Tops

GAMING 2018: Mejor Juego de Realidad Virtual

Después de unos años en el mercado, por fin tenemos verdaderos grandes juegos para Vive, Oculus y PSVR. Esta lista de cinco incluye los imperdibles de 2018.

Avatar del

Por: Malditos Nerds

Seh, Moss es re Miyazaki (Hayao, no Hidetaka)

Seh, Moss es re Miyazaki (Hayao, no Hidetaka)

Una de las palabras más útiles del idioma inglés es “gimmick”, que describe ciertas estrategias comerciales que llaman la atención por un rato pero pierden velozmente el interés. Kinect, sin juegos y con pésima detección de movimiento, era un “gimmick”. La 3DS, a la que el 99% de los gamers le bajó la perilla de 3D ni bien se la compró, también es un “gimmick”, pero en 2018 confirmamos que la realidad virtual definitivamente NO es un “gimmick”.

Si tenés (o estás interesado en) PSVR, HTC Vive o el viejo y querido Oculus Rift, este año demostró la maduración de la realidad virtual, con brillantes juegos rítmicos, aventuras originales, y lo que pocos esperábamos: grandes juegos de plataformas.

GAMING 2018: Mejor Juego de Realidad Virtual

5

Deracine (exclusivo de PSVR)

Uno de los títulos que nos sorprendió durante la conferencia de PlayStation en la última E3 fue Deracine, no solo por su hermoso apartado estético, sino por el hecho de saber que estaba a cargo de Hidetaka Miyazaki. El presidente de From Software, conocido por haber creado el género Soulslike con Demon’s y Dark Souls, nos trajo una experiencia diferente en su primera incursión en la realidad virtual, tomando la muerte como algo reversible. En Deracine encarnamos a una hada, especie invisible ante la mirada humana, que se encuentra con una niña que sí la puede ver y parte en una misión para lograr que el resto de los niños del orfanato también puedan verla. El punto fuerte del juego es la narrativa contextual y la posibilidad de viajar en el tiempo, aunque para hacerlo deberemos terminar con la vida de alguien. Sin dudas una de las propuestas VR más innovadoras del año. (Sebastián Cigarreta)

GAMING 2018: Mejor Juego de Realidad Virtual

4

Transference (PSVR, Vive, Oculus Rift)

Imaginate un juego de escape, de esos en los que tenés que encontrar las pistas que te lleven a la salida, pero recreado a través de tu casco VR. Ahora pensá que la temática en la que está inspirada este juego es una mente destruida, y para conseguir tu objetivo tenés que ponerte en la piel de los integrantes de su grupo familiar. El misterio que oculta el primer juego de SpectreVision, el estudio de Elijah Wood, nos lleva a una situación de abuso que deberemos revivir en primera persona. A lo largo de la aventura seremos testigos de todo tipo de vivencias fragmentadas que, hacia el final, hilvanarán una narrativa profunda e inmersiva. Transference es una experiencia diferente y cinematográfica que hace muy buen uso de la tecnología VR, por eso consiguió un puesto en esta categoría. (Sebastián Cigarreta)

GAMING 2018: Mejor Juego de Realidad Virtual

3

Beat Saber (PSVR, Vive, Oculus Rift)

¿Qué es esto? A primera vista parece un mix de elementos que ya conocemos. Niveles musicales en los que tenemos que realizar acciones al ritmo tipo Guitar Hero. La mecánica de cortar objetos en el aire a lo Star Wars que popularizó la serie Fruit Ninja. Sumale una estética a lo Rez y tenés una linda demo de tecnología. Pero lo que eleva a Beat Saber por encima de pura estética y reciclado de mecánicas es el enorme pulido que lleva detrás. La detección de movimiento es perfecta, la dificultad está equilibrada para adaptarse a nuestro nivel de juego, y el modo campaña suma mil variantes a los sistemas básicos. Y la música, de paso, es excelente. (Ignacio Esains)

GAMING 2018: Mejor Juego de Realidad Virtual

2

Moss (PSVR, Vive, Oculus Rift)

La propuesta de Moss es directamente encantadora. Al abrir un viejo libro en una biblioteca nos encontramos visitando literalmente un cuento de hadas, en el que tendremos que ayudar a un ratoncito llamado Quill a superar una serie de obstáculos. La razón por la que se ganó uno de los puestos más altos en esta categoría es su forma de combinar una jugabilidad clásica con las posibilidades que un entorno VR le aporta. Podremos revisar el escenario e interactuar con objetos desde el punto de vista del lector y además podremos controlar a Quill que, además, está consciente de nosotros. La historia se desarrolla como un cuento tradicional, con situaciones de acción y una narrativa llevadera. Y es esta mezcla la que, al final del día, termina creando una experiencia memorable y una de nuestras favoritas en cuanto a realidad virtual en este año. (Sebastián Cigarreta)

GAMING 2018: Mejor Juego de Realidad Virtual

1

Astro Bot: Rescue Mission (exclusivo de PSVR)

Detrás de ese título lamentablemente genérico se esconde el mejor juego de realidad virtual del año. Un juego de plataformas clásico 3D al estilo de Super Mario 64 que, de la misma forma que aquel clásico de Nintendo, utiliza la nueva tecnología para expandir las posibilidades del género. Como en el caso de Moss, no estamos viendo a través de los ojos de nuestro personaje, sino que somos parte del entorno y controlamos a un adorable robotito (sí, el mismo de la aplicación The Playroom) alrededor de niveles diseñados con infinita inteligencia. En el uso de la perspectiva y el posicionamiento del personaje para hacernos acceder a secretos y atajos recuerda a la otra obra maestra de Nintendo: Super Mario Odyssey. Y no, no es sacrilegio compararlo a estos dos titanes - es así de bueno, y razón suficiente para comprar un PSVR. (Ignacio Esains)

En esta nota