Opinion

Lo más destacado del 2018 de Mega

El más indie de los Malditos Nerds se pasó el año esquivando la enorme gran mayoría de los títulos de mayor calibre, pero levantando con pala media tonelada de pequeñas joyitas independientes... y algo más. Veamos qué destaca Megawacky Max de este año tan especial

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Hay indies hasta con dados

Hay indies hasta con dados

Se terminó otro año cargado de contenido Nerd para tirar para arriba, para todos los gustos y de todos los niveles de calidad imaginables. Mi lista de mis cosas favoritas de 2018 incluye puros videojuegos (¿…o casi?), ya que de cine entiendo poco y de series, menos. De lo que sí entiendo es de muchos jueguitos, de menor y mayor calibre, que pasaron por mis manos para disfrutarlos de principio a fin, y por ese lado quiero enfocar mis elegidos, entre los que hay títulos de renombre y también varios ignotos que vale la pena descubrir.

¡Adelante, y a ver qué nos depara el 2019!

Lo más destacado del 2018 de Mega

14

Ion Maiden (Early Access)

Una de las sorpresas del año llegó casi al inicio del mismo, y si bien aún se encuentra en Early Access, mi experiencia con Ion Maiden fue una de las mejores cosas que viví este 2018. Aquí tenemos al verdadero sucesor espiritual de Duke Nukem 3D, no sólo porque está desarrollado con una versión mejorada del clásico motor BUILD que sentó las bases de varios clásico de los ’90, sino además porque sigue a rajatabla las reglas fundamentales que hicieron de aquel FPS un verdadero hito en la industria: muchas armas, muchas explosiones, niveles enormes, laberínticos, colmados de secretos y mucha, muchísima diversión descerebrada.

Shelly “Bombshell” Harrison, antes experta en desactivar explosivos, se enfrenta al ataque de las hordas cibernéticas del nefario Dr. Jadus Heskel, líder de una secta que busca dominar el mundo. O sea, nada demasiado profundo pero sí una excelente excusa para salir a acribillar a todo el que se nos cruce. Eso es todo lo que necesitamos saber. ¿Saldrá el juego completo en 2019? Ojalá…

Lo más destacado del 2018 de Mega

13

Hellsign (Early Access)

¿Vieron esos shows en los que un grupo de imbéciles se mete en casas abandonadas para ver si tienen fantasmas o algún elemento sobrenatural, y que terminan todos con nada para ofrecer? Bueno, Hellsign es así, pero en lugar de quedarnos con nada, nuestro objetivo es investigar los fenómenos paranormales y, en el peor de los casos, lidiar con los fantasmas a balazo limpio. Esto transcurre en Australia, por cierto. Supongo que enfrentarse a tarántulas, serpientes, amebas y cuanta criatura asesina puso en esta tierra el buen Señor es un calificativo fantástico para decir “¿Fantasmas? Pff… Ya te lo arreglo.”

Hellsign está actualmente en Early Access y, aunque todavía no podemos revisarlo como juego completo, fue una de las propuestas que más me sorprendió de este 2018. Nuestro trabajo de “Cazador” implica meternos en casas donde han ocurrido terribles muertes sobrenaturales e investigar el edificio para encontrar pistas que determinen a qué clase de bicho asqueroso nos enfrentamos; pistas que obtendremos de utilizar nuestro sensor espectral, nuestro equipo de audio, o directamente nuestra luz ultravioleta para seguir pisadas fantasmales por todo el recinto.

En su estado actual las misiones se vuelven un poco repetitivas, pero tenemos confianza en que los desarrolladores aprovecharán el 2019 para mejorar más y más este título cargado de potencial. Si lo que querías era un Cazafantasmas de armas tomar, quizá debas darle una buena oportunidad a Hellsign.

Lo más destacado del 2018 de Mega

12

Final Fantasy XII: The Zodiac Age

Soy un gran admirador de Final Fantasy, aunque no he jugado la gran mayoría de sus títulos. Sigo diciendo que Final Fantasy VI es el mejor de todos (vengan de a uno), pero no descarto el impacto y popularidad que trajo su séptima entrega. Final Fantasy XII: The Zodiac Age, por otro lado, ocupa un lugar muy especial en mi vida y creo que nunca lo voy a olvidar; en especial porque nunca pude terminarlo. Este año, por fin, Square Enix se portó con un port del juego para PC, y puede volver a adquirir uno de los títulos que más me marcó, para ver si me da otra oportunidad.

El trabajo de remasterización del juego es simplemente genial. Es la misma historia—casi casi un calco de Star Wars—de tantos años atrás, con su mismo original sistema de combate que lo hace sentir más un MMORPG de un solo jugador, en el que podemos dar órdenes a nuestros compañeros de grupo o programarlos para que reaccionen a ciertos eventos. Excepto que ahora tenemos el añadido de un buen lavado de cara, una afinadita a una banda sonora que ya era magistral en el original, y compatibilidad para sistemas modernos… y lo que resulta de todo esto es un regreso triunfal al mundo de Ivalice.

Lo único que podría superar esto es que ahora Square saque una remake de Final Fantasy Tactics. Dale, Square, copate. Si es en PC, mejor. Y si es la versión de Nintendo DS, mil veces más.

Lo más destacado del 2018 de Mega

11

Into the Breach

Podíamos esperar mucho de los creadores del genial FTL: Faster Than Light, y los chicos de Subset Games cumplieron con el lanzamiento de Into the Breach, un ingeniosísimo desafío de estrategia minimalista que hace de cada combate un verdadero problema de lógica. Nuestros intentos por detener la invasión de los nefastos Veks, esos temibles insectos gigantes, son llevados a cabo gracias al uso de poderosos Mechs capaces de realizar proezas sobrehumanas.

Es con el uso de las habilidades especiales de nuestro limitado escuadrón que tendremos que hacer todo lo posible para destruir al enemigo o al menos mantenerlo a raya por la cantidad de turnos suficientes, y es aquí que la estrategia se une a la lógica, ya que cada turno está cuidadosamente detallado para que nada quede librado al azar: si nos equivocamos, no podremos echarle la culpa a ninguna variable aleatoria.

El juego en sí no es demasiado largo, aunque sí bastante difícil en sus momentos finales; pero la verdadera gracia de Into the Breach está en su enorme rejugabilidad, intentando acceder a nuevos Mechs y encarando desafíos especiales. Para jugar una y otra vez.

Lo más destacado del 2018 de Mega

10

RimWorld

La popularidad de los juegos de construcción de bases y supervivencia de sus colonos tiene hoy en la industria su nicho de jugadores bien definido, y muchos de ellos apreciaron las bondades de RimWorld incluso antes de su lanzamiento oficial, cuando todavía estaba en Early Access.

RimWorld lanza a la superficie de un planeta distante a nuestros pobres mártires, que deberán valerse de sus habilidades para talar árboles, plantar semillas y construir cosas para erguir una base de operaciones que les otorgue un techo sobre sus cabezas y una fuente de alimento y comodidad para los menesteres del Exterior. Desde luego que no es un trabajo fácil, ya que el juego cuenta con una enorme profundidad en muchos de sus sistemas, desde la compleja psicología de los habitantes de estas tierras hasta el amplio sistema de salud basado en daños de cada parte del cuerpo. Gracias a una curva de dificultad que podemos configurar a gusto y disgusto, un editor de Escenarios para desarrollar nuestros propios desafíos, y una comunidad de Modders que continúan añadiendo magia al juego base, esta es una experiencia con rejugabilidad casi infinita. Un juego para probar… y no soltar más.

Lo más destacado del 2018 de Mega

9

Deltarune

De un día para el otro—literalmenteToby Fox lanzó, de forma totalmente gratuita, Deltarune, el sucesor espiritual de su ultrapopular Undertale. Más precisamente, el Capítulo 1 de Deltarune, un juego que será mucho más grande y que; según el propio autor; puede llevar varios años completar. Que tarde lo que tenga que tardar, porque el viaje de fantasía que Kris y Susie, nuestros nuevos protagonistas, recorren en esta nueva aventura mantiene la esencia del juego original y nos hacen dilucidar sobre todo lo que se puede venir.

Una vez más nos enfrentamos a un viaje a lo largo de un mundo de fantasía rolera, aunque en esta oportunidad el apartado gráfico ha mejorado un poquito, los combates son con los protagonistas de costado (a diferencia de la cámara frontal de los combates onda Dragon Quest de Undertale) y, esta vez, nuestras acciones parecen no tener verdadera consecuencia en el desarrollo de la aventura, a diferencia de las decisiones morales del primer juego. Esto no impide que Deltarune nos haga pasar por toda clase de situación inesperada y hasta hilarante, sorprendiéndonos con la cantidad de cosas y detallitos que se pueden apretujar en un juego que puede durar tres horas en promedio. Pero no importa todo lo que pensemos; Toby hace las cosas a su ritmo y debemos aprender a tenerle paciencia. Confiemos en Toby.

Lo más destacado del 2018 de Mega

8

Return of the Obra Dinn

Cuántos años esperamos esta belleza luego de haber jugado las dos demos lanzadas por Lucas Pope, y qué alegría que el resultado final estuviera a la altura de las circunstancias. Este es, sin duda, uno de los mejores juegos de misterio e investigación que hemos tenido el placer de jugar; principalmente porque Return of the Obra Dinn no nos agobia con pistas demasiado obvias o ayudas constantes, sino que nos da las herramientas justas para que nosotros tengamos la obligación de llenar todos los espacios en blanco… y es que ese es todo el juego: llenar los espacios vacíos del diario de viaje del Obra Dinn.

Para cumplir nuestro objetivo tendremos que hacer uso de un inusual reloj que nos permite visitar una visión estática del momento exacto de la muerte de un cadáver (o de cualquier resto de cuerpo que encontremos), previa breve escena de audio en la que algunos personajes intercambian palabras. Estas palabras y todo lo que podamos atestiguar en los dioramas congelados en el Tiempo, sumado a algunos datos que ya vienen en el libro, es todo lo que necesitamos para empezar a deducir nombres, profesiones y el destino de cada uno de los sesenta mártires que partieron con el navío para no volver nunca. Otra genialidad de Pope, y a ver con qué nueva locura nos sale luego.

Lo más destacado del 2018 de Mega

7

A Hat in Time: Seal the Deal

Qué fantástica sorpresa fue descubrir por primera vez el colorido y adorable universo de A Hat in Time. Un plataformero 3D que toma prestadas ideas, diseños y conceptos de grandes clásicos de antaño, sumando su propia capa de genialidad. El juego original ya había sido mi favorito de aquel año, pero en 2018 Gears for Breakfast, los desarrolladores, lanzaron Seal the Deal, el primer DLC oficial que expande el juego original con un nuevo capítulo y los desafíos del infame y adorable Snatcher.

El nuevo capítulo nos invita a viajar a bordo del navío S.S. LITERALLY CAN’T SINK (¡ese es el nombre!), donde nuestra adorable Hat Kid tendrá que hacerle recados a todo el mundo. Luego, los desafíos del Snatcher pondrán a dura prueba toda nuestra habilidad plataformera con una serie de niveles diseñados para derretir gamepads por el uso y brutalidad del desgaste. Esto es justo lo que queríamos: más A Hat in Time; y esperemos que no sea el último DLC.

Lo más destacado del 2018 de Mega

6

Dicey Dungeons

Este fue el año de Gratarolandia, mi columna semanal dedicada a destacar jueguitos gratuitos, mayormente del catálogo de itch.io pero con aportes de GameJolt, Steam, y otros sitios similares. Publiqué casi 40 ediciones de esta columna en 2018, lo que equivale a 240 juegos mencionados (seis por edición); pero lo que muchos no saben es que, en promedio, debo probar entre 10 y 20 jueguitos cada semana hasta tener suficientes candidatos para la nota final. Con un promedio de 15 por semana, este año he probado cerca de 600 experimentos indies que fueron desde paupérrimos conceptos en estado Alpha rotísima hasta verdaderas joyas que pasaron desapercibidas… y entre todas ellas, un nombre se quedó conmigo durante todo el año: Terry Cavanagh y su Dicey Dungeons.

Originalmente desarrollado para una Game Jam, al creador de Super Hexagon y VVVVVV le encantó su idea de un juego Roguelike basado en dados… ¡y a los jugadores también! Yo vi evolucionar este proyecto desde sus primeras Alphas gratuitas hasta su versión actual, mucho más pulida y paga, todavía en Early Access pero cada vez más cerca de su lanzamiento en Steam, y no tengo ningún problema en destacar esta joyita entre mis favoritos del año.

Dicey Dungeons es un Roguelike con un sistema de combate muy particular, ya que nuestro protagonista debe lanzar dados y usar los números obtenidos para potenciar sus ataques. Cada Clase utiliza los dados de formas diferentes, originales, al igual que cada enemigo tiene su propio esquema de ataques basado en los cubitos numerados. Es un concepto sencillo, pero con suficiente diversidad para mucha rejugabilidad; y todo parece apuntar a que será un lindísimo producto final en 2019. Dudo mucho que llegue a Juego del Año, pero para los que disfrutamos de estas cosas, Dicey Dungeons va a ser una de las mejores propuestas del año que viene. Y eso lo sé, porque ahora mismo es un excelente juego en pleno desarrollo. Grande, Terry.

Lo más destacado del 2018 de Mega

5

EXAPUNKS

Zachtronics es uno de los pocos desarrolladores que consiguieron saciar mi sed de juegos de ingenio con sus originales ideas y proyectos. Este año salieron a la cancha con EXAPUNKS, una aventura de programación Retro-Cyberpunk en la que tenemos que dotar a nuestros adorables EXAs (robotitos que viajan por la Red) del código necesario para cumplir los requerimientos de cada nivel.

Aquí no hay un verdadero despliegue a nivel técnico o audiovisual, sino pura lógica concentrada con el estilo tan característico de los mismos desgraciados que ya me hicieron sangrar por los oídos con ShenZhen I/O, TIS-100, Infinifactory y Opus Magnum. Y eso está perfecto. Las palabras sobran cuando el juego es tan concentrado en lo que hace bien, y EXAPUNKS mantiene el estándar de calidad que Zachtronics viene ofreciendo a sus seguidores desde hace años. Gracias, y a ver con qué nueva locura me hacen pensar la próxima vez.

Lo más destacado del 2018 de Mega

4

Dead Cells

Venía jugando esta maravilla desde sus tempranas versiones Early Access, y por fin salió a su versión completa este año. Dead Cells es un frenético plataformero de acción que mezcla un poco de Metroidvania y Roguelike para darnos una combinación altamente explosiva. Nuestro inusual protagonista está constantemente intentando huir de su prisión, pero en el camino se encontrará con toda clase de enemigo desagradable, deseoso de impedirle alcanzar su objetivo. Por fortuna contamos con un verdadero arsenal de espadas, escudos, bombas, armas arrojadizas y poderes de todos los sabores para hacer de cada combate un verdadero festín de partículas y espectacularidad.

Dead Cells se destaca por un preciso sistema de control, tanto para movernos por los escenarios como para esquivar ataques en combate. Su elemento Roguelike implica la habilitación de nuevas armas e ítems para futuras sesiones de juego, así que siempre hay una nueva excusa para jugar una partidita más.

Lo más destacado del 2018 de Mega

3

Don't Starve: Hamlet

Siempre tuve un gran aprecio por Klei Entertainment, cuyos juegos consiguen mantener un nivel de calidad para nada despreciable. Buena parte de esto se debe a que los desarrolladores se preocupan de mantener a sus títulos relevantes incluso al pasar varios años. Ya vimos algo así con la remake de Mark of the Ninja, pero hay un juego que disfrutó más que ninguno esta devoción: Don’t Starve. El ya icónico título de supervivencia volvió a la mente de los jugadores este año gracias a Hamlet, el nuevo contenido descargable que se siente prácticamente como un juego nuevo dentro del universo.

Ahora Wilson y compañía deben evitar la inanición tras aterrizar de emergencia en las cercanías de un pueblo de cerditos, que a su alrededor goza de pantanos, junglas, cavernas y templos perdidos. Esta expansión del juego original hace un especial énfasis en el comercio con los cerditos del pueblo para obtener dinero, que invertiremos en sus propios negocios para comprar ítems avanzados y hasta un hogar propio; pero también hay un creciente interés en adentrarnos en las junglas y ruinas ya mencionadas para descubrir sus tesoros y secretos. De una forma u otra, Don’t Starve se sigue nutriendo de jugoso material adicional, y si Klei nos sigue dando estos banquetes es más que seguro que no nos vamos a morir de hambre nunca.

Lo más destacado del 2018 de Mega

2

SubNautica

Soy un ávido admirador de juegos de supervivencia (¡acabo de hablar de Don’t Starve en el puesto anterior!), quizá porque soy plenamente consciente que, en la vida real, no puedo ni hervir los fideos para el almuerzo sin quemar media cocina, así que esto es casi un ejercicio de “¿viste que sí me puedo cuidar solito?” en forma digital. Eso, claro, si acaso la supervivencia incluye el peligro de los zombies, que parecen tener residencia fija en el 95% de los juegos de este género. Pero de vez en cuando llegan variantes tan originales que hasta un jugador relativamente veterano en esta temática puede sentir revivir la llamita de la emoción de explorar un mundo nuevo y desafiante, y así ocurrió cuando me zambullí en las aguas de SubNautica.

Esta fantástica experiencia de supervivencia brilla por su original ambientación en las profundidades de un mar alienígena colmado de vida, vistas asombrosas y peligros por doquier. Nuestro aterrizaje de emergencia en este nuevo mundo nos deja con nuestra cápsula de escape como lo único a lo que aferrarnos para obtener las herramientas que nos harán salir adelante. Eso, y el gigantesco cuerpo destruido de la nave en la que estábamos tan tranquilos, previo a la explosión, el pánico y el escape de emergencia.

SubNautica consigue una curva de dificultad magistral, dejando suficiente espacio entre cada nueva mejora de nuestras herramientas para que disfrutemos con calma nuestra progresión en este universo subacuático; y el único motivo por el que tuve que dejar de jugarlo (temporalmente) fue porque el juego finalmente salió de Early Access bien a principios de 2018, en Enero mismo, y de ahí en más muchos otros juegos vinieron a requerir de mi atención.

Pero voy a volver… Más ahora que hace calor, el agua está muy tentadora.

Lo más destacado del 2018 de Mega

1

Wilfreda la Brujita

Mi cosa favorita de 2018 es muy personal; tanto, que es de mi propia creación. Había planeado hacer esto a principios del año, pero por diversos motivos la idea se fue quedando estancada hasta entrado Agosto. Entonces me agarró un ataque de “Ahora o Nunca”, me tiré de cabeza e hice publicar el primer centenar de tiras de mi webcomic actual: Wilfreda la Brujita.

Esta es la historia de la titular Wilfreda Wintercaster, una niña que afirma ser bruja. Pero, ¿lo es, realmente? Se viste como bruja y actúa raro, lo que pone muy nerviosos a sus nuevos compañeros. Así transcurren las primeras tiras de este webcomic, que pronto revela datos de interés de nuestros personajes y su mundo infantil, con Wilfreda haciendo nuevos amigos en la escuela y descubriendo sus propias facetas y personalidades.

Este es mi tercer libro publicado y el primero en ser un compilado de uno de mis proyectos de webcomic, y el resultado fue mejor de lo esperado. La compilación incluye las primeras 106 tiras, porque en 100 cortaba justo un arco argumental. Estoy genuinamente satisfecho de la calidad del producto… ¡y ahora tengo que tratar de vender los ejemplares! Si no conocías a Wilfreda, te invito a leer todas las tiras (¡183 al momento de escribir esto!) en mi sitio web, donde actualizo el webcomic todas las semanas.

Y ahora… a ver si me pongo las pilas para el compilado de Bits & Bytes… Pero para eso todavía falta. ¡Feliz Año Nuevo!

En esta nota