeline es muy importante lograr este objetivo. Y todos sabemos que hay ciertos objetivos que son importantes pero parecen imposibles en algunos momentos de nuestras vidas. Momentos en los que es importante la determinación y una gran fuerza de voluntad para superarlos.

Porque detrás de su fachada colorida y su estética de 16 bit, Celeste trata sobre los trastornos mentales. Y como algunos sabrán, estos trastornos tienen la manía de destruir la voluntad. Es un tema delicado, si, pero Celeste lo trata con una delicadeza exquisita con mensajes que refuerzan lo positivo. Celeste es una historia de autosuperación, que nos invita a enfrentar nuestros mayores miedos y a no huir de nuestros problemas. Sufrimos cuando Madeline le dice a Theo (su amigo Instagramer y uno de los adorables personajes que nos vamos a cruzar en el camino) “no puedo respirar”. Sentimos su dolor. Nos ponemos de su lado y nos involucramos en su problema.

Y aunque la historia es excelente, Celeste va más allá: es uno de los juegos de plataformas más difíciles y con las mecánicas y movimientos más ajustadas que vi en muchos años. Y a la vez es un juego que no quiere dejar a nadie afuera y que incluye un sistema para modificar el nivel de dificultad muy sofisticado para que cada jugador modifique lo más lo complica.

Es por estos detalles que amo todavía más lo que es Celeste como un todo. No pretende dejar afuera a nadie, bajo ningún motivo. No es su intención trata de prever ese tipo de cosas. Hasta los mensajes entre carga de nivel son optimistas. De un “tu puedes” que no suena a una gastada tipo “che, queres que le bajemos el nivel, ya perdiste cuarenta veces” sino a mensajes que realmente te motivan como “perder es parte del aprendizaje”, que se pueden aplicar al juego y ¿por qué no? A la vida misma.

Celeste trata sobre entender el obstáculo a sortear y recien ahi implementar las mecánicas a nuestra disposición para lograrlo. A los movimientos básicos de caminar, saltar, el “dash” y agarrarse de las paredes el juego va a irnos presentando mecánicas únicas a cada nivel, tan originales como entretenidas y que generan un nivel de desafío que se siente renovado en cada pantalla gracias a un trabajo magistral de diseño.

Hay mucho para contar de Celeste, pero seria muy bueno que lo puedan experimentar por ustedes mismos. El juego, además de la historia principal, incluya un “Lado B” de cada uno de los mundos con un nivel de dificultad extremadamente alto y hasta un “Lado C” que también sube la apuesta a la hora de la dificultad pero que da una nueva extensión a la vida útil del juego.

Incluso ahora, en los últimos días de este 2018, los desarrolladores anunciaron que un nuevo pack de niveles “realmente difíciles” van a llegar a Celeste en forma gratuita en los próximos meses. No entendemos cómo pueden hacer todo esto más complejo pero lo estamos esperando. Durante mucho tiempo pensé que Celeste iba a ser mi juego del año, a ver, estaba convencido, pero un dia, de la nada se anunció que salía finalmente...

Maxi vs. el gaming en el 2018

1

Return of the Obra Dinn (PC)

Más que el juego del año, la experiencia del 2018.

Lucas Pope, tras el brillante Papers, Please se supera en lo que para mi es el mejor juego del 2018. Para empezar, su estilo gráfico es algo totalmente novedoso, revolucionario diría. Pese a ser un juego en que los personajes que vemos están estáticos, el efecto es tan intenso que en mi mente los veo moverse. Lo que logra Obra Dinn con esas imágenes, esos rostros, poses y gestos sumado a la ambientación es una atracción por sí sola. Pero el mérito de Lucas Pope es haber creado un juego de investigación en el que el 100% del trabajo está a nuestro cargo y en el que nada está librado al azar o a la suerte.

Return of the Obra Dinn es la historia de un barco que vuelve de un viaje completamente vacío. Nuestra misión es determinar qué es lo que paso con cada uno de los tripulantes y pasajeros. Deberemos determinar cómo murió cada uno, qué cargo tenía en el barco si formaba parte de la tripulación, y quién fue el responsable de su muerte en caso de que un accidente sea poco probable. Parece sencillo. No lo es. ¡Pero qué experiencia!

Tenemos que repetir este proceso con todos y cada una de las 60 almas que partieron en el fatídico viaje, recorriendo como espectadores virtuales escenas congeladas en 360 grados, o  “mementos” de lo acontecido en el barco. De a poco iremos descubriendo personajes, y sin un orden preestablecido, podremos ir identificando a las personas y sus actos en lo que resultó ser un viaje mucho más complicado que atravesar una tormenta o haber sufrido un motín.

El juego está tan bien diseñado que es imposible intentar superarlo a base de prueba y error. Cada tres casos que tengamos resueltos correctamente el juego los dará por válidos y los eliminará de la investigación, dándose por terminados. La genialidad detrás de todo esto es que, un poco como con Into The Breach pero en otro género totalmente diferente, todos los elementos nos son presentados sin ningún tipo de ayuda o guia y a la vez con toda la información a nuestra disposición. Las pistas están, el tema es que hay buscar los puntos y unirlos.

También, como en Into The Breach es en nuestra cabeza donde se desarrolla gran parte de la acción y donde se terminarán resolviendo todos y cada uno de los misterios del juego. Es indescriptible la satisfacción que sentimos al resolver alguno de ellos, sobre todo los más complicados o alguno que nos haya tenido dando vueltas durante un rato.

Return of the Obra Dinn es dopamina digital, el mejor videojuego de detectives de la historia y para mi, el mejor juego de entre todos los magníficos exponentes que nos dio este 2018.

En esta nota