Tops

GAMING 2018: Mayor Impacto Visual

Los cinco juegos que nos flashearon los ojitos en el año, desde indies imaginativos hasta los de mayor presupuesto, pasando por la siempre presente sensibilidad nipona.

Avatar del

Por: Malditos Nerds

Seh, no es una screenshot del juego, pero no podíamos resistir poner un Kratos furioso(Sony Santa Monica)

Seh, no es una screenshot del juego, pero no podíamos resistir poner un Kratos furioso | Sony Santa Monica

En otra época, este premio hubiese sido “mejores gráficos”, pero en los últimos años quedó claro que hay una combinación de factores, menos fríos, que hacen que un juego se vea mejor que cualquier otro. La dirección de arte es tan importante como la calidad del modelado. El estilo vale tanto como las proezas técnicas. Y no solo queremos juegos que se vean bien, sino que se vean como ningún otro. Estos cinco cumplen la misión.

GAMING 2018: Mayor Impacto Visual

5

Forza Horizon 4

La saga Forza siempre se destacó por su apartado técnico y la entrega más reciente de su popular spin off no fue la excepción. Forza Horizon 4 es el juego que mejor se ve en las plataformas de la familia Xbox, inclusive en la Xbox One S. Esta vez el festival se desarrolla en el Reino Unido y la adición de los cambios de estación cada semana la espectacularidad gráfica está asegurada. Pocas experiencias del género son tan impactantes como frenar en un acantilado durante un atardecer, atravesar páramos nevados a toda velocidad o contemplar cómo el otoño afloja las hojas de los árboles. Todo esto sería una anécdota si el juego en sí no fuera bueno, pero además de verse increíble sigue estando a la cabeza del género. No hay arcade de conducción que le haga sombra a la exclusividad de Microsoft y la incorporación de eventos de temporada en un mundo persistente lo vuelven una experiencia obligatoria para los amantes de la velocidad. (Sebastián Cigarreta)

GAMING 2018: Mayor Impacto Visual

4

Octopath Traveller

No es algo nuevo, mezclar sprites 2D en escenarios 3D; pero incluso esa técnica que muchos tachan de “barata” tiene su ciencia y, desde luego, su arte. En el caso excepcional de Octopath Traveler, el desarrollador Acquire se mandó un bellísimo trabajo de diseño en el uso de texturas y efectos de partículas, haciendo del juego un espectáculo para los ojos. Los sprites y texturas 16-Bit, muy reminiscentes a la era dorada de la SNES, se lucen en este juego de rol a la Vieja Escuela. El uso apropiado de luces da brillos y sombras en los lugares apropiados, generando una sensación de profundidad en las imágenes 2D, convirtiendo cada pantalla en un diorama viviente que podemos quedarnos viendo por horas. Una de las exclusividades más bonitas de Nintendo Switch, sin lugar a dudas. (Maximiliano Baldo)

GAMING 2018: Mayor Impacto Visual

3

Return of the Obra Dinn

Algo que podemos decir de Lucas Pope es que el tipo es original en lo que hace. Return of the Obra Dinn podría haber sido un simple (y muy competente) juego de deducción por sí mismo, pero Pope tenía que ir más allá y añadir un elemento que lo destaque entre otros; y ese elemento vino del lado del filtro de 1-Bit que tuvo que desarrollar para que todas y cada una de las escenas de su juego sean interpretadas como píxels blancos o negros, y allí se termina la paleta de colores. Esta decisión le costó años de trabajo, pero el resultado es simplemente impactante: un juego que realmente causa una enorme impresión en todo el que lo observa. Cada pequeño detalle del barco que da nombre al juego parece resaltar aún más con esta estricta limitación de tonos, emulando la vieja época de monitores Hercules y otros sistemas antiguos que hacían lo que podían con lo poco que tenían. Al fin y al cabo, si vas a hacer tu juego basado en una época que apunta al romanticismo histórico, dale, meté ese romanticismo en la estética de monitor viejo, que los nostálgicos entre el público te lo vamos a agradecer eternamente. (Maximiliano Baldo)

GAMING 2018: Mayor Impacto Visual

2

God of War

La mayor innovación visual de God of War no está en el meticuloso modelado de rostros ultraexpresivos de personajes que tratan de ocultar sus emociones. Tampoco en los espectaculares ambientes, casi tangibles sin perder la extrañeza de lo fantástico. Ni siquiera en el trabajo fino de los detalles de arquitectura y artesanía nórdica. No - lo que hace a God of War estar cerca de la cima de esta lista es el concepto de narrar un juego entero con una cámara que nunca corta, sigue a los personajes sin parpadear, sin descansar un segundo. Esta decisión estética le da una inmediatez y urgencia al juego que hace que la gesta de Kratos nos obsesione, aunque su importancia sea solo personal - llevar esas cenizas a la cima es más importante que salvar al mundo o vengarse de los dioses. Es una pena que el juego sabotee su propia innovación cortando a menús y pantallas de mejora de personaje. Quizás en la secuela el gran Cory Barlog encuentre la forma de resolverlo. (Ignacio Esains)

GAMING 2018: Mayor Impacto Visual

1

Red Dead Redemption 2

Red Dead Redemption 2 es una experiencia visual desde lo más general hasta los pequeños detalles. Rockstar siempre cuida muchísimo el realismo de sus mundos abiertos, al punto de que se sienten vivos y dinámicos. La nueva entrega del Western nos maravilla con la diversidad de paisajes, gana en dirección de arte por completo. Nunca nos importó tan poco desbloquear el viaje rápido como en Red Dead Redemption. Cabalgar es un placer. Admirar el detalle de los biomas aún más. La vegetación, los caudales de agua, los efectos meteorológicos y las transiciones de día / noche tienen un trabajo gráfico encima como pocas veces vimos en videojuegos de consola.

Y los pequeños pueblos que visitamos están recreados con lujo de detalle. Llegar a Valentine junto a la salida del sol es uno de los mayores espectáculos. Vemos lo distintos y únicos que son los edificios, y cómo se proyectan sus sombras sobre el suelo lodoso, ¡que parece lodo real! Las animaciones de los personajes y los animales están a la altura también.

No hace falta jugar Red Dead Redemption 2 en Xbox One X o en PS4 Pro para admirar lo sublime de su apartado visual. Es cierto que la versión de Xbox One X gana en texturas y profundidad de campo por sobre las demás (porque es la única que corre en 4K nativo), pero el verdadero delirio visual está en apreciar su dirección de arte. Red Dead Redemption 2 es un juego hermoso. (Florencia Orsetti)

En esta nota