Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019
Tops

Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019

Llegamos a la mitad del año y tenemos decepciones para tirar al techo. ¿Quién podrá defendernos?

Avatar de Jeremias Curci

Por: Jeremias Curci

La percepción de este 2019, al menos hasta ahora, es que hay menos juegos de peso que el año pasado y peor aún, se ha pavimentado un auténtico boulevard de sueños rotos gracias a juegos que eran muy esperados, pero que terminaron defraudando.

Todavía falta un buen tramo para terminar este año, pero es impresionante repasar los rotundos fracasos: desde tanques AAA de la talla de Anthem, pasando por RPGs por demás pretenciosos como YIIK, o mismo promesas del desarrollo independiente que resultaron en rancias piezas de software imposibles de recomendar.

Desde luego que hay más de diez decepciones en lo que va del año pero estas son las más contundentes al día de la fecha.

Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019

10

Conan Unconquered

No era Conan precisamente lo que nos motivaba -seamos sinceros, no tiene un juego bueno hace años- sino la idea de tener al equipo original de Command & Conquer diseñando una vez más un juego de estrategia en tiempo real. Pero el resultado no fue el esperado: hay buenas ideas, una buena mixtura de géneros (con la incorporación de mecánicas survival) pero está tan flaco de contenido, y tiene tantos problemas de IA que sólo es recomendable para un público muy específico. Una pena. Pueden leer mi por acá.

Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019

9

Vane

Si Vane te hace acordar un poco a Shadow of the Colossus es porque justamente, toma varias páginas prestadas desde lo estético y lo onírico del clásico de PlayStation. No se los puede culpar: después de todo, Friend & Foe son ex integrantes del mítico Team ICO. Y eso es tal vez lo único bueno que se puede decir de este título: su pedigrí. Porque el resto es un auténtico desastre repleto de bugs, con una idea de juego poco clara, mecánicas confusas y puzzles con nula inspiración. Eso sí: si tu idea es sacar un par de screenshots piolas, el juego puede darte muy buen material. Florencia lo analizó por acá.
 

Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019

8

Dangerous Driving

¿Se acuerdan de Burnout? Si no lo jugaron, pueden conseguir la estupenda reedición de Paradise. Y déjenlo ahí. Los que no pueden dejarlo, sin embargo, son los amigos de Three Fields Entertainment, justamente ex Criterion que desde que encontraron su independencia, buscaron recrear el mismo suceso, con resultados cuanto menos escandalosos. Primero con una pelotita de golf, después con Danger Zone y ahora con Dangerous Driving, con el que logran decepcionarnos todavía más, si es que eso es posible. Guillo lo analizó y podés leerlo por acá.

Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019

7

YIIK: A Postmodern RPG

Los tráilers de YIIK: A Postmodern RPG nos invitaban a soñar con un juego que sólo podría existir en los sueños más alocados de los Malditos Nerds: ambientado en los 90s, con guiños a la cultura pop y un estilo visual único que también rendía homenaje clásicos de la época. Estábamos por tocar el cielo con las manos. Pero no fue así: si bien no fue un auténtico desastre, tampoco fue un título que vino para cambiarnos la vida. Entre su odioso protagonista y una trama demasiado pretenciosa, nos quedó un juego con menos ambiciones que su argumento, que con seguridad, no será recordado en las listas de lo mejor del año. El análisis de Rippy, por acá.
 

Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019

6

Left Alive

Es rarísimo el caso de Square Enix: se permiten dejar ir a IO Interactive, aniquilan complementos para el exitoso Final Fantasy XV, y a su vez, se permiten publicar y bancar aberraciones como The Quiet Man o la que nos ocupa: Left Alive. Un juego que conceptualmente busca emular a Metal Gear pero sin ninguno de los alicientes que lo convirtieron en lo que es. Tiene acción, tiene sigilo, tiene historia, pero todo tan mediocre y tan pobremente ejecutado que se convirtió no sólo en el hazmerreír del público y prensa por partes iguales, sino también en el peor juego del año. ¡Chapeau, Square! Hay que meter dos peores juegos del año en dos años seguidos... 
 

Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019

5

The Sinking City

La obra de Lovecraft ha visitado el universo videojueguil en más de una ocasión y con resultados disímiles. De todas esas obras, The Sinking City es la primera que toca los temas más problemáticos de Lovecraft, pero lo hace enviando todos los mensajes equivocados. Más allá de esto, el juego falla al entrar rápidamente en una monotonía más exasperante que los entornos que nos propone, pese al estupendo sistema de investigación que nos plantea. Todavía no hay review, pero pueden escuchar nuestro debate por acá.
 

Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019

4

Crackdown 3

Crackdown 3 estuvo muy cerca de convertirse en una pieza mitológica dentro del panteón de juegos de Microsoft… Lo cual no hubiera estado nada mal, si pensamos en lo que terminó siendo como juego. Con Terry Crews como ariete comercial, Crackdown 3 salió al público con los vestigios que quedaron de un título que sufrió mil idas y vueltas y que pasó por más estudios que presidentes por Argentina en el 2001. Obviamente se le nota: un título que derrocha mediocridad por donde lo mires. El análisis de Maxi lo podés encontrar por acá.
 

Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019

3

Days Gone

Se suponía que sea el gran “AAA” de Sony, pero nunca nos terminó de convencer del todo. Days Gone tenía una pinta de genérico que rajaba la tierra y el secretismo alrededor de sus mecánicas e ideas de juego siempre dio malas señales. Y terminó siendo algo como eso: un juego enorme, pero genérico, con una historia repleta de cuestiones problemáticas, trillada y previsible; un título que trata de tildar todos los casilleros de “lo que garpa” en una producción de este calibre, dejando la personalidad de lado. ¿Y las hordas de zombies? Bien, gracias… Fichinescu lo analizó y podes leerlo por acá.
 

Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019

2

Jump Force

¡Qué poco duró la dulzura! Después de FigtherZ muchos pensaron que algo había cambiado en la concepción de los videojuegos basado en la hiper mega ultra popular franquicia de Dragon Ball Z. La realidad nos golpeó duro en la cara: eso fue Arc System Works haciendo lo que sabe. Con Jump Force es como que todo volvió a foja cero: un juego ambicioso en los papeles pero en la práctica, y en un perfecto reverso, se muestra sin inventiva y sin mecánicas apropiadas. Un pastiche de personajes queridos que no termina siendo recomendable ni para el mayor fanático. Rippy lo sufrió y te lo cuenta por acá.

Las 10 grandes decepciones del gaming de la primera mitad de 2019

1

Anthem

Lo curioso de Anthem es que realmente no esperábamos nada de él, por lo que hablar de decepción es un tanto… ¿Extraño? Pero es innegable que la última obra de BioWare constituía una fuerte apuesta del estudio, de su publisher -EA- y por qué no, de una buena cantidad de jugadores que se arriesgaron a comprarlo y que hoy palidecen ante un juego carente de vida, de incentivos, de ideas frescas y de planificación a largo plazo, cuyo pronóstico es más que reservado. Podés el análisis de Seba Cigarreta, por acá.
 

En esta nota

Comentarios