Tops

GAMING 2018: Mejor Historia

Elegimos el juego que te contó el mejor cuentito en otra categoría en la que compiten de igual a igual el indie, el triple A y las producciones de nivel medio.

Avatar del

Por: Malditos Nerds

GAMING 2018: Mejor Historia

GAMING 2018: Mejor Historia

La primera secuencia cinemática de un videojuego tomó lugar en los arcades de 1980, cuando entre nivel y nivel de Pac-Man veíamos pequeños sketches en los que el protagonista escapaba de los fantasmas en forma creativa. La industria avanzó mucho en los últimos años, pero la historia cumple la misma función: involucrarnos con el juego y hacer que la misión del personaje sea la nuestra.

Pero estos cinco van más allá. Sin excepción, cada una de estas historias podría ser una película, un libro, o una temporada entera de una serie de televisión. Y los cinco demuestran que las historias del gaming, aún el más comercial, están listas para evolucionar más allá de los arquetipos del cine de aventuras más genéricos. Acá hay aventuras dramáticas, emocionantes, y lo más importante, HUMANAS - hasta las que están protagonizadas por dioses y demonios.

GAMING 2018: Mejor Historia

5

Return of the Obra Dinn

Uno de los grandes desafíos de cualquier medio narrativo es contar una historia fuera del orden cronológico. Obra Dinn se propone un desafío adicional, ya que la estructura del juego consiste en armar el rompecabezas de lo que pasó en este barco maldito, sin saber siquiera los nombres de los personajes o la razón por la que no hay un sólo tripulante vivo en cubierta. Obra Dinn es puro misterio, pero la deducción está lejos de ser un simple ejercicio intelectual, ya que en cada flashback se puede percibir la desesperación y el drama detrás de cada muerte sin sentido. A pesar de que nunca interactuamos con ellos, será imposible olvidarnos de la ambición, los sacrificios, y las traiciones que condenaron al Obra Dinn. (Ignacio Esains)

GAMING 2018: Mejor Historia

4

God of War

Hay un género que cierto periodismo gamer ha bautizado como “dad games”, juegos que nos ponen en el rol de una reluctante figura de autoridad que debe proteger a un niño indefenso de un mundo peligroso. BioShock Infinite, The Walking Dead, y The Last of Us pertenecen a este subgénero, y aunque God of War no varíe mucho la historia que se cuenta, el logro de Cory Barlog está en la forma. Para empezar, la misión de este juego no es la de salvar el mundo o vengarse de un panteón de deidades, sino el objetivo tan simple como emocionante de subir a la montaña más alta a esparcir las cenizas de la esposa de Kratos, madre de su hijo Atreus. La relación entre Kratos y Atreus está narrada de forma competente, y otra de las grandes decisiones de Barlog es en reducir al mínimo el elenco del juego, espejando esta historia de reconciliación con distintas familias en conflicto, una trágica y otra cómica. Por eso God of War nos da el que quizás sea el mejor final del año, reemplazando el drama y las explosiones por un momento tan esperanzado como desolador. (Ignacio Esains)

GAMING 2018: Mejor Historia

3

Unavowed

La historia central de Unavowed es excelente, con una premisa tan clásica como irresistible (cazadores de demonios en New York) y una estructura basada en misiones que le permite desarrollar una línea narrativa principal a lo largo de varias microhistorias autoconclusivas. Nuestrx protagonistx acaba de sacarse de encima al demonio fulero que lx poseyó y debe recorrer la ciudad barriendo el caos que el visitante dimensional dejó detrás. Pero el verdadero placer de Unavowed se encuentra en el insuperable elenco secundario.

Una de las muchas genialidades de esta aventura gráfica de Wadjet Eye es incorporar al género la estructura de grupo de los RPG de BioWare, invitándonos a llevar a nuestros dos personajes favoritos a cada una de las misiones. El problema es que es casi imposible elegir, ya que no solo los miembros individuales del equipo tienen personalidades atrapantes, sino que los mejores diálogos del juego están en la interacción entre los personajes. Por ahí no es un problema, sino una razón para volver a jugarlo y pasar aún más horas junto a Eli, Mandana, Vicki... (Ignacio Esains)

GAMING 2018: Mejor Historia

2

Red Dead Redemption 2

Como pasaba con el primer juego de la serie, la historia de Red Dead 2 va haciéndose más profunda, más resonante, con cada hora que pasa. Los primeros capítulos nos presentan a Arthur Morgan como un matón tan eficiente como básico, que de a poco empieza a percibir que el fin de la pandilla de Dutch es también el ocaso de la era de los forajidos. Pero en vez de buscar desesperadamente la supervivencia, Arthur aprovecha la ocasión para explorar por qué hace lo que hace, y si su alma podrá alcanzar alguna vez la redención del título. El final es tan impactante como el del juego anterior, y aún más conmovedor sabiendo lo que pasa después. Algunos (mezquinos, insensibles) dirán que el juego pierde mucho tiempo para llegar a este momento, otros (fenicios, ignorantes) sostendrán que las 88 horas de epílogo opacan un poco la oscuridad del final “oficial”, pero ninguno negará que Red Dead Redemption 2 está entre las mejores historias jamás contadas en un videojuego. (Ignacio Esains)

GAMING 2018: Mejor Historia

1

A Way Out

A Way Out tranquilamente podría haber sido una película para estrenar en cines, incluso una miniserie de TV por su formato, y no estaríamos demasiado lejos de la verdad, porque su creador, Josef Fares--uno de los nombres más interesantes en la industria gamer reciente--tiene en su historial un puñado de films bajo su dirección. Por eso quizá esta aventura de camaradería y venganza se sienta tan llevadera, con dos protagonistas--Vincent y Leo--trabajando en equipo para huir de prisión y hacer pagar al mafioso que arruinó sus vidas por separado. Estos muchachos tienen historias personales que vamos conociendo a medida que el juego transcurre, y la sucesión de eventos que les depara el futuro toma lugar de forma escalada, culminando con uno de los momentos gamer más impactantes, tanto en su contexto como en su narrativa. ¿Qué otra cosa podíamos esperar del desgraciado que ya nos había deleitado con Brothers: A Tale of Two Sons? Sos un loco lindo, Josef; y a ver con qué nos sorprendés después. (Maximiliano Baldo)

En esta nota